LANESTOSAKO ERREPUBLIKAZALEAK (1930-1937)

REPUBLICANOS Y REPUBLICANAS DE LANESTOSA

Como en todo el agro vasco en Lanestosa de los años treinta son de derechas, mucho de derechas. En estos extremos de Bizkaia casi no encontramos ninguna información sobre las organizaciones republicanas, llegan hasta un 16% de votantes, pro las referencias que tenemos son cogidas con pinzas.

 La intención de esta sección es publicar los escasos datos de las personas  y con vuestras aportaciones de lectores  ir añadiendo/corrigiendo los datos (biográficos y fotográficos), bien como comentario o bien escribiendo al correo: crepublicano@gmail.com.

Nortzuk ziren Errepublika garaiko errepublikazaleak?, zein izan zen haien bilakaera? Zuenlaguntzarekinhauenistorioak eta historia berreskuratu gura  geunketxokohonetan. crepublicano@gmail.com. 

La Villa de Lanestosa es el municipio más pequeño de Bizkaia ocupando apenas 1,31 kilómetros cuadrados de extensión. Se sitúa en el último extremo occidental de Bizkaia, avanzada en el valle cántabro del Asón. Es una de las más antiguas villas vizcaínas, y es una de las dos villas de Las Encartaciones(Balmaseda, Lanestosa), fundada en el año 1287 al pie del Puerto de los Tornos con la intención era tener presencia vizcaína en el camino comercial castellano con la costa cántabra,el camino Burgos-Laredo. La situación geográfica es privilegiada al estar  enclavada en un entorno natural marcado por un estrecho valle dominado por  las cumbres de Sierra Lobera (723m.) y la Peña del Moro (829m.), siendo bañada por el río Calera.

Se transforma en el siglo XX como consecuencia de los indianos retornados, creciendo como ensanche hacia la carretera de Laredo. Los indianos son a la vez los caciques que controlarán el poder político, también durante la República. En siglo XIX y la primera parte del XX, muchos encartados emigraron a América, algo habitual en toda la cornisa cantábrica. En el origen estaban las escasas perspectivas que ofrecían estos municipios por la precariedad de sus economías basadas en la agricultura y la ganadería, con métodos tradicionales. Una mínima parte consiguieron triunfar y retornar. En general lo hicieron a una edad avanzada y actuaron como rentistas, haciendo gala del status conseguido. En este sentido, las iniciativas más relevantes fueron la construcción de una residencia y un panteón, sin olvidar su afición por los automóviles, las joyas, el mobiliario ostentoso, los avances tecnológicos o su condición de benefactores, etc.

En 1930 la población nestosana de  647 habitantes en sus dos barrios: La Ventilla (arriba), El Polvorín (Abajo). Hoy cuenta con una población de aproximadamente 270 habitantes.Los nestosanos estuvieron al margen de todo proceso de industrialización y lo poco que hubo se había cerrado al inicio de los años treinta, las Minas (Matilde, Milagros y Lucía en 1930). La situación económica no era muy buena, ya que estaban en paro forzoso la totalidad de los obreros de Lanestosa.

ENKARTERRIAK
Alonsotegi Arcentales Balmaseda Galdames Gordexola Gueñes
Karrantza Harana Lanestosa Sopuerta Trucios-Turtzioz Zalla
Si tomamos en cuenta las Encartaciones históricas tenemos más información en estos dos enlaces: EZKERRALDEA ERREPUBLIKAZALEA Y Meatzaldeko errepublikazaleak

AYUNTAMIENTO REPUBLICANO

El día 5-IV-1931, de acuerdo con el art. 29 de la Ley Electoral, fueron proclamados sin votación como concejales definitivamente elegidos, por no haber mayor número de candidatos que el de elegibles, los siguientes señores: Evaristo Crespo. Domingo Ruiz . Alfredo García . Francisco Martínez Zalocain. Pedro Martínez . Pedro Gutiérrez Echevarría. Francisco Viota. El alcalde será Domingo Ruiz Ocejo. Como venía siendo habitual la política municipal en Lanestosa seguía estando en manos de  los rentistas, propietarios, controlada por ricos indianos e importantes propietarios.

En 1.933 se repitieron la elecciones municipales en aquellos municipios en que sólo se había presentado una candidatura se había elegido la corporación sin votación, en virtud del artículo 29 de la ley electoral, se repitieron   el 23 de abril de 1933, en ellas las mujeres pudieron votar por primera vez. Repetición de elecciones en 1933, no hubo cambios respecto a etapas anteriores, lo controlaban los propietarios, fueron los mismos que en 1931. Excepto Francisco Martínez Zalacaín que había fallecido en 1931.

Respecto a las elecciones generales, subrayar que en las tres vencieron las derechas, llegando las izquierdas a conseguir un 18% de los votos aproximadamente. En las elecciones generales del 28 de junio de 1931 ganaron los candidatos de derechas, recibiendo Aguirre 91 votos y Basterrechea 90, muy por delante del republicano Madariaga con 36 y el socialista Zugazagoitia con 35. En las elecciones generales del 19 de noviembre de 1933, el Frente Contrarrevolucionario venció abrumadoramente con 252 votos, mientras los republicanos-socialistas obtenían 29 votos y el PNV sólo 5. Finalmente en las elecciones generales del 16 de febrero de 1936, el Frente Contrarrevolucionario volvió a ganar con 250 votos, mientras el Frente Popular obtenía 52.

Para que no haya dudas sobre el carácter conservador de los ediles, un ejemplo, en 1932 hacen la siguiente declaración con el tema de los Jesuitas,  el Ayuntamiento de Lanestosa “se dio cuenta de un oficio-circular del Ayuntamiento de Lequeitio, comunicando un acuerdo del Ayuntamiento, del día 18 de abril último pasado, según el cual acuerdan protestar con toda energía del acuerdo que según divulga la prensa, ha adoptado el Ayuntamiento de Gijón, referente a que se expulse de España a la Compañía de Jesús, por considerarlo contrario no sólo a las normas de justicia y ciudadanía, sino al más elemental derecho de gentes. Asimismo que se invite a los municipios de Vizcaya y de otras provincias que coincidan con el criterio defendido por el de Lequeitio, a que eleven telegramas de protesta al Presidente de la nueva República a fin de que no lleguen a herir sentimientos religiosos de una gran masa de ciudadanos, dando con ello la sensación de que el cambio de régimen garantiza el mutuo respeto y la verdadera libertad. Este Ayuntamiento por unanimidad, acuerda adherirse al de Lequeitio en el acuerdo relatado, y que se eleve el correspondiente telegrama de protesta” (Libro de actas de Lanestosa, 3 de mayo de 1931).

ESTATUTO  DE LAS ENCARTACIONES

Lejos del estatutismo impulsado por el PNV y los tradicionalistas, en el verano de 1931 el Ayuntamiento de Portugalete propuso una autonomía propia para Las Encartaciones, con el respaldo de los municipios republicanos y socialistas, sobre todo los de la Margen Izquierda.

Lanestosa desde sus inicios siguió la senda marcada por nacionalistas y tradicionalistas. Así por ejemplo, el de Lanestosa celebró una sesión extraordinaria y manifestó su apoyo a la iniciativa, “por considerarla de sumo interés e importancia para las provincias vascas”, añadiendo que “en virtud de la situación topográfica de esta villa, por cuyo motivo resultaría un viaje sumamente pesado, para la asistencia a la Asamblea, por unanimidad se acuerda rogar al Sr. Alcalde de Guecho (Vizcaya) tenga la amabilidad de representar a este Ayuntamiento en repetida Asamblea, por lo que se le quedará altamente reconocido” (Libro de actas de Lanestosa, 9 de junio de 1931).

El 9 de agosto se celebró una asamblea de Sopuerta, asistieron representantes de los ayuntamientos de Trucíos, Arcentales, Galdames, Sopuerta, Barakaldo, Sestao, Portugalete, San Salvador del Valle (Trápaga), Abanto y Ciérvana, Santurce, Ortuella y Musques, además del de Basauri, que ni geográfica ni históricamente nunca perteneció a Las Encartaciones. Por su parte los ayuntamientos de Balmaseda, Zalla y Güeñes decidieron esperar al resultado del proceso estatutario vasco antes de manifestarse, aunque consideraron del “mayor interés” la iniciativa. En cuanto al de Lanestosa, no acudió a la reunión de Sopuerta, considerando sin duda que el proyecto que había que respaldar era el Estatuto de Estella. Respecto al estatuto de la Encartaciones no participan ya que “estimar como previa la aprobación de la asamblea constituyente del Estatuto, trámite previo…”Poco a poco aquel fugaz autonomismo encartado se fue apagando y finalmente no se volvió a hablar del tema.

De la misma manera, el Estatuto de Estella fue presentado en Madrid y rechazado en las Cortes por contravenir el carácter laico de la República, y dos años más tarde se sometió a plebiscito un nuevo proyecto de Estatuto Vasco, adaptado a la Constitución de la República y ya sin Navarra..En el plebiscito sobre el Estatuto Vasco del 5 de noviembre de 1933, con un censo de 396 electores, hubo 316 votos a favor y 4 en contra.

1934: DIMISIÓN DE AYUNTAMIENTOS Y REVOLUCIÓN DE OCTUBRE

Estos hechos tan trascendentales en toda Bizkaia, no conocemos que tuviera efectos en Lanestosa. Ni se anuló el Ayuntamiento por el estatuto del vino en septiembre, tampoco en Octubre de 1934  se produjo ningún incidente. Pero pasados unos días, la corporación local el 28 de octubre de 1934, acordó felicitar al gobernador civil por su actuación con el movimiento revolucionario y abrir una suscripción…

EL OCASO REPUBLICANO

 En el caso de Lanestosa, al no haberse conservado las actas municipales a partir del 21 de junio de 1936, no sabemos lo que pasó durante la contienda. La junta de defensa estuvo presidida por el nestosano Valerio San Emeterio.

Lanestosa quedó alejada de los frentes orientales, pero muy cerca del frente burgales, al estar en el camino de los Tornos. Así se instaló un hospital de sangre, en el que fallecieron al menos 26 milicianos desplazados desde el inmediato frente de Burgos. En la comarca encartada sabemos que se habilitaron al menos 4 de estos hospitales de sangre: los citados de Sodupe y Zalla, otro en el balneario de Molinar de Carranza, y otro en Lanestosa. Este último era el más próximo al frente, y estaba en una casa grande a la salida de la villa en dirección al Puerto de los Tornos. Los vecinos de Lanestosa recuerdan que del puerto bajaban coches y camiones con heridos y muertos; los primeros eran atendidos en el hospital, y los muertos enterrados en una gran fosa común que se hizo en el cementerio local.

En Lanestosa no se registraron incidencias bélicas, con excepción de un bombardeo de la aviación franquista que costó la vida a 2 vecinas y varios milicianos el 2 de julio de 1937. Cano Cárcoba, María: nacida en Valle de Ruesga era vecina de Lanestosa tenía 24 años., falleció el 2 de julio de 1937 a las 11 horas a consecuencia de… (tachado) “heridas de metralla”, su hijo se salvó, estaba embarazada de otro. Y Palacio Olazábal, Josefa (“La de Latatu”): nacida en el Valle de Carranza y vecina de Lanestosa, falleció el 2 de julio de 1937 a las 11 horas a consecuencia de… (tachado) “heridas de metralla” Tenía 80 años.

Debido a su situación en el extremo occidental de Vizcaya, Lanestosa fue la última localidad del País Vasco en caer en poder de los golpistas. Tras la rotura del frente vizcaíno el lunes 23 de agosto de 1937, los nacionales entraron en Lanestosa el martes 24, 2 meses después que en Bilbao y en el contexto de la traición de Santoña. En concreto fueron fuerzas de la 1ª Brigada de Castilla que descendieron desde el Puerto de los Tornos, sin encontrar resistencia por parte de las tropas republicanas, que se retiraron hacia Santoña y Santander.

Republicanos de Lanestosa

Gallo Corso, José. Médico de Lanestosa y miembro activo a favor de la república, de la Asociación al Servicio de la República.ASR

San Emeterio Edilla, Valerio. Fue el nuevo alcalde de Lanestosa en 1936. Desconocemos su filiación política.Era albañil de Lanestosa hizo La FUENTE DE LA PIÑA de estilo neoclásico,  data del año 1917 con sus elegantes bancos labrados en piedra obra de este cantero nestosano Valerio San Emeterio

SANTIBAÑEZ ROMERO, LEONARDO Isidro Nacido en Lanestosa el 15 de mayo de 1917, hijo de Nicolás Santibáñez del Corte, natural de Carranza, y Soledad Ranero Trápaga, natural de Lanestosa (Registro Civil de Lanestosa, nacimientos, tomo 6, folio 110, nº 110). Vecino de Lanestosa, soltero, de la quinta del 38, miliciano del batallón vasco nº 45 o “Fermín Galán” (UR), murió en el frente de Ochandiano el 31 de marzo o 4 de abril de 1937 a consecuencia de “acción de guerra con Ejército Republicano” (Registro Civil de Lanestosa, defunciones, tomo 6, folio 104, nº 201; EGAÑA, tomo 7, p. 324; y testimonio de Vicente Trueba Crespo). Tenía 19 años.

Jose Alvarez

fuentes

 

Esta entrada fue publicada en Gure zaharren gomutaz. Memorial de los republicanos 1930-40 y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .