¿Un republicanismo trans-ibérico?

Con el objetivo de impulsar la reflexión hausnartzen. ¿Qué República?  Os presentamos este artículo de Garardo Pisarello publicado en CTX. https://ctxt.es/es/20210401/Firmas/35650/republica-iberismo-trans-iberico-valle-inclan-pessoa-monarquia-pisarello.htm

Con 600 millones de hispanoparlantes y 260 millones de habla portuguesa, las posibilidades del trans-iberismo son inmensas. Podría ser un antídoto a la internacional neofascista y contribuir a un nuevo orden menos imperial y más republicano

A pocos días del 90 aniversario del 14 de abril de 1931, emociona leer el reciente ensayo de Ian Gibson, Hacia la República Federal Ibérica. Reflexión y sueño de un hispanista irredento. En él, el hispanista irlandés, biógrafo, entre otros, de Federico García Lorca y de Antonio Machado, recupera la necesidad de conectar el iberismo a un nuevo republicanismo capaz de estrechar vínculos entre los pueblos y gentes de toda la Península, pero también más allá de sus fronteras. 

En medio de la espesa niebla pandémica, el Iberismo puede parecer una empresa lejana a las preocupaciones actuales de la gente. No obstante, como el propio Gibson muestra, son cada vez más las personas que tanto en Portugal como en España consideran que un mayor conocimiento y una cooperación más estrecha entre los pueblos peninsulares comportaría ventajas innegables. De entrada, contribuiría a una mayor toma de conciencia de una riqueza lingüística, cultural, plurinacional, tan formidable como poco aprovechada. Asimismo, reforzaría el peso de los países del Sur en Europa y ofrecería –como se ha visto la propia negociación de fondos de recuperación– un saludable contrapeso a las grandes potencias centrales y nórdicas.

Junto a ello, existe sin embargo otra importante razón para rescatar la necesidad de un nuevo republicanismo ibérico, o mejor, trans-ibérico, para utilizar el término acuñado por el escritor José Saramago con el objetivo de incluir en él tanto a América Latina como a África. Y es que ese proyecto republicano aparece hoy como un eficaz antídoto al proyecto reaccionario, también transoceánico, con el que la extrema derecha pretende ganar influencia política y económica en lo que, de manera algo críptica, llaman la “iberoesfera”.     

Este último objetivo, defendido abiertamente por Santiago Abascal y sus adláteres, utiliza la vieja retórica imperial, autoritaria y nacional católica del franquismo. Pero se plantea recrearla, con la ayuda de fenómenos como el trumpismo, de la mano de personajes como Steve Bannon y de aliados como Bolsonaro, en Brasil, o como el fugado exministro golpista de Bolivia Arturo Murillo. Con el objeto de gobernar la “iberoesfera”, precisamente, la ultraderecha española ha impulsado iniciativas como la Fundación Disenso, cuyo objetivo sería combatir, a uno y otro lado del Atlántico, lo que con desdén denominan el “consenso progre”, un epíteto que en realidad incluye las grandes conquistas civilizatorias de nuestro tiempo, desde los derechos humanos y la defensa de la justicia social y ambiental, hasta el feminismo o el respeto por los derechos de las personas migrantes o LGTBI.

1- Las diferentes declinaciones políticas del iberismo

En un contexto de este tipo, un rescate del republicanismo iberista como el que plantea Gibson adquiere una importancia de primer orden. Ya desde la revolución francesa, el republicanismo de ámbito ibérico fue una pieza central de las iniciativas más modernas y vanguardistas que se fraguaron a ambos lados del río Tajo.

Fue en 1792, de hecho, cuando el abate sevillano José Marchena lanzó una primera propuesta de República federal ibérica que todavía hoy sorprende por su audacia. Y lo mismo puede decirse de las propuestas iberistas lanzadas durante la llamada Revolución liberal de Oporto de 1820 por progresistas portugueses que estaban en contacto con los seguidores de Rafael del Riego que luchaban contra el absolutismo de Fernando VII.

Algunas de estas iniciativas apuntaban a un Iberismo fusionista, moderado, partidario simplemente de reunir a Portugal y España bajo un único proyecto, pero siempre monárquico. Este fue el sentido, por ejemplo, de la iniciativa pionera apoyada por el diplomático catalán Simbald de Mas, quien en La Iberia, de 1851, defendió las ventajas económicas, políticas y sociales de la unión de las dos monarquías en un solo reino multinacional. Junto a estas propuestas, en todo caso, hubo otras más radicales y democráticas, directamente republicanas, como la que llegó a plantear la unión federada de siete repúblicas peninsulares, de las cuales cinco estarían del lado español y dos del portugués.

En general, cuando las ideas republicanas se abrían paso a ambos lados del Tajo, los proyectos iberistas, progresistas, cobraban fuerza, sobre todo porque la monarquía aparecía como un tapón para los avances científicos y para la democratización y modernización de la Península. Y a la inversa, cuando la monarquía se restauraba, iba acompañada de iniciativas anexionistas, como la que intentó impulsar Alfonso XIII de Borbón, o de alianzas reaccionarias, sin ninguna aspiración democratizadora, como las que establecieron Franco y Oliveira Salazar en el contexto de la Guerra Fría.

2- Los orígenes del republicanismo ibérico

A pesar de su escasa visibilidad presente, las iniciativas iberistas, republicanas, atravesaron la historia peninsular a lo largo de todo el siglo XIX. En pleno fragor de la revolución francesa de 1848, por ejemplo, ya había en París centenares de exiliados de toda la Península debatiendo estrategias comunes y organizando manifestaciones iberistas. Más tarde, y bajo el influjo aún vivo de la Comuna parisina de 1871, la Primera República Española de 1873 también dio pábulo a propuestas iberistas antimonárquicas, de claro contenido social y de inspiración municipalista, cantonal, federales y confederales. 

Hacia finales de siglo, la idea de un iberismo de los oprimidos fue cuajando en círculos socialistas y anarquistas de toda la Península

Uno de los efímeros presidentes de la Primera República española, Francesc Pi i Margall, criticó en su libro Las Nacionalidades, de 1877, la política prepotente, agresiva y unitarista que la monarquía española había tenido con Portugal. En su opinión, y partiendo de ejemplos como el de Suiza, hacía falta un régimen confederal más que simplemente federal para que el país vecino aceptara algún tipo de unión ibérica. También el federalista y socialista cartagenero Fernando Garrido escribió por ese entonces un precioso libro –Los Estados Unidos de Iberia, de 1881– defendiendo el republicanismo ibérico como la única alternativa viable a la decadencia del régimen centralista y oligárquico de la Primera Restauración borbónica. Y algo similar ensayó el socialista portugués Sebatião de Magalhães Lima, quien en 1893 publicó en francés La Federación Ibérica, donde entre otras cuestiones describía un encuentro republicano e iberista realizado en Badajoz, con representantes políticos y de la sociedad civil de ambos lados de la frontera hispano-lusa.   

Hacia finales de siglo, la idea de un iberismo de los oprimidos, que incluyera a las clases trabajadoras y no simplemente a las élites, fue cuajando en círculos socialistas y anarquistas de toda la Península. Entre los más entusiastas había figuras como las del republicano federalista Teófilo Braga, quien antes de ser presidente de la República portuguesa en 1915 había escrito un prólogo para el libro Iberisme, escrito en catalán por el periodista y poeta Ignasi Ribera i Rovira. También formaron parte de estas corrientes artistas notables como Eça de Queirós o Antero de Quental. Este último, influido como muchos de sus coetáneos por el anarquismo de Proudhon y por el socialismo utópico, pronunció en 1871, en el Casino de Lisboa, una conferencia titulada Causas da decadência dos povos peninsulares nos últimos três séculos. En ella, identificaba los factores clave en la explicación del declive. La expansión ultramarina, que había favorecido el rentismo y el dinero fácil; la contrarreforma católica, con su carga de intolerancia inquisitorial; y el absolutismo monárquico, desde el de Felipe II –“verdugo de las naciones”– hasta el borbónico. A la “monarquía centralizada, uniforme e impotente”, Antero oponía la “federación republicana […] de todas las voluntades soberanas, ampliando y renovando la vida municipal, dándole un carácter radicalmente democrático, porque solo ella es base e instrumento natural de las reformas prácticas, populares, niveladoras”.

El vínculo entre ese republicanismo ibérico federal y las nuevas ideas socialistas y anarquistas no fue algo excepcional. En 1872, el propio Antero organizó la sección portuguesa de la Asociación Internacional de Trabajadores y se presentó a las elecciones como candidato socialista. Al calor de este clima político cultural se crearían también organizaciones como la Federación Anarquista Ibérica, de 1927, o la Federación Ibérica de Juventudes Libertarias, de 1932.

3- Una Iberia republicana, federal y plurinacional

El propio poeta Fernando Pessoa, tan complejo en sus afinidades ideológicas, saludó a la República que en 1910 derrocó al rey Manuel II como un primer paso hacia lo que llamaba “la civilización ibérica”. Ese ideal, que dibujó en su texto “El problema ibérico”, exigía acometer algunos cambios inaplazables. De entrada, abolir la monarquía borbónica española, a la que detestaba. Segundo, impulsar algún tipo de articulación confederal de la Península en sus tres “nacionalidades esenciales”: Castilla, Catalunya y el Estado galaico-portugués con sus tres lenguas respectivas (Pessoa no mencionaba aquí a Euskadi, aunque también reconocía su especificidad nacional). Tercero, “expiar el crimen que cometimos al expulsar de la Península a los árabes que la civilizaron”. Cuarto, conseguir que España abandonara el “vasto sepulcro” de Marruecos, y Portugal sus colonias, a las que ya no tenía derecho.

Ideas como las de Pessoa y otros iberistas resonarían en muchas otras tradiciones republicanas peninsulares. Desde luego, en el republicanismo andaluz de Blas Infante, para quien era central poner en valor la herencia árabe “tolerante y de libre civilización”, como la describía Pessoa. También una parte importante del republicanismo gallego y catalán recibieron estas propuestas con entusiasmo.

Ramón María del Valle Inclán defendió siempre la idea de una federación ibérica. De hecho, propuso la división de la península en cuatro grandes zonas coincidentes con las que plantearon los romanos: Cantabria, Bética, Tarraconense y Lusitana, y sugirió que Bilbao, Sevilla, Barcelona y Lisboa fueran como capitales como Madrid. La primera Asamblea Nacionalista de Lugo, de 1918, proclamó abiertamente la necesidad de que las diferentes nacionalidades peninsulares fueran reconocidas “en una Gran Iberia”. La segunda, de 1919, pidió directamente que se anulara el pasaporte con Portugal. Y Alfonso Castelao, figura prominente del republicanismo gallego, defendió con igual entusiasmo el iberismo en sus reflexiones sobre “Hespaña” incluidas en su obra Sempre en Galiza.

Valle Inclán sugirió que Bilbao, Sevilla, Barcelona y Lisboa fueran como capitales como Madrid

En Cataluña, la idea de un iberismo republicano y plurinacional, superador del centralismo uniformista de los Borbones, se fue gestando a partir de escritos como el ya citado de Ribera i Rovira o los del poeta Joan Maragall, quien acompañó su Adéu a la España humillada en Cuba y Filipinas con un encendido Himne Ibéric que entusiasmó a Miguel de Unamuno, otro iberista convencido, aunque más cultural y “espiritual” que estrictamente político.

Las emociones positivas que el iberismo despertaba en muchos círculos republicanos eran tales que no sorprende que Francesc Macià, presidente de la Generalitat por Esquerra Republicana de Catalunya, proclamara en 1931 “la República catalana dentro de una Federación de Repúblicas ibéricas”. O que la propia Constitución de la II República concediera la doble nacionalidad a los lusitanos afincados en España, así como a los brasileños.

4- La transición a la monarquía parlamentaria y el olvido del iberismo

Tras la caída de la II República, la dictadura franquista recuperó las veleidades neocoloniales y nacional-católicas que habían entusiasmado a Alfonso XIII y marginó y reprimió a las tradiciones ibéricas. Franco y Oliveira Salazar, de hecho, no pasaron de celebrar en 1942 un escueto Pacto Ibérico que renunciaba a cualquier aspiración iberista, limitándose a resguardar las fronteras y a asegurarse la pervivencia de los dos regímenes dictatoriales.

Con el movimiento antifranquista, en cambio, las propuestas republicanas de alcance ibérico reaparecieron, sobre todo bajo el influjo de la Revolución portuguesa de los Claveles de 1974. Pero aquello duró poco. La transición de la dictadura a una monarquía débilmente parlamentarizada no tardó en desdibujar o minimizar estas iniciativas. Y no solo eso. A partir de los fastos del Quinto Centenario de 1492 y sobre todo de la llegada al poder de José María Aznar, comenzó a ganar fuerza un nuevo nacionalismo de Estado, españolista, neoliberal y dócilmente subordinado al Gobierno de los Estados Unidos, aunque furiosamente autoritario respecto de su pluralidad nacional interna y ferozmente neocolonial en su relación con América Latina y África.

Se planteó la necesidad de pensar una confederación Ibero-afro-americana de repúblicas comprometidas con relaciones económicas justas

Esta deriva, en todo caso, no se produjo sin resistencias. Hacia 1990, José Saramago decidió profundizar algunas de las ideas de Pessoa en un texto titulado “Mi iberismo” que incorporó como prólogo al prolijo libro Sobre el iberismo, y otros escritos de literatura portuguesa de César Antonio Molina. En su introducción, el autor de La balsa de piedra (A janglada de pedra) reconocía la existencia en Portugal de cierto recelo frente a la prepotencia española-castellana, mayor incluso que ante los abusos de Inglaterra o Francia. No obstante, consideraba que era imprescindible recuperar una perspectiva ibérica que impulsara un diálogo renovado, no ya solo entre dos Estados, sino entre todas las naciones y gentes peninsulares, como quería el propio Pessoa. Por otro lado, el futuro Nobel de Literatura se mostraba convencido de que ni Portugal ni España podían apuntarse a un europeísmo eurocéntrico y frívolo que acabara convirtiendo el “ser europeo [en] el toque final de la perfección y la vía ancha para la felicidad eterna”. Por el contrario, defendía la necesidad de volver “los melancólicos ojos hacia América Latina donde, a pesar de la cúpula magnífica de la lengua del imperio económico, se sigue hablando y escribiendo en portugués y en castellano”.

5- Hacia una red republicana fraternal y trans-ibérica

Estas reflexiones de Saramago sobre la necesidad de un iberismo democrático, transoceánico, continuaron en las décadas siguientes. Junto a su compañera Pilar del Río, estimuló estos debates no solo en la Península sino en los Foros Sociales que, a partir de 2001, se plantearon como contrapunto a los Foros de Davos, haciendo suya la consigna de que “Otro mundo es posible”. En estos Foros, Saramago discutió las potencialidades de este iberismo contrahegemónico junto a activistas y pensadores de izquierdas y anticolonialistas como el republicano gallego Xosé Manuel Beiras, el sociólogo Boaventura de Sousa Santos, la líder indígena y activista guatemalteca Rigoberta Menchú o el escritor Eduardo Galeano. En estos debates, el reconocimiento de una Iberia plurinacional y plurilingüe se mostró inescindible del reconocimiento de una América igualmente plural. Esto es, no exclusivamente hispano-portuguesa sino respetuosa de los pueblos originarios que antes de la llegada de Colón ya habitaban lo que el pueblo Kuna en Panamá y Colombia denominó Abya Yala (Tierra Viva o Tierra en florecimiento).

Este debate sobre la pluralidad nacional no sólo de la Península sino del propio continente americano se plantearía con fuerza, años después, en países como Bolivia, Ecuador o México. Pero no se agotaría en una discusión puramente cultural. Vendría acompañada, también, de una crítica al neocolonialismo económico impuesto por ciertas oligarquías políticas y económicas del Norte aliadas con otras del Sur. A partir de este debate y de la aparición de nuevos movimientos sociales que denunciaron esta realidad, se planteó la necesidad de pensar una comunidad, una confederación Ibero-afro-americana de repúblicas no solo con intereses culturales compartidos, sino comprometidas con relaciones económicas justas, no depredadoras y ecológicamente sostenibles.

Con unos 600 millones de hispanoparlantes en el mundo y unos 260 millones de habla portuguesa, las posibilidades del trans-iberismo son hoy inmensas. De hecho, no solo podría ser un eficaz antídoto a la internacional neofascista con la que sueñan los Bolsonaro, los Trump o los Abascal de turno. También podría contribuir a la construcción de un nuevo orden global menos imperial, menos colonial, más policéntrico y más republicano, a la altura de los tiempos.

Como bien recuerda el estimulante ensayo de Gibson, un nuevo republicanismo transibérico está lejos de ser una causa perdida. No solo porque sus partidarios crecen en toda la Península, sino porque podría ser el embrión de una prometedora Matria –más que Patria– ibero-afro-americana. Esa nueva “terra da fraternidade”, capaz de conectar el Mediterráneo con el Atlántico del Norte y del Sur, resultaría –qué duda cabe– tan inspiradora como la evocada por Grândola, vila morena en los inolvidables días de la revolución de abril de 1974.

Publicado en Hausnartzen. ¿Qué República? | Etiquetado , | Deja un comentario

Un eclipse recorre el mundo

A mediados de mayo del año 63 a C. hubo un eclipse de sol en Roma, el cónsul Marco Tulio Cicerón lo consideró como una señal de mal augurio. Fue el presagio de la conjura del senador Catilina para tomar el poder de la Republica en noviembre. La conjura se atajó rápidamente, pero no predijo un mal mayor, la conjura del fascismo y el asalto al poder en Roma en noviembre de 1922 d C.

Cuando Benito Mussolini disfrazado de soldado fue interceptado por los partisanos en Dongo, en la carretera del Tirol huyendo hacia Suiza, llevaba un maletín con varios documentos, entre ellos un texto con las reflexiones y las valoraciones que escribió sobre la política de la Segunda Republica Española.

La sombra de la conspiración fue una amenaza constante para la democracia desde los primeros días de la proclamación de la Republica. Los lideres de Renovación Española, el partido monárquico de José Calvo Sotelo, buscaron apoyo en el régimen fascista italiano, recibieron financiación para organizarse, desestabilizar el gobierno y crear violencia callejera.

         “Esperemos lo que deseamos, pero sobrellevemos lo que acontezca”   Marco Tulio Cicerón

Después de la victoria del Frente Popular en febrero de 1936, la conspiración de los monárquicos y parte de los militares africanistas consiguió materializar un contrato de suministro de material militar con el régimen fascista italiano. Necesario para preparar un golpe de estado contra el gobierno de la Republica. Mussolini estuvo en contra de la Segunda Republica y de su régimen parlamentario.Quería tener un dominio total en el Mediterráneo e implantar un régimen fascista. España e Italia pertenecían a la Sociedad de Naciones, tenían relaciones comerciales, culturales y diplomáticas con plena normalidad. La conspiración fue un acto de piratería y sabotaje para derrocar un régimen democrático sin ningún motivo.

El apoyo personal de Mussolini como Presidente del Consejo de Ministros y Ministro de la Fuerzas armadas fue crucial para que los contratos de suministro de armas se materializasencon rapidez. Transportandolas fuerzas rebeldes africanas a bordo de los aviones italianos. El Corpo de Truppe VolontarieCTV que desembarcó fue de unos 80.000 soldados,bien equipados con material de combate. También vinieron asesores militares, técnicos, pilotos, camiones, tanques y cañones. La Armada italiana persiguió y bombardeóa barcos civiles, buquesde guerra y submarinos fieles a la Republica.

         “El verdadero modo de vengarse de un enemigo, es no asemejársele.”Marco Aurelio

El fascismo fue un régimen cruel que generómucha violencia física y dolor,primero en Italia y después en todos los territorios que se expandió: Libia, Abisinia, Albania, Grecia y España. Pero este régimen dictatorial se acabóel 28 de abril de 1945, cuando Mussolini fue colgado por los pies en la marquesina de una gasolinera en la piazzale Loreto en Milán. Lo que ha sobrevivido a su legado, es un neoliberalismo global y trasnacional, que es mucho mas peligroso que lo fue el fascismo.Es una tiranía global que no necesita conquistar territorios para imponer su voluntad a todas las zonas del planeta.Está al servicio de grandes corporaciones, de bancos y de fondos de inversión que solo buscan el beneficio de la corporación.

El Duce estaba presente en la vida italiana cada día, en las iconografías, en todos los noticiarios, en la prensa y la radio, recordando como se tenia que sentir y vivir.Las escuadras de las camisas negras se dedicaban a desfilar con  estandartes y música por avenidas y plazas de los pueblos y ciudades.

El poder actualmente es silencioso: no tiene rostro, no tiene patria ni bandera, es reaccionario, autoritario y corrupto, porque corrompe todas las voluntades.Este poder en la sombraejerce una violencia invisible y cruel. Destruyendo y disminuyendo el estado de bien estar. Deslocalizando las empresas, las fabricas y los centros de producción. Necesita destruirlas estructuras del estado y su fortaleza, que es la defensa de los ciudadanos,para alcanzar el poder sin lema y sin programa.

         “Las condiciones indispensables para lograrlo eran que el fascismo

         no tuviese programas definidos, ni ideas claras, ni objetivos precisos.”

         CurzioMalaparte “Muss. Retrato de un dictador” 1931.

Los principalesfactores, entre otros, que hicieron que enraizará el fascismo en Italia fueron: la debilidad del estado, la amenaza de una revolución comunista como la soviética y la frustración ocasionada por la primera guerra mundial. Hoy en día el fascismo no está visible en las calles y plazas, aunque los tres factores estén actuando en la sociedad. La memoria de los hombres y mujeres es corta y nos gusta olvidar con rapidez.

El lema de la libertad se ha usado contra el miedo: de un gobierno bolivariano y social-comunista, la frustración y la angustia ocasionada por la pandemia del covid-19 y con una administración regionaldébil. Implantando una política basada en: falta de atención a la sanidad publica, malversación del patrimoniopúblico, privatizando y externalizando los servicios públicos y minusvalorando la enseñanza publica. Todas estas medidas se han hecho en nombre de la libertad.El fascismo no está visible en las callesy plazas pero está presente en el gobierno de Madrid.

         “Reír nos hizo invencibles.No como los que siempre ganan, sino como aquellos que no se rinden”.
Frida Kahlo

Salud y República a todos. 

Joaquín Soler, arquitecto

Vocal de la Junta Federal de Unidad Cívica por la República UCR.

Publicado en Bertako berriak. Informaciones de aquí. | Etiquetado , | Deja un comentario

SOPELAKO ERREPUBLIKAZALEAK

REPUBLICANOS Y REPUBLICANAS DE SOPELANA

El republicanismo en Sopelana presenta gran similitud con la evolución que tuvo en su vecino Berango. Teniendo en los dos pueblos una fuerza relativa y muy superior que al resto de la comarca. Los republicanos tuvieron una importante representación muncipal con los concejales Echaniz, Gorostiola y Galbarriatu.

Sopelana limita al norte con el mar Cantábrico con los acantilados y playas y el término de Barrika, al sur con los de Urduliz y Berango, al este con Barrika y Urduliz y al oeste con Getxo y Berango. 

La intención de esta sección es publicar los escasos datos de las personas y con vuestras aportaciones de lectores  ir añadiendo/corrigiendo los datos (biográficos y fotográficos), bien como comentario o bien escribiendo al correo: crepublicano@gmail.com.

Nortzuk ziren Errepublika garaiko errepublikazaleak?, zein izan zen haien bilakaera? Zuenlaguntzarekinhauenistorioak eta historia berreskuratu gura  geunke txoko honetan. crepublicano@gmail.com

De la zona que se denomina Uribe hemos escrito sobre:

: BAKIOKO  ERREPUBLIKAZALEAK BARRIKAKO ERREPUBLIKAZALEAK ERANDIOKO ERREPUBLIKAZALEAK FRUIZKO ERREPUBLIKAZALEAK GETXOKO ERREPUBLIKAZALEAK LEMOIZKO ERREPUBLIKAZALEAK MEÑAKA ERREPUBLIKAN  MUNGIKO ERREPUBLIKAZALEAK  PLENTZIAKO ERREPUBLIKAZALEAK URDULIZEKO ERREPUBLIKAZALEAK, BERANGOKO ERREPUBLIKAZALEAK., GAMIZ-FIKAKO ERREPUBLIKAZALEAK, GORLIZKO ERREPUBLIKAZALEAK

EL AYUNTAMIENTO REPUBLICANO

El 12 de abril de 1931 no se celebran elecciones en Sopelana de acuerdo con el art. 29, fueron proclamados como concejales, por no haber mayor número de candidatos que el de elegibles. Esto está muy en la línea de la comarca y debido a la escasa politización de la zona. En esa ocasión fue elegido alcalde Antonio Arechavaleta Urréchaga.Según las filiaciones del 1 de octubre de 1932. Todos ellos eran nacionalistas vascos, excepto dos independientes el alcalde Antonio Arechavaleta y el primer teniente alcalde Pantaleón Trifol Echevarría. Antonio Arechavaleta además ya era alcalde antes.

En enero de 1933 se nombran comisiones gestoras en los ayuntamientos formados por el artículo 29 y en los que se celebrarían en abril 1933. La gestora de Sopelana la formó por una funcionaria: Concordia Moral Varga (alcaldesa), un contribuyente Avelino Garay y un obrero Luis Terrones.

En las elecciones municipales de 1933 la candidatura democratico republicana la formaban Ciriaco Echaniz Exposito, socialista y presidente del círculo democrático, Francisco Galbarriatu Sarria, socialista, Julian Gorostiola Uribe, exnacionalista republicano, Fermin Legarda, Santiago Ortolozaga, Jose María Barrenetxea (Acción Vasca).

Realizadas las elecciones el 23 de abril de 1933 se eligen 6 nacionalistas y 3 republicanos el Alcalde elegido fue Constantino Zurbano  y los concejales republicanos elegidos fueron Etxaniz, Galbarriatu y Gorostiola.

LAS ELECCIONES DE LOS AÑOS TREINTA

En las citas electorales republicanas que se sucedieron a lo largo de la etapa republicana ganará el PNV. Pero las izquierdas tuvieron importantes resultados. En las elecciones generales del 28 de junio de 1931, fue bastante igualado, la candidatura republicana obtuvo 99 escasos votos y la coalición de derechas formada por el PNV y CT ganó 113.

Es de resaltar la ejemplar votación obtenida en Plencia y Sopela, pero sobre todo la lección dada por Górliz sacando mayoría absoluta. Bien por los gorliztarras. Barrica, Urduliz y Lauquiniz enseñando por primera vez su democratización. A estos entusiasta de los pueblos pequeños debemos decirles quer no se apuren por los pocos votos de hoy, que tengan valor para luchar pue los que han abierto camino de la libertad de sus pueblos..,

 En las votaciones generales del 19 de noviembre de 1933, que dieron un claro triunfo a la derecha en España, los republicanos empeoraron sus votaciones, cuando va a ganar el PNV. Los republicanos acabaron volviendo a su situación inicial en febrero de 1936 con el 36% de los votos. En las elecciones generales del 16 de febrero de 1936 tuvo lugar el triunfo del Frente Popular en toda España, que englobaba a republicanos de izquierdas, socialistas, comunistas, nacionalistas catalanes y ANV. En Sopelana volvió a ganar la candidatura nacionalista.

LOS PARTIDOS Y LOCALES REPUBLICANOS.

Tenemos noticia de la existencia en 1932 de una agrupación del Partido Republicano Autónomo y en el 1933 una agrupación de Acción Republicana. Pero lo que fue el centro político del republicanismo en los años treinta fue el Centro democrático. En Sopelana también se forma a la altura de agosto 1932 una agrupación democrática. En Sopela el centro democrático se instaló en “Casa Aranoa, los locales del comerciante José Quintana.

Como en otros lugares no fue fácil encontrar los medios y en junio de 1932 señalan los “inconvenientes que ha tropezado esta comisión para encontrar local para poder instalar nuestro Círculo, debido la obstrucción que han hecho los caciques del pueblo

 Los Círculos democraticos se extendían por muchos municipios de Bizkaia desde principio de siglo, suponían un lugar de encuentro donde se preservaba la pluralidad dentro de la unidad.

En Sopela el centro democrático se compartía entre Acción Republicana y PSOE. El presidente del centro democrático Ciriaco Echaiz Exposito. Se disolvió hacia 1934 por no querer definirse políticamente los socios del mismo y habérseles denegado el local para tales reuniones sus dueños.

La República instauró las libertades democráticas animaron la vida política. Los Centros democráticos eran espacios de encuentro, que solucionaban la primera dificultad que se encontraba que era el lugar de reunión.  El Centro democrático, que además de desarrollar múltiples actividades funcionaba como sede de los partidos de izquierda. La finalidad era múltiple: lugar de reunión, de propaganda de ideas republicanas, espacio para procurar recreo e instrucción para los socios.  Estos  Centros Democráticos se crean en unos cuantos pueblos de Bizkaia, e incluso llega a crearse una Federación de Centros Democráticos de Vizcaya en noviembre de 1932, en la que estaban los de Zorroza, Retuerto, Las Arenas, Luchana, Berango, Sopelana, Olabeaga, Recaldeberri, Larrasquitu y Deusto. EL 19-10-32 Pretendían intensificar la propagande en los pueblos en defensa de la República y elevar la cultura de toda democracia

Nace con la misión primordial de cultivar con todo cariño de cultivar este espíritu,…. Esparciendo su semilla a los más recónditos caseríos.

Seguramente sería muchas las actividades realizadas, tenemos noticia de conferencias de líderes políticos, bien republicanos como Arturo España o socialistas como Jose Calvo (Presidente de JJSS de Algorta), Cesar Moja (concejal de Lejona) ,  Felipe Vizcarrondo “Juan Socialista” y Aurorita Arnaiz otros como  Pantaleón León juez municipal de Portugalete.

Una de las grandes preocupaciones de los republicanos de la época fue el paro obrero, una de las iniciativas sobre este aspecto la carta de Ciriaco Echaniz el  14 de julio de 1932.

VERANO Y OCTUBRE DE 1934

Con el triunfo de la derecha en España en las votaciones del 19 de noviembre de 1933, supuso una involución en  los avances republicanos, uno de ellos fue un proceso de recentralización. En Euskadi en el verano y otoño de 1934 la conflictividad social y política alcanzó su máxima gravedad. Durante junio se había producido una tensa relación entre el gobierno de España y la Generalitat. En agosto y septiembre va a ser el País Vasco el foco de tensión, que acabaría con la represión del movimiento municipalista.

En  el verano de 1934, los ayuntamientos vascos se movilizaron en defensa del Concierto Económico, el llamado “El pleito municipalista” por la aplicación del “Estatuto del vino”, que suponía perdida de autonomía en lo relativo a los impuestos de los municipios. El alcalde de Sopelana escribía que viene a representar el 60% de los ingresos, así que la supresión del gravamen traería consigo el desorden y la ruina.  El gobierno de Samper (Partido Radical) pretendía modificar el régimen fiscal específico que tenía el comercio del vino en el País Vasco, esa desgravación fiscal de su consumo perjudicaba a las haciendas locales vascas ya que afectaba a uno de los pilares de su recaudación. El conflicto culminó el 7 de septiembre de 1934 con la dimisión de los concejales nacionalistas, republicanos y socialistas, los cuales además fueron suspendidos judicialmente.

Según el Noticiero Bilbaíno 3-11-34 en Sopelana los Concejales juzgados son Pedro Saitúa, Silverio Areitio, José Angel Larrazabal, Francisco Galabarriatu, Ciriaco Echaniz, Julian Gorostiola. Los ocho que existían (Francisco Ondiz habia dimitido en febrero de 1934 por enfermedad) dimitieron

Se designan gestoras por parte de los gobernadores civiles, en general compuestas radicales, derechistas pero también algún republicano más pragmático. En Sopelana se nombró una gestora el 7 de noviembre de 1934. Alcalde Juan de Dios Uriarte Uriaguereca, Tenientes alcalde: Donato Basauri Alboniga, Alejo Eguskiza Bilbao, Síndico: Gabino Duñabeitia Bilbao, Regidores: Julian Iragüen Arrarte, León Bajaber Zabala, Juan de la Quintana Basauri, Isidoro Zamacona Charrualde

Al mes siguiente, en octubre, tuvieron lugar los sucesos revolucionarios en toda España, que en Vizcaya tuvieron gran incidencia en Bilbao y la Margen Izquierda. El triángulo comprendido entre Portugalete, San Salvador del Valle y Somorrostro estuvo en poder de los revolucionarios durante una semana. Se declaró la huelga el 5 de octubre y al igual que en otros lugares el paro general transcurrió con tranquilidad, salvo algún sabotaje.

Por no acudir al trabajo durante la huelga revolucionaria el 11 de octubre se suspende de empleo y sueldo a Jose Garay Amechazurra, ayudante de secretaría. La nueva corporación municipal enseguida acordó felicitar al gobernador civil por su acertada y brillante actuación al frente del gobierno de la provincia en la abominable huelga revolucionaria pasada.

EL OCASO DE LA II REPUBLICA TIEMPO DE GUERRA

 Durante largos meses la guerra estuvo alejada de la comarca. En se sitúa el “Cinturón de Bilbao”. A pesar de esa cierta lejanía del frente, las consecuencias de la guerra eran notorias. No solo la construcción del cinturón, si no desde septiembre de 1936 al menos 26 refugiados guipuzcoanos alojados en diversas casas del pueblo, en octubre se destina a hospital de sangre el chalet Arriatera situado en la playa..

 La Junta Defensa estaba en el salón de la sociedad cooperativa de consumo. Eran vocales de la misma: Julio Gallego Gómez, Fernando Rodríguez Duque, Federico Aguado Sustacha. Se extingue en diciembre de 1936

En noviembre de 1936 solo hay un puesto de concejal a cubrir que correspondías al Frente Popular. Hay tres candidatos: Jose María Ibarra Aldecoa (ANV), Francisco Fernández Gómez (IR) y Julio Gallego (socialista). Finalmente se adjudica el puesto a Jose María Ibarra Aldecoa

El 1 de febrero de 1937. El ayuntamiento de Sopelana lo componían Alcalde Constantino Zurbano (PNV), Jesus Marcaida 1 TA (PNV) Pedro Saitúa 2 TA (PNV), Silverio Areitio síndico (PNV), Jose angel Larrazabal (PNV), Jose María Ibarra (ANV), y los de Izquierda Republicana Ciriaco Echaniz Exposito, Francisco Galbarriatu Sarria, Julian Gorostola Uribe.

El 15 de Junio de 1937 Barrika, Urduliz, Sopela y Berango caían en manos de Brigada Mixta Flechas Negras.  En el nuevo Ayuntamiento franquista el 19 de junio de 1937 el Alcalde Fernando Oleaga Goirigolzarri, Teniente alcalde Valentín Cajigas Fresnedo, Síndico: Agustín Artaza Barroetabeña, Vocales: José Jiménez Vodosola, Ángel Torre Charroalde, Ambrosio Apellaniz Saez

SOPELAKO ERREPUBLIKAZALEEN BEHIN BEHINEKO ZERRENDA

Aguado Sustacha, Federico. Vocal de la Junta de defensa. Carpintero de 46 años. Sufrió prisión 632 presos de Bizkaia en el “El Puerto de Santa María”, Cádiz

Aristegui Larrinaga, Jose María. Precandidato a las muncipales de los demócratas.

Barrenechea Echevarría, José María.  Nacido en 1898. Candidato demócrata en las elecciones municipales de 23/04/1933

Echaniz Exposito Ciriaco, socialista y presidente del círculo democrático y CONCEJAL electo en 1933. Concejal de Izquierda Republicana en 1937. Estuvo en prisión.

Echevarria Vidaurrazaga, Victor Manuel. Afiliado de Izquierda Republicana. Estuvo en la marina auxiliar de guerra de Euzkadi.

Fernández Gómez, Francisco. Vecino de Sopelana, de Izquierda Republicana. Precandidato a las muncipales de los demócratas. Fue preso.

Galbarriatu Sarria, Francisco, socialista y CONCEJAL electo en 1933. Concejal de Izquierda Republicana en 1937.

Gallego Gómez, Julio. Casado 44 años. Presidente de la Agrupación socialista, comité de defensa. Vocal de la Junta de defensa.

Gorostiola Uribe, Julian. Casado y 51 años. De izquierda Republicanay CONCEJAL electo en 1933.

Hormaechea Murua, Juan. Afiliado en abril de 1937” se vio en la necesidade ser “de Izquierda Republicana.

Legarra Bengoechea, Fidel. Precandidato a las muncipales de los demócratas.

Ostolozaga Bilbao Santiago. Candidato demócrata en las elecciones municipales de 23/04/1933. Vocal del comité Agrícola Local en 1936.

Quintana Basauri, Juan. Comerciante. Dueño del local donde se juntaban los republicanos. ¿Concejal en la gestora de 1934?, que dimite en enero de 1935)

Rodríguez Duque, Fernando. Vocal de la Junta de defensa.

Segarra Bengoechea; Fidel. Candidato demócrata en las elecciones municipales de 23/04/1933

Zalvidea Menchaca, Luis.  Vecino del Caserio Hipa. Afiliado de Izquierda Republicana.

FUENTES
Datos de la Fundación Azaña
Periódico El Liberal
Guerra Civil en Plentzia y su entorno – Eusko Ikaskuntza
Senderos de la memoria
Archivo foral 
Cinturón de Hierro en Sopela y Berango,
Por el cinturón de Sopela  
Avioneta estrellada

Jose Alvarez

Publicado en Gure zaharren gomutaz. Memorial de los republicanos 1930-40 | Deja un comentario

POVERA PATRIA

En noviembre de 1991, cuando Franco Battiato publicaba su disco “Come un cammello in una grondaia” (Como un camello en un canalón), al que pertenece esta “Povera patria”, Italia vivía uno de los momentos más delicados de su historia reciente. La corrupción endémica que afectaba de forma notable tanto al Partido Socialista como a la Democracia Cristiana, las dos formaciones del arco parlamentario entonces hegemónicas, amenazaba con implosionar el sistema y con dejar al descubierto un entramado de corrupción, fraude, abuso de poder y financiación ilegal perpetuado durante décadas.

La administración central, las regionales, la banca y la gran industria, el mundo del deporte, los partidos políticos y los sindicatos, la mafia y la camorra, los medios de comunicación, la policía y el ejército e incluso el propio Vaticano, se habían convertido, en diferente medida, en piezas indispensables de lo que se conoció como Tangentopoli: El imperio del soborno. Las confesiones de los imputados en aquella maraña de corrupción llevaron ante la justicia a muchos capitostes de la escena política y del mundo empresarial. El balance final de la que se conoció como operación Manos Limpias se saldó con 1.233 condenas, 429 absoluciones, varios suicidios, algunas muertes bastante oscuras y un decreto “salvaladrones” que prácticamente amnistiaba casi todos los delitos relacionados con la corrupción.

Aquel escándalo sin precedentes acabó con el sistema de partidos nacido en 1945 tras la derrota de Mussolini y abrió la puerta del parlamento de Roma a la irrupción del nacional-populismo de Forza Italia y del neo-fascismo de la Liga Norte. Desde entonces, el PSI, la DC y el PCI no cesaron de sufrir escisiones, divisiones y de fragmentarse hasta, prácticamente, pasar a la irrelevancia.

A pesar de los intentos por parte de algunos periodistas independientes para esclarecer aquella trama, nunca estuvo muy claro quién estaba en la cumbre de la pirámide, qué omnipotentes instituciones dirigieron aquella maniobra ni cómo y porqué se destapó la caja de Pandora que puso patas arriba el escenario político italiano. Como se demostró años después, ni tan siquiera la propia fiscalía, que en teoría capitaneó la lucha contra los corruptos, tuvo, ni mucho menos, tantas manos limpias como se jactaron en publicitar, si no, más bien, un montón de togas sucias que se lavaron al amparo de una “omertá” digna del mejor cine negro. Y al final, paradójicamente, los más favorecidos por todo aquel maremágnum de denuncias y juzgados fueron personajes tan turbios como Silvio Berlusconi o Matteo Salvini, que con el tiempo han destacado como fervientes enemigos de la democracia y auténticos criminales de manual.

Unas cuantas décadas después de Tangentopoli, España está viviendo una situación que, si bien dista mucho de la acaecida en la Italia del principio de los 90, no deja de sorprender por algunas interesantes similitudes que más destacan cuanto más se profundiza en la responsabilidad que tienen algunos de los partidos nacidos del Régimen del 78, especialmente el Partido Popular, respecto a la perpetuación de la corrupción y los efectos que esta ha ha supuesto en el desarrollo político de nuestro país.

Quizás lo que más salta a la vista cuando se observa con calma el intrincado laberinto de corrupción protagonizado por la derecha española es el endogámico hilo conductor que la recorre y, sobre todo, la repetición “ad eternum” de las mismas familias, los mismos think tanks, las mismas cloacas y los mismos nombres y apellidos: vetustas sagas familiares y/o empresariales, opacas fundaciones o simples personajes que perduran a lo largo del tiempo, siempre presuntamente salpicados de corrupción, pero siempre a flote, gobierne quien gobierne y pase lo que pase.

Pero, ¿por qué será?, ¿cuál es la razón de tanta impunidad? Quizás tengamos que buscar la respuesta en la tan estrecha connivencia que sigue existiendo en este país entre la ideología que imperó durante 40 años y que nunca acabó de desaparecer, el franquismo, y los privilegios económicos con los que el poder siempre premió a los que apoyaron al régimen del 18 de julio.   

En estos días hemos visto como una nueva marca comercial de la ultraderecha ha venido a sumarse al conglomerado de nombres y siglas que afloran entre las filas de la rancia reacción patria. En esta ocasión el nombre elegido ha sido Unión 78 y, en teoría, su nacimiento se ha debido al afán de una vieja conocida de la retaguardia derechista, Rosa Díez, por salvar a España, una vez más, de su deriva social-comunista. La misma Rosa Díez que era acompañada por Mario Vargas Llosa, presidente de la Fundación Internacional para la Libertad, filial de Atlas Network, el día que presentó al público aquel partido de vida efímera llamado UPYD. La misma Rosa Díez que tras apostatar de su pasado en el PSOE fuera promocionada desde la fundación DENAES, liderada por Santiago Abascal. La misma Rosa Díez que junto con los nombres de José María Aznar y Felipe González, formaba parte de la troika propuesta por Macarena Olona para encabezar un gobierno de concertación nacional si se conseguía el desmantelamiento de la coalición PSOE-UP mediante una moción de censura protagonizada por VOX que siempre estuvo abocada al fracaso.

Unión 78, la oscura entidad que estos días convoca una movilización contra los posibles indultos a los líderes independentistas catalanes, que culminará con una concentración en la Plaza de Colón de Madrid el domingo 13 de este mes de junio, también cuenta en su cúpula dirigente con la presencia de otra agitadora de casta: María San Gil. La que siempre fue mano derecha de Aznar en Euskadi, que, a su vez, también forma parte de la Fundación Villacisneros y que, para colmo, hace años fue jefa directa de Santiago Abascal cuando aquel disfrutaba de un carguito en uno de los chiringuitos del PP. Esa María San Gil que, durante la época en la que Mariano Rajoy era presidente del gobierno, se convirtió en feroz enemiga del marianismo y comenzó a apoyar sin disimulo a VOX. Evidentemente, no se trata de ninguna casualidad que María San Gil, además de patrocinar Unión 78, también conste en la web de la fundación CIVISMO, protagonice charlas y seminarios para otras fundaciones de la red Atlas, como es el caso de FIL (el think tank favorito de Mauricio Macri) y de otras afines como la Fundación Villacisneros y, en definitiva, conste como importante figura dentro del staff de Atlas Network.

Todos los caminos de la ultraderecha mundial nos llevan hoy en día a Atlas Network. La marca omnipresente en cualquier iniciativa de libertaristas, ultracatólicos, conservadores radicales, anticomunistas militantes… Un holding que ofrece a sus acólitos vías de financiación, subvenciones y premios, mientras presume de contar con generosos donantes, entre los que se cuentan empresas petroleras (ExxonMobil), tabacaleras (Phillip Morris), y sobre todo el soporte económico incondicional de la familia Koch, punta de lanza mundial en el apoyo al negacionismo sobre el cambio climático y el calentamiento global y que destaca por muñir y financiar organizaciones ultraconservadoras y conocidos laboratorios de ideas del libertarismo, como son el Instituto Cato o la Heritage Foundation (ala derecha de los Republicanos en USA), quienes  junto con FAES se encargan de marcar las líneas que después reproducirán una tupida red de fundaciones con la intención de, básicamente, convertir en dogmas de fe principios económicos ultraliberales y antidemocráticos basados en la reducción de impuestos a los ricos a costa de bajar los sueldos de los pobres. Atlas Network es imprescindible para entender el actual espacio del ultraderechismo y de la internacional de odio promovida por Steve Bannon que, por cierto, cuenta con una inestimable cohorte de representantes en España, dedicados a construir el andamiaje de “fake news” y la propagación de odio imprescindibles para vehiculizar la estrategia del “nuevo orden mundial”.

Es inevitable que al hurgar en los entresijos de las guaridas de la agit-prop ultraderechista y, más en concreto, dentro de la muy española y mucho española fundación CIVISMO, comprobemos una vez más la interconexión de ciertos personajes que, como el rio Guadiana, aparecen y desaparecen dentro del ámbito del activismo de la derecha más reaccionaria: Siniestras figuras como Vanesa Vallejo, que colabora con VOX y con Gaceta.es, Victor Santana, imprescindible mamporrero de  VOX en el Parlamento Europeo o Agustín Laje y Javier Villamor, presuntos periodistas que, además de colaborar también con el partido de Abascal, ejercen de portavoces de Hazte Oir, asociación española de extrema derecha,​​​​​ de corte ultracatólico y ultraconservador, fundada por Ignacio Arsuaga y vinculada con la asociación secreta paramilitar de origen mexicano, El Yunque.

En el caso concreto de Javier Villamor, conocido por su defensa a ultranza en la televisión de los obispos y en otros foros de similar catadura de las pseudoterapias que “curan” la homosexualidad, pero también por su lealtad a grupos neonazis como Hogar Social. A Javier Villamor se le suele ver asiduamente en actos de VOX y como comparsa en todo tipo de eventos de índole ultraderechista, en los que también acostumbra a coincidir con individuos de la catadura de Jano García, colaborador de El Liberal, Marcial Cuquerella, exdirector de Intereconomía Televisión, presunto miembro de El Yunque y uno de los organizadores del acoso a la casa de Pablo Iglesias, o Javier Negre, cabeza visible de Estado de Alarma, el panfleto fascista desde el que se vierten los más retorcidos bulos contra todo lo que pueda oler a izquierda. Un aciago personaje que, además de ir acumulando denuncia tras denuncia por su uso sistemático del de la mentira contra izquierdistas, feministas, sindicalistas, etc, mantiene una excelente relación con Cristina Seguí, cofundadora de VOX, colaboradora de OkDiario y de Estado de Alarma, tristemente famosa por ser capaz de difundir crueles patrañas destinadas a generar odios desmedidos. Buen ejemplo de lo anterior fueron sus atroces comentarios sobre la voluntaria de Cruz Roja que hace pocas semanas fue filmada mientras atendía a uno de los miles de migrantes que entraron en Ceuta espoleados por la policía marroquí. Obviamente, no es casualidad que Cristina Seguí destaque también por los libelos que escribe contra el feminismo, y que suelen ser presentados en sedes y locales relacionados con la infraestructura global de Atlas Network.

Pero la lista de mamporreros que desde los medios y las RR.SS. ayudan a la siniestra internacional negra no acaba con estos nombres. Hay otros muchos que, amparados en unas tan falsa como endebles pátinas de demócratas, actúan como voceros del discurso del odio desde posiciones aparentemente más tibias, menos agresivas. Son nombres como el de Daniel Lacalle, uno de los economistas preferidos por Atlas Network y de Heritage Foundation, otrora protegido de Esperanza Aguirre y habitual comentarista en foros ultraliberales. El periodista Iker Jiménez, paradigma patrio de la telebasura paranormal; Wolverine, un youtuber dedicado a difundir bulos ultraderechistas, tan patriota que se dio a conocer cuando se refugió en Andorra para eludir pagar impuestos en España, David Santos, Herman Tersch, María Claver, Spiriman, Eduardo Inda, Melchor Miralles, Ana Rosa Quintana etc, etc… Activistas todos, en mayor o menor medida, que si hubiesen vivido en los años 30 del siglo pasado quizás no le hubiesen hecho ascos a practicar el saludo romano, usar las cachiporras, administrar curas de ricino, asistir a paseos al amanecer o frecuentar las tapias de los cementerios, pero que como han tenido la mala suerte de nacer con un considerable retraso histórico no cejan en rememorar aquellos “buenos viejos tiempos” con cada gramo del odio que destilan.

¡Pobre patria!, clamaba Battiato hace ya 30 años. ¡Pobre patria!, nos lamentamos hoy cuando vemos adonde está llevando a este país la espiral de odio y de crueldad que generan aquellos que no están dispuestos a perder ni un ápice de sus privilegios mientras puedan seguir pagando al ejército de mercenarios que, a base de bulos, trampas y “low fare” les ayuda a permanecer a la fresca sombra del poder. Cuanta desgracia supone el convivir a diario con tantos miles de personas que giran la cabeza evitando ver lo obvio, lo patente, lo insultante; que caminan cabizbajos porque solo son capaces de mirar sus propios ombligos. ¡Qué vergüenza da despertar cada mañana sabiéndose rodeado de indeseables, trileros y amorales! ¡Qué pena da el comprobar como hay tantos que insultan a la libertad cada vez que la nombran con sus quejas infantiles, sus egoístas deseos o sus irresponsables acciones!

Como decía Battiato: “Mientras tanto, la primavera tarda en llegar”.

(Mi más sincero agradecimiento a Julián Macías Tovar. Un auténtico periodista de raza que, aunque él no lo sabe, con sus datos y sus hilos me ayuda cada día desde sus cuentas de Twitter @JulianMaciasT y de Telegram t.me/PandemiaDigital a comprender mejor las intrincadas cloacas en las que hozan la mentira, el odio y la injusticia).

POVERA PATRIA

Povera patria
Schiacciata dagli abusi del potere
Di gente infame, che non sa cos’è il pudore,
Si credono potenti e gli va bene quello che fanno;
E tutto gli appartiene

Tra i governanti, quanti perfetti e inutili buffoni
Questo paese devastato dal dolore…
¿ma non vi danno un po’ di dispiacere
quei corpi in terra senza più calore?

Non cambierà, non cambierà,
no cambierà, forse cambierà.

Ma come scusare le iene negli stadi e quelle dei giornali?
Nel fango affonda lo stivale dei maiali.
Me ne vergogno un poco, e mi fa male
Vedere un uomo come un animale.

Non cambierà, non cambierà,
sì che cambierà, vedrai che cambierà
.

Voglio sperare che il mondo torni a quote più normali,
che possa contemplare il cielo e i Fiori,
che non si parli più di dittature
se avremo ancora un po’ da vivere
La primavera intanto tarda ad arrivare.

Letra y música: Franco Battiato. 1991

POBRE PATRIA

¡Pobre patria! Aplastada por los abusos del poder
de gente infame, que no conoce el pudor.
Se creen poderosos y les va bien lo que hacen;
y todo les pertenece.

Entre los gobernantes, ¡cuántos perfectos e inútiles bufones!
Este país está devastado por el dolor

pero, ¿no os dan un poco de pena
aquellos cuerpos en tierra sin ningún calor?

No cambiará, no cambiará,
no cambiará, quizá cambiará.

Pero, ¿cómo excusar a las hienas en los estadios y a los de la prensa?
En el fango se hunde la bota de los cerdos.
Me avergüenzo un poco, y me hace daño
ver a un hombre como a un animal.

No cambiará, no cambiará.
Sí que cambiará. Verás que cambiará.

Quiero esperar que el mundo vuelva a cotas más normales;
que se puedan contemplar el cielo y las flores,
que ya no hablemos más de dictaduras,
si aún nos queda un poco más de vida…
Mientras tanto, la primavera tarda en llegar.

Traducción libre: Liova37

Pobre patria.
Publicado en Musikaz blai | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , | 1 Comentario

ANDREU NIN SIGUIENDO TUS PASOS

Autor: Lluis Juste de Nin; publicado en 2016 tanto en catalán como en castellano por Ediciones de Ponent y reeditado posteriormente por Trilita Ediciones; 104 páginas; blanco y negro.

Lluis Juste de Nin, (Barcelona 1945- 2020), dibujante desde la clandestinidad, sus viñetas estuvieron presentes en diferentes publicaciones antifranquistas del PSUC, CC OO, asociaciones diversas, en las que firmaba como El Zurdo y Esquerra; militó en el PSUC y abandonó el partido por discrepancias sobre la cuestión nacional; mención especial merecen sus ilustraciones a los artículos de Manuel Vázquez Montalbán en Mundo Obrero durante la transición.

En 1992, fue el creador de la celebrada campaña de normalización del uso del Catalá, titulada La Norma. Desde el 2003 había publicado quince novelas gráficas que van desde adaptaciones literarias: Gatopardo, Montecristo, La Montaña Mágica, La Feria de las Vanidades …; a cómic histórico: Els Nins (crónica de su propia familia), Garbo, el espía que engañó a Hitler, ¡Vergüenza!, Mambrú se fue a la guerra, El Noi, vida y muerte de un hombre libre), y Andreu Nin, siguiendo tus pasos, de la que hablamos en esta crónica.

Pero también fue un creador en el mundo de la moda, llegando a ser el Director Creativo de la firma catalana Armand Basi. En definitiva, un hombre con una enorme trayectoria y una más que acreditada experiencia y que además era familiar lejano del propio de Andreu Nin.

Su dibujo, en blanco y negro, tiene un estilo muy personal, pero con una clara inspiración en el de Jacques Tardi, con el que comparte no solo el estilo sino la facilidad con la que cuenta la vida de su propia familia. Sigue un esquema clásico de 3 tiras por página, es muy visual y permite una lectura cómoda y comprensiva.

El cómic consta de 6 capítulos y un epílogo. En ellos, Lluis Juste nos va describiendo la vida de su lejano familiar, y todo ello de una forma muy bien ambientada y contextualizada, de manera que Andreu Nin aparece siempre inmerso en los avatares históricos y la batalla ideológica de su época. Los capítulos nos va contando la vida de Andreu Nin, desde su infancia en El Vendrell, su juventud y su toma de conciencia; en el epílogo nos cuenta los recuerdos de su compañera, Olga Tareeva, su fallecimiento en los EEUU y el traslado de sus restos a Catalunya, con la esperanza de que algún día puedan reposar junto con los de su esposo.

El 19 de junio de 1937, hace ahora 84 años se produjo la desaparición y muerte de Andreu Nin, dirigente del POUM. Su detención, desaparición y asesinato constituyen uno de los episodios más dramáticos y controvertidos que se produjeron durante la guerra civil; hechos que están aún por esclarecer. No es tarea de esta modesta crónica el entrar en juicios de valor sobre si lo que se afirma en el cómic coincide o no con la verdad histórica, y claro está, la opinión que cada persona tenga al respecto. No vamos a entrar en ese capítulo y sólo se tiene el interés de dejar constancia de esta obra, muy interesante y recomendable desde el punto de vista creativo, técnico y visual.

La edición de Trilita  Ediciones es muy buena, con un tamaño, calidad del papel e impresión sobresalientes. La obra se sigue con mucho interés y nos describe muy bien a Andreu Nin, su infancia en el seno de una familia humilde, su inteligencia y educación, su formación como maestro, así como su evolución política y personal, desde posiciones anarcosindicalistas a una evolución hacía la ideología comunista; su presencia en la URRS para asistir al Congreso de la Internacional Sindical Roja y donde se hizo comunista, su residencia en Moscú, su nombramiento como miembro del PCUS y del Soviet de Moscú, su esfuerzo porque la CNT (de la que llegó a ser su Secretario General) se integrase en la III Internacional y su defensa de la misma, su conocimiento del ruso y su papel como traductor al catalán de los grandes clásicos rusos, su nombramiento como Conseller de Justicia de la Generalidad; en definitiva, su vida se va viendo reflejada en las páginas del cómic.

Uno de las características de este cómic, que brilla con luz propia y es una de sus más importantes cualidades, es su interesantísima contextualización histórica, muy documentada y muy bien resumida. En sus páginas se refleja muy bien la Barcelona republicana y los conflictos entre cenetistas, faístas, estalinistas, trotskistas y poumistas y por ellas pasan personajes históricos como Pau Casals, el Noi del Sucre, Lenin, Trosky, Stalin, Zinoviev, Kamenev, Macià, Lluis Compayns, y un largo étcetera quehacen de este cómic un interesantísimo fresco histórico de un periodo muy agitado social y políticamente y no suficientemente conocido. Una delicia poder repasar históricamente ese periodo a medida que avanzamos en su lectura.

Quizás el único defecto achacable a la obra es la descripción de unos personajes muy estereotipados, donde desde el inicio Andreu Nin se nos presenta como un cúmulo de buenas virtudes, sin ninguna sombra en su vida personal y política, y sus adversarios políticos son presentados como personajes siniestros. No hay matices entre estas descripciones, siendo sus personajes muy planos y previsibles. Es el único defecto que le achaco a este cómic.

Por todo lo expuesto, nos encontramos ante un cómic muy recomendable e interesante, que debe de ocupar un lugar notable dentro cualquier colección.

Un saludo. Casimiro Castaño.

Publicado en Komikiak | Deja un comentario

Ekaina 2021 Junio. Hospital de Belalcázar (Córdoba)

Del CALENDARIO 2021 de la ASOCIACION DE AMIGOS DE LAS BRIGADAS INTERNACIONALES (AABI) dedicado a la solidaridad internacional

Hospital de Belalcázar (Córdoba), Grupo Escolar Rodolfo LLopis, actual IES Juan de Soto En marzo de 1937 se instaló un primer hospital para la XIII BI en Cabeza de Buey (Badajoz). En Abril, una contraofensiva republicana permitió liberar Pozoblanco y la comarca de Los Pedroches, por lo que en mayo el hospital se trasladó hacia el sur, a Belalcázar, estableciéndose en el Grupo Escolar Rodolfo LLopis. Dirigido por Fritz Jensen, checo de origen judío, en él trabajaron, entre otros, el alemán Rolf Becker y José Mª Massons, joven cirujano catalán muy eficiente. El 28 de junio de 1937, este equipo abandonó Belalcázar para instalarse en el Sanatorio Villegas de Hoyo de Manzanares (Madrid) para atender a los heridos de XIII BI en la Batalla de Brunete.
Fue entonces cuando un equipo médico norteamericano, que desde abril había estado trabajando en el hospital de campaña de Valsequillo (Córdoba), se instaló en Belalcázar, pasando a ser denominado Hospital Americano. Contaron con 7 ambulancias, 3 camiones y 1 auto-chir. Dirigido por el doctor Abraham Friedman (foto), en él trabajaron, entre otros, Albert Byrne (cirujano) y la enfermera Ruth Davidow. En Octubre de 1937 este equipo se trasladó al Hospital Villa Paz (Cuenca), integrándose en la XV BI.

Puede leerse en la web de la Asociación de Amigos de las Brigadas Internacionales (AABI) el monográfico La Sanidad y las Brigadas Internacionales en la zona norte de Córdoba durante la guerra civil.

Publicado en Egutegia | Deja un comentario

Bandera Republicana

Bandera republicana

quedó en el aire varada,

hoy ondea por la tierra

como una antorcha de guerra

cuando el olvido te aclama.

Fluye el mineral de hierro

con temples de acero indómito;

eclosión de fraguas,

entrañas de fuego,

alumbran las cumbres

cadáveres ciegos.

La raza es de piedra

como un monasterio,

el monte un sudario

de arcanos misterios,

estrellas de duelo

llevan de mortaja las flores del suelo

Qué grandes los vascos,

crearon Termópilas

al morir luchando.

Pues es savia viva,

la sangre vertida

que inunda de muerte la vida,

donde se conjugan la rabia y la ira

el odio invisible de las sepulturas.

Legutio y Otxandio,

Saibigain Intxortas, Bizkargi Lemoa,

Kalamua Sollube,

Artxanda y Kolitza.

Son los escenarios

de encendidas luchas,

de las muertes épicas.

Los montes escancian

la espuma que hechiza,

la niebla que envuelve

y les multiplica;

las gestas se alientan con sus ideales,

iban caminando teselas sangrantes eran el mosaico de los estandartes.

Arietes que impulsan metrallas de espanto,

las norias elevan

el valor sublime de los camposantos.

Qué inefables los vascos,

crearon Termópilas

al morir luchando.

Cuando la bandera republicana la lleven puños en alto,

saldran de la tierra,

aquellos que la inmortalizaron

y todos juntos gritaremos.

¡ VIVA LA REPÚBLICA !

Luis Mari Ormazábal

Publicado en Bertsotan/ en verso | 2 comentarios

UNA FRASE DE MANUEL AZAÑA

Con el objetivo de impulsar la reflexión hausnartzen. ¿Qué República?  Os presentamos este interesante artículo escrito por nuestro compañero Amado Mugica

“La libertad no hace felices a los hombres , los hace sencillamente hombres“, es ésta una de las frases más famosas y recordadas de Manuel Azaña,una frase que se ha hecho tan popular que ha pasado a ser impresa en las camisetas.

La pronunció en su primer mitin masivo un día de otoño de 1930 en la vieja plaza de toros de Madrid. Según la periodista Josefina Carabias , el mítin fue muy concurrido y la gente asistió con la ilusión de escuchar a Niceto Alcalá Zamora y a Alejandro Lerroux y a otros oradores menos conocidos como Azaña.La frase llamó la atención desde el primer momento .

Cuenta Josefina Carabias en su libro “Azaña,los que le llamábamos don Manuel” (1) que al finalizar el acto político,ella y otros ateneistas fueron bajando por la calle de Alcalá acompañando a Don Ramón del Valle inclán, hasta que en un determinado momento se les unió Azaña. Viéndolo don Ramón le espetó: “Usted tenía que haber dicho que la libertad y la República nos van a hacer felices a todos“.Lo cierto es que muchos hemos pensado lo mismo al oirlo por primera vez ,  pero a continuación pensabamos que era una frase muy meditada y nos la repetíamos mentalmente buscando su sentido y el mensaje que queria mandarnos el orador. Para ello nada mejor que que leerlo en el contexto de su discurso de aquel día:”Nosotros no podemos rematar estas declaraciones poniéndoles como conclusión la promesa de una era de felicidad, de ventura y de grandeza.La libertad no hace felices a los hombres, los hace simplemente hombres“.

Como republicano que era, y a diferencia de otras ideologias que prometen una era de abundancia o el paraiso, Azaña nos dice que lo que busca es una libertad que nos haga “simplemente hombres” .

Pero , ¿a qué tipo de libertad se refiere Azaña, a la libertad liberal o a la libertad republicana? , pues son dos tipos de libertad distintas. Según  la denomino Isaiah Berlin en sus “Dos conceptos de libertad” (2), la liberal es una libertad negativa ; es una libertad que exige no interferir en la esfera de la vida y actividad de una persona , al que reserva una serie de  derechos inalienables como el derecho a la vida, a la propiedad,a la libre expresión,etc . Una libertad formal consagrada por los códigos legales y que el Estado no puede invadir y debe hacer respetar.

Por otra parte, la libertad republicana posee una concepcion más amplia , pues  además de recoger los derechos que reinvidica la libertad negativa, exige una libertad positiva ,  de acción,para que hombres y mujeres  puedan ser ciudadanos activos dueños de diseñar su futuro y los objetivos de sus vidas. Una idea de la libertad más  ambiciosa que la liberal y que está orientada a que hombres y mujeres se realicen como personas ; y así como la libertad liberal  se limita a formular los derechos legalmente sin ocuparse de que los ciudadanos puedan ejercerlas realmente, la libertad republicana exige la igualdad material necesaria (techo y trabajo para todos) para que pueda ejercitar su libertad y defenderla también para todos los demás. Por ello el republicanismo defiende una ciudadania activa ( frente a la pasiva del liberalismo),pues la lucha por la libertad de todos es esencial para la nuestra, una libertad de no-dominación.en la que las personas  no quieren dominar ni ser dominados.

La República no hace felices a los hombres porque no dicta , como otras ideologías, la forma en que las personas deben buscar su felicidad, pues se  limita a crear las condiciones políticas, jurídicas y materiales para que los ciudadanos puedan realizarse humanamente , escoger su forma de vida y construirse una moral autónoma. Su humanismo no busca crear el “hombre nuevo”,como las ideologías totalitarias, sino que el hombre eterno pueda llenar su aspiración de libertad de la manera que cada individuo entienda la mejor.

La respuesta la pregunta de a qué tipo de libertad se refería Azaña la encontramos en la primera plana del periódico republicano “El Heraldo de Madrid” del 5 de Abril de 1.932, en la que ,dando cuenta de la visita a Valencia del Presidente del Gobierno, Don Manuel Azaña, con grandes titulares dice: “La República no hace felices a los hombres, los hace simplemente hombres” , “Frase del Jefe del Gobierno en su discurso de Valencia. La República hace “hombres” a los hombres , así como la tiranía, cualquiera que sea su orientación, hace a los hombres bestias simplemente”.

Vemos, pues, que Azaña ha utilizado la misma frase en la que ha cambiado la palabra “libertad” por “República, a las que considera así como sinónimos. Así pues, podemos comprobar que cuando habla de libertad se refiere a la libertad republicana (libertad como no-dominación) y no a la liberal, que es en realidad,como dice Maurizio Viroli en su obra “Republicanismo” (3), una libertad mutilada, una libertad a la conveniencia de una clase social egoísta y pudiente.

Vemos también que , tanto en la frase pronunciada en 1930 como en la de 1932, el sujeto político de la expresión no es el pueblo, ni la nación, ni la clase obrera, ni ningún otro sujeto colectivo , sino el hombre; habla de la libertad y la felicidad del individuo porque la perspectiva del republicanismo es la del individualismo solidario y no la de una perspectiva organicista , que antepone entelequias colectivas a la defensa del individuo, pues el republicanismo es una ideología humanista que prioriza la defensa de la persona , de su libertad y su humanidad como su máxima aspiración.

En una pequeña frase, Azaña nos transmite lo esencial del republicanismo : que éste busca una libertad, la no-dominación, que  transforme al hombre en persona , pues su ausencia,la tiranía, cualquiera que sea su orientación ( sea de derecha o de izquierda) ,le convierte en una bestia.

AMADO MUJICA URIARTE

(1)  Josefina Carabias  “Azaña.Los que le llamábamos don Manuel”   Seix Barral   Barcelona 2021  pag 55

(2) Isaiah Berlin  “Dos conceptos de Libertad”   Alianza Editorial      Madrid     2001

(3) Maurizio Viroli    “Republicanismo”     Ediciones Universidad Cantabria, Santander 1999

Publicado en Hausnartzen. ¿Qué República? | Deja un comentario

ITINERARIO POR LA RÍA DEL MOVIMIENTO OBRERO

Este Mayo no va a zarpar el BARCO REPUBLICANO, de nuevo lo retrasamos por la pandemia.  Son tiempos dificiles. Nuestra intención en el 2020,  este 2021 y esperemos que el 2022 sea posible, era dedicar el recorrido a la organización obrera en los márgenes de la Ría, con ello íbamos, a contar y contaremos con una compañera de las Comisiones Obreras, que ya había realizado este itinerario con la Fundación Unanue CCOO Euskadi. Reproducimos en esta entrada el recorrido elaborador por ellos, Lo podéis leer, soñar… y sabed que tarde o temprano lo haremos.

Lo que sin duda, hasta por escrito, percibiréis la desindustrialización. La desaparición de los márgenes de la ría de aquel motor económico Vizcaíno, el País Vasco funcionaba al ritmo que marcaba la ría.  Con la desindustrialización primero dejó de acudir la inmigración, y al poco las mismas zonas expulsaron población. El paro se adueñó de la industria y parados y prejubilados de los espacios público. Durante los últimos 20 años y hoy en día los muncipios con  más paro de Euskadi son   Sestaoi, Santurtzi, Basauri, Portugalete, Bilbao y Barakaldo, es decir  las margnes de la ría.

Partimos…

Pio Baroja

Comenzamos este recorrido desde el espacio que la villa le  concedió a Pío Baroja, quien dedicaba a la Ría estas palabras:

 “….la Ría de Bilbao. No creo que haya en la Península Ibérica nada que dé una impresión de fuerza, de trabajo y de energía como esos quince kilómetros de vía fluvial.”  (Pío Baroja, 1920).

Este trayecto nos va a llevar a descubrir el motor económico y social de Bizkaia. Aunque nos centraremos fundamentalmente en el siglo XX, es necesario decir que la importancia de la ría viene de longo. A finales de siglo XIX el papel que jugaba era principalmente comerciante, pero la masiva explotación de las minas trajo consigo un proceso de industrialización de la zona. 

A finales del siglo XIX se comenzaron a asentar las que serían las industrias motoras de la economía vizcaína y que veremos en funcionamientos o sus esqueletos o la sombra de lo que fueron. Este hecho provoco el cambio radical no solo de la economía sino de las formas de hacer, de vivir y la propia fisonomía de la Ria.  Bienvenidas/as a la Ria.

La Ria

La Ría del Nervión Ibaizabal constituyo el motor del desarrollo económico del País Vasco contemporáneo. El cambio se produjo de un modo rapidísimo, convirtiéndose en uno de los lugares más industrializados de toda Europa.  Para facilitar la navegabilidad se realizaron numerosas reformas entre las que cabe destacar el muelle de hierro en Portugalete a manos de Evaristo Churruca.  El número de habitantes en la zona creció rapidísimo y la Ria se convirtió en una barrera entre dos mundos. La margen izquierda se instalo la clase trabajadora, mientras que la margen derecha fue la zona elegida por la burguesía.  

Gugenhein

El paisaje industrial de la Ria se ha diluido y ahora se ha abierto a la cultura o a espacios residenciales aquellos lugares que un día ocuparon las grandes industrias. A pesar del cambio se mantiene la mirada hacia la Ria como eje motor de la zona.  Los puentes se han multiplicado, el Zubizuri, la pasarela Arrupe, el puente de Deusto ya no abre sus hojas salvo en momentos puntuales, convirtiéndose en murallas para los buques que un día llegaban hasta la zona del ayuntamiento.

La campa de los ingleses, Abandoibarra, donde ahora esta barado el Gugenhein, ha sido espectador de los cambios de la Ria. Desde tomar su nombre por albergar un cementerio de británico a principios del siglo XX, además de lugar donde los/as bilbaínas conocieron  el fútbol gracias a aquellos marineros británicos. A ser un espacio ocupado en pleno desarrollismo industrial por chabolas de aquellas personas que venían a trabajar  como lo fuerón también, Otxarkoaga o Artxanda. Las condiciones de vida de estas personas eran tan infrahumanas que el propio caudillo tomo medidas creando los barrios de Otxarkoaga o San Inazio. En este punto la diferencia entre las dos margen se ve de un modo claro mientras la margen izquierda ocupada por aquellas/os recién llegados/as, en la derecha se estaban formando los hijos/hijas de la burguesía vizcaína y del resto del estado principalmente en economía y leyes.

Euskalduna

Tras pasar el puente de Deusto, nos encontramos el palacio Euskalduna, hoy espacio dedicado a las artes, pero que no hace mucho fue lugar de lucha sindical. No en balde fue una de las empresas donde primero se comenzó a reorganizar el movimiento sindical en la época franquista. En las navidades de 1953 los trabajadores tras no recibir las primas correspondientes, salieron a la huelga. Como medido de interlocución con la empresa, eligieron a una comisión.  Esta se convirtió en la voz de los compañeros y una vez finalizado el conflicto se desmanteló, obteniendo el objetivo por el que lucharón. Un año después se instalo la que se convertiría en el símbolo de Euskalduna, La Carola, que nos recuerda que Euskalduna fue uno de los astilleros más importantes del S.XX. Ella fue testigo de las luchas que se vivieron  con el cierre del astillero, autenticas batallas campales entre los trabajadores y la policía que marcaron  los comienzos de los ochenta.

Artiach

Nos encontramos ante el primer edificio en todo el estado que se construyo con el fin de albergar una fábrica de galletas en la década de años veinte. En los años 70 trabajaban en la empresa entorno a 800 personas, la mayoría mujeres.  La legislación franquista trató en todo momento de apartar a las mujeres del mundo del trabajo, recluyéndolas en el hogar. Fomentando la imagen de la mujer como “ángel del hogar”, idea que se impulsada desde la educación o la Sección femenina.  En el caso de ser trabajadoras su periodo de actividad principal era hasta contraer matrimonio, incluso en muchas empresas había el concepto de la dote, bonificación económica que se entregaba a las mujeres al contraer matrimonio. El trabajo de las mujeres se consideraba como un suplemento o un apoyo al salario principal del hombre, en muchos casos entrarían dentro del empleo sumergido.

Aunque se podría pensar que por las características de la plantilla, Artiach, fuera una empresa con poca agitación sindical esto dista mucho de la realidad. Las galleteras fueron un colectivo de trabajadoras muy activo en la defensa de sus derechos laborales y en la defensa de los derechos de las mujeres en un periodo  donde las libertades de las mismas estaban muy limitados.

Tren

Desde este punto y cuando nos encaminamos a salir de Bilbao podemos observar la línea del tren de Bilbao-Santurtzi. El origen de esta línea se retrotrae a 1888 y su finalidad en un primer momento fue él del traslado de mercancías.  Sin embargo, con los años se incorporo el traslado de pasajeros, hecho que provoco el fin del tranvía que realizaba un trayecto similar.

Esta  línea, su diseño y sus paradas nos dice mucho de la vida de la margen izquierda. El tren traslada a miles de trabajadores desde las diferentes poblaciones a las empresas, no es casual que alguna de las paradas de este de directamente a las puertas de las factorías. Más allá de su función de trasporte, el tren se convertiría en un espacio socialización y reivindicación en la época franquista. El reparto de pasquines informativos sobre multitud de temas, encuentros clandestinos y la importancia en los conflictos de la interrupción del mismo, puso al tren en un primer plano dentro de la lucha antifranquista.

Erandio

Al avanzar por la Ria, nos encontramos ante nosotros a Erandio, localidad  que hasta  1983 no volvería ser localidad independiente de  Bilbao.   Las industrias químicas se habían instalado en ambas márgenes de la ria tanto en Barakaldo como en el propio Erandio. Por parte de la ciudadanía se comenzaban a oír voces cada vez más organizadas de protesta sobre las mismas y sus consecuencias en la salud de los vecinos/as. El 3 de septiembre de 1969 será recordado por los vecino/as de Altzaga y Astrabudua por la llegada de una nube tóxica. Esto  provoco múltiples movilizaciones que llegaron al corte de la carretera y a la intervención de las fuerzas de seguridad en varias ocasiones. Los hechos más graves se produjeron el  28 de octubre de 1969  cuando Antón Fernández, vecino de Erandio, fue alcanzado por una bala de la policía mientras miraba desde su balcón las protestas.  La mañana siguiente se llenaron las calles de trabajadores en el marco de una huelga, donde Josu Murueta resulto herido muerte.

Estas no fueron las únicas muertes trágicas que vivió Erandio. El 25 de abril de 1967 se produjo uno de los accidentes laborales más graves del periodo. En la empresa Frimotor tras el hundimiento de su techumbre y el posterior desplume de los cuatro pisos de la factoría, fallecieron 16 trabajadores y múltiples resultaron heridos. Uno de los heridos tras ocho horas sepultado narraba el hecho del siguiente modo:

“No quiero recordarlo fue horrible estaba sentado en mi mesa, en la tercer planta, en la sección de costos,…,  estaba precisamente trabajando en las fichas  de control de materiales  de cada máquina. No llegue a incorporarme. Después, no se como, sin perder, ningún  momento el conocimiento, me encontré debajo de la mesa y junto al archivador  donde había estado trabajando poco antes.”

Así lo cantaba Imnaol: https://www.youtube.com/watch?v=0NnZiax_Zjc

Barakaldo

Ante nosotros/as se encuentra Barakaldo, una localidad que en los últimos años ha cambiado mucho y en algunos lugares es irreconocible con aquel Baracaldo del que vamos a hablar. Esta anteiglesia desde finales del siglo XIX sufre un boom demográfico, pero en el desarrollismo este aumento de población va aún más rápido.  Las calles de Baracaldo se comienzan a llenar de gentes procedentes del resto del estado, principalmente castellano-leones, gallegos, extrémeños y andaluces.  Estas migraciones son de carácter familiar. En este proceso esta la figura del mediador, quien es la “avanzadilla” en el viaje y que hace enlace entre sus familiares y vecinos y el destino. No es raro que localidades enteras se establezcan en zonas concretas de la localidad.  Por lo que no es sorprendente de estos recién llegados comiencen a crear centros regionales como medio de inserción social. No es causal que Barakaldo sea la localidad con más centros regionales de la provincia.  Servían a los recién llegados de un punto relación con su tierra natal y con vecinos/as de la misma, además de un lugar donde poder enseñar no solo a sus descendientes sino también los restos, sus usos, lengua, costumbres y tradiciones. Además, estos no solo fueron centro de reuniones de la comunidad sino que hicieron labores asistenciales.

Esta masiva llegada de personas con múltiples acentos, provocó en algunos casos  una respuesta negativa por parte de algunas personas oriundas e incluso por parte de algunas personas que habían venido en la primeras migraciones, estas utilizaron  de un modo peyorativos términos como maketos o coreano. Pero es cierto que en entornos como el caso de Baracaldo la “rara avis” era el autóctono y no el emigrado y que la integración fue la tónica general. En esta integración fueron claves no solo los centros regionales, sino los espacios de socialización, empresas, asociaciones de vecinos/as, .., incluso los bares. La cuadrilla de txikiteo, algo muy propio se convertiría en un espacio donde los acentos se mezclaban y se generaban relaciones y espacios de dialogo, donde incluso se hablaba de política y se difundían protestas contra el régimen. Este carácter multicultural ha quedado en el ADN de los/as barakaldeses/as hasta actualidad.

Altos Hornos de Vizcaya

Donde hoy se alza un nuevo barrio “El plan Urban” se encontraba una de las plantas de AHV que tenía en Baracaldo.  Altos Hornos de Vizcaya desde su fundación se convirtió en el buque insignia de la siderurgia de todo el estado.  Era lo que se conoce como una gran empresa, que imprimió incluso en sus trabajadores un sentimiento de pertenencia a la misma, de Gran familia.  Por ello no fue baladí que el primer convenio a nivel estatal fuera el suyo, en 1961. Se desplaza a la firma la jerarquía del régimen y con ella toda la maquinaria propagandística del mismo.

En muchas ocasiones los trabajadores de AHV fueron criticados por el resto del tejido industrial, por inmovilista, calificados en ocasiones de gallinas. Sin embargo, sus trabajadores jugaron un importante papel en el movimiento obrero, ejemplo de ello fue la expulsión de José Unanue en una de las primeras huelgas al régimen en 1956.  Además fue eje movilizador de otros conflictos como el de 1969.

LA NAVAL

Ante nosotros nos encontramos la Naval recientemente ha cesado su funcionamiento, aunque no con la carga de trabajo de otras épocas. Aun podemos disfrutar de las botaduras de grandes navíos. La Naval fue durante la época franquista referente de combatividad, grandes líderes sindicales formaron parte de su plantilla. Pero no solo eso, la unión y la combatividad del conjunto de la plantilla fue ejemplar. Las asambleas de trabajadores/as  siempre abarrotadas. Estas fueron claves para la reconstrucción del movimiento obrero tras la ilegalización del sindicalismo de clase por parte de Franco. En ellas se discutían, se intercambiaban opiniones, informaciones y se trazaban estrategias a seguir. La explanada y el interior de la fabrican eran espacios ideales para ello. No hacían falta escenarios la persona que hablaba para que el resto le oiría se subía a un bidón y a modo de tablado abordaba la problemática del momento. La empresa constituyó en aquellos momentos un espacio clave para la lucha antifranquista, no solo en las asambleas se hablaba, en espacios más reducidos como la hora del bocadillo eran idóneos para el intercambio de perspectivas. De este modo se gestaron las grandes huelgas del franquismo ejemplo de ello la huelga del 62. Huelga por la firma de un convenio digno, cuyo motor fue la Naval. Tras la aprobación de la Ley de convenios colectivos del 58 y tras la firma del anterior comentado Convenio de Altos Hornos, el resto de grandes empresas comienzan a negociar sus condiciones laborales, lo que llevara a algunas a conflictos enmarcados en la primavera del 62 por la falta de acuerdo en las mesas de negociación. El final de esta huelga llevo consigo el despido de muchos trabajadores, y la creación de la primera Comision Obrera Provincial de Vizcaya (1963), para luchar por su readmisión.

Sestao

Como comentábamos en el caso de Barakaldo miles de personas llegan a Bizkaia atraidos/as por sloganes como ¡En Vizcaya hay trabajo para todos!. Al divisar Sestao vemos que por su caótico urbanismo como también fue uno de los lugares que más población recepciono en ese periodo. Sestao pasara de ser una localidad únicamente rural a constituirse en una cuidad-fábrica. Muchas fueron las personas que desde el campo llegaron a Vizcaya en busca de una situación mejor, pero se encontraron con un problema que nadie les aviso y fue la falta de viviendas. Los planes de urbanísticos y sociales fueron claramente insuficientes.  El Plan de Urgencia Social de Vizcaya nace con el cometido de paliar esta situación. El ministro Arrese habla del mismo en 1959 en estos términos:

“Hemos iniciados esta vertiente de los planes de urgencia social, encaminados  a lograr que de una vez para siempre el hombre se sienta  señor de su hogar. Por ello hemos declarado  una guerra al suburbio, el chabolismo y al realquilo, donde la vida no puse tener mañas que gestos huraños, y por eso también  la primera etapa de este Plan de Urgencia Social de Vizcaya”

 Muchas de las empresas como Babcock o AHV construyeron grupos de viviendas para sus trabajadores, el Instituto Nacional de la Vivienda   o la Obra Sindical del hogar también.  Sin embargo todas estas medidas fueron insuficientes y los nuevos trabajadores recurrieron a otras estrategias para  poder  sobrervivir como fueron  el patronaje, el vecinismo o viviendas compartidas  o incluso el chabolismo.

A partir de mediados de los sesenta los vecinos de los barrios comienzan a  unirse entorno a las llamadas asociaciones de Familia, que darían origen a las asociaciones de vecinos.  Se demanda unas dotaciones y insfrastucturas sociales, escuelas, ambulatorios, agua corriente, urbanización de las callles,…La necesidad de estos servicios llevara a los vecinos/as no solo de Sestao sino de muchos pueblos de Bizkaia a la calle, estas reivindicaciones se unirán con otras a partir de los  setenta como fueron las medioambientales.

La Ria como margen de separación- gasolinos

 Llegamos al final de nuestro recorrido donde se comienza a ver ya el mar Cantábrico al fondo. Pero antes nos encontramos con un monstruo de la ingeniería industrial, El puente de Bizkaia, o como es popularmente conocido el puente de Portugalete.  Señalarlo no por su espectacularidad sino por el papel que jugo él como los botes/gasolineras en la circulación de gente entre ambas márgenes. Antes hablamos en Artiach sobre el  trabajo femenino en el franquismo, es fundamental hablar de la economía sumergida donde las mujeres participaron como cuidadoras, en la limpieza de hogares, escaleras,….. En este punto es un deber apuntar como las mujeres de la margen izquierda llenaban sobre todo los botes todos los días para trabajar en las casas nobles de la margen derecha. Estos trabajos además de ser un aporte económico para las familias en muchos casos, fueron claves para la colocación de sus familiares en las grandes empresas industriales, convirtiéndose en mediadoras. El papel de estas mujeres, la dureza del trabajo y la falta de reconocimiento del mismo como tal, hace más importante ponerlo en valor.

En muchas ocasiones se habla de la diferencia a nivel de identitario entre las dos márgenes, carácter que a través de las décadas se ha ido consolidando. No es un espíritu que queda diluido con los años y los cambios sino que todos los elementos que a través de la visita hemos analizado y otros muchos, han hecho diferente a la gente de cada margen. Es fundamental que para conocer la Ria hay que conocer a sus gentes y como a pesar de no dejar de ser eso una Ria, ha sido y sigue siendo una muga entre dos realidades, dos formas de hacer las cosas y sobre todo de vivirlas. Esperamos con este recorrido a ver abierto una nueva perspectiva de este entorno.

Más pronto que tarde lo surcaremos con el barco.

Publicado en Gure zaharren gomutaz. Memorial de los republicanos 1930-40 | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

EL NECIO

El Necio. Silvio Rodriguez. 1992

El día 28 de este mes de mayo se cumplen 150 años de la masacre que puso punto y final a la que quizás fue la gesta revolucionaria más espontanea, emocionante y radical de la historia contemporánea. El 28 de mayo de 1871, comenzó la represión de la llamada Comuna de París con el fusilamiento sistemático de más de 20.000 civiles en una zona de la tapia del cementerio parisino de Père-Lachaise, hoy conocida como “El Muro de los Comuneros”. Además de los asesinados, millares de personas -se estima que 40.000, aproximadamente- fueron arrestadas desde finales de mayo de aquel año y hasta bien mediado 1874. En aquella primavera de sangre, el sistema, tal y como hoy lo concebimos, enseñó al pueblo sus afilados colmillos por primera vez. Desde entonces, jamás ha dejado de hacerlo cuando se ha sentido amenazado por cualquier avance significativo de las conquistas sociales. Nunca el “Establishment” ha ocultado su decidida beligerancia hacia todo lo que pueda oler a un cambio sustancial que afecte al reparto social de la riqueza. Incluso cuando se ha visto obligado a ceder en determinadas conquistas, como fue el caso del llamado “Estado del Bienestar”, lo ha hecho por exigencias del guion. Porque no tenía otra salida; porque era un mal menor.

La decidida reacción contra las revoluciones de México, Rusia, Alemania o la IIª República española; el indisimulado intervencionismo para boicotear las gestas antiimperialistas de Cuba, el Congo, Argelia o Vietnam; el Plan Cóndor, la Red Gladio, los pactos con las mafias y los cárteles, o las inversiones de miles de billones destinados a pagar ejércitos, chivatos, paramilitares y agencias de seguridad han engrasado durante más de un siglo la maquinaria con la que el capitalismo ha hecho frente a cualquier atisbo de pérdida de su hegemonía como única e insustituible doctrina económica global.        

Pero, como asevera Don Hilarión en una conocida zarzuela, “hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad”. Y es que, actualmente, eso de los golpes de estado a la vieja usanza, las matanzas de manifestantes o las torturas policiales, se han quedado obsoletas por estos pagos (“salvo algunas cosas”, que decía el otro) y solo suelen darse en latitudes distantes como Birmania o Colombia. Aquí, por el momento, preferimos el olor a cloaca que el olor a pólvora. Quizás porque es mucho más disimulable si su uso se alterna con un buen ambientador mediático. Y de esos la banca, la patronal, la judicatura y los medios de comunicación españoles conocen las mejores marcas.

En este país que nos ha tocado vivir, no solo son pintorescos y paradójicos sus paisajes y sus gentes, también sus obsesiones, sus vicios y sus ansias. Aquí no basta con vencer al enemigo, hay que denostarlo, ridiculizarlo, deshumanizarlo, destacar cualquier defecto que pueda tener y borrar de la memoria colectiva sus posibles virtudes. Porque no somos ni ecuánimes ni civilizados, aquí no estamos acostumbrados a que la generosidad del vencedor permita el derecho de los vencidos a vivir su pena o su derrota, aunque sea ninguneados, ignorados, incluso vigilados, pero vivos en definitiva. Aquí no nos andamos con chiquitas ni con medias tintas, porque nuestro ancestral desprecio por la cultura y nuestra desmedida tendencia a la envidia nos lo impide. Aquí, cuando se gana, se gana: Se fusila a los maestros en las tapias de las escuelas; se llenan las fosas de intelectuales e ilustrados y legiones de analfabetos se ufanan en cavarlas; se persigue y se exilia a quienes empatizan con el sentido común y se premia con prebendas a los ignorantes; se ensalza a los delincuentes y se ahoga a los decentes en aceite de ricino… Y esto, durante décadas y décadas; durante más de 80 años de “terraceo” en destartaladas bodegas plagadas de moscones, bebiendo vino rancio y cuchicheando: “Le está bien empleado. A saber, lo que habrá hecho”.

Su España nunca perdona, su España demoniza y aniquila. Una tierra marcada a fuego por la amoralidad más abyecta. Sagrada patria elegida y ensalzada por tenderos que amañan las básculas para robar cuatro céntimos al indigente, por serviles chupatintas que medran en maratones de besamanos, por imbéciles que se creen clase media porque llevan a sus hijos a un colegio concertado, por irresponsables parias alienados que aspiran a ser youtuberos millonarios, con la misma fe irracional del yihadista que se inmola en la creencia de disfrutar de un paraíso de huríes vírgenes. Su España acosa a los héroes y adula a los verdugos.

Esta incansable persecución a todo el que destaca por su valía, este odio a muerte a la coherencia y a la erudición, este desprecio pueblerino hacia el raciocinio ha culminado este mes de mayo con un inaudito resultado electoral en la Comunidad de Madrid. Inaudito, no porque haya triunfado el voto a la derecha, algo a lo que estamos ya de sobra acostumbrados y que de cuando en cuando ocurre, sino por quiénes han hecho posible esa victoria y por la catadura moral e intelectual de, en este caso, las electas. Esta vez no ha sido un problema de abstención -tal y como sopla el viento hoy en día, un 76,25% de participación es todo un hito- sino porque de los 179 municipios que hay en los madriles, absolutamente en todos, excepto en 2, un partido de derechas ha sido la fuerza más votada. Ha dado igual que se tratase de una colonia de millonarios, una barriada de menestrales o un poblado marginal; no ha importado ni su renta per cápita, ni su índice de paro, ni la cantidad de desahucios sufridos en pandemia o la sempiterna carencia de las infraestructuras más básicas. En todos ellos ha ganado una derecha representada a pachas por una ultraliberal peligrosa de puro inútil, que es capaz en su estulticia de sintetizar todo su programa electoral en una sola frase: “Libertad es llevar una pulsera en la que pone libertad” (sic), y por una neo-fascista de origen cubano – “gusano”, para ser más exactos-, casada con un señorito de podrido abolengo y atávicamente antidemócrata, que ha ejercido durante años su profesión desde una criminal ilegalidad.

No ha influido en absoluto en el resultado el hecho de que entre sus oponentes hubiese un catedrático de metafísica, una médica especializada en anestesiología y un doctor en ciencias políticas con un expediente cum laude, o incluso que entre sus posibles aliados figurase un abogado del estado. Y no ha importado lo más mínimo porque ninguno de los 4 ha tenido en cuenta que, por lo visto, la máxima necesidad de los madrileños no se centraba en recuperar una sanidad pública agonizante, en defender una educación plural y eficiente o en implementar políticas fiscales que ayudasen a compensar las abismales diferencias que se dan en sus barrios y en sus pueblos, sino en llenar el territorio de terrazas, asegurar “cañitas” para todo el que pueda pagárselas y convertir la capital en destino predilecto del borracheo internacional y en paradigma de las fiestas ilegales. Porque donde esté la libertad de mamarse bien mamado, que se quite cualquier otra reivindicación social-comunista. (Desgraciadamente vivimos en un país que se precia de llamar a los toreros maestros y que hace chanza al tildar a los maestros de vagos y subvencionados).

Este desastre sin paliativos ha servido, además, para acabar definitivamente con la paciencia, y parece ser que también con la carrera pública, de una de las mentes más despiertas, generosas y decentes del excéntrico panorama político de este país. El ignominioso resultado electoral del día 4 ha obligado a Pablo Iglesias Turrión, secretario general de Unidas Podemos, a asumir la dolorosa decisión de, a pesar de haber ganado más de 80.000 votos respecto a las anteriores elecciones autonómicas y obtener 3 diputados más en la Asamblea, dejar todos sus cargos a disposición del partido, devolver su acta de diputado al estado y esfumarse lo antes posible del insalubre estercolero en el que los nacional-católicos, los ultraliberales y los populistas han convertido la política a base de amenazas, bulos, descalificaciones, insultos y provocaciones. Pablo Iglesias no se ha ido por sentirse derrotado, ni porque un excesivo celo autocrítico así se lo haya dictado. Simplemente ha llegado al límite de sus fuerzas y ya no le es posible seguir aguantando estoicamente los soeces ataques y las retorcidas amenazas que se vierten a diario contra él y contra los suyos, sin que, por lo visto, ninguna instancia pueda hacer absolutamente nada para remediarlo. Ha llegado el momento en el que ha sido inevitable sopesar el hecho de que quizás si él se va los demás podrán seguir adelante. Porque no parece que pueda existir ningún otro motivo racional para que se genere tanto odio gratuito, si no es el propio veneno que destila la más profunda incultura cuando se ve huérfana de argumentos racionales: Marqués de Galapagar, proetarra, rata chepuda, terrorista, chepas, macho alfa, coletas… Demasiados epítetos para alguien que a lo largo de 7 años solo ha cometido los imperdonables pecados de pretender desmontar los privilegios de los poderosos, procurar el bienestar de los más desfavorecidos y desenmascarar a los enemigos de la democracia.

El adiós de Pablo Iglesias no va a suponer solamente la ausencia de un buen líder de la izquierda, de un tenaz luchador social o de un potente estratega. Su desaparición puede marcar un peligrosísimo punto sin retorno que, indefectiblemente, nos lleva una vez más a recordar el tan manido poema de Martin Niemöller: “Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas, guardé silencio, ya que no era comunista” … Las fuerzas del mal se han crecido por el inesperado resultado de su pornográfica demagogia: Si sus caceroladas han sido capaces de acabar con el jefe, más fácil será acabar con la manada.

Hoy más que nunca es imprescindible responder a la indecente bajeza de la basura fascista con una actitud decidida de combate. No podemos permitirnos ni un solo paso atrás más, ni una flaqueza, ni media duda. Como ayer, cuando estando mi ánimo por los suelos me decía un compañero, sin duda el mejor de los amigos: “Hay millones de personas que no tienen ningún tipo de moral propio. Expresarán públicamente lo que consideren que se ha vuelto mínimamente aceptable a nivel político. Si es genocidio, será genocidio. Si eso es así, parece un suicidio la idea de que lo que hay que hacer es ir con mucho cuidado para no alimentar todavía más sus tendencias fascistas. Más bien es al revés. Hay que buscar a la gente que no es así, que es mucha, y organizarnos alrededor de un programa propio”.

“PORQUE FUERON, SOMOS; PORQUE SOMOS, SERÁN”. Se lo debemos a mucha, mucha gente. También a Pablo Iglesias.

EL NECIO

Para no hacer de mi ícono pedazos
Para salvarme entre únicos e impares
Para cederme lugar en su parnaso
Para darme un rinconcito en sus altares

Me vienen a convidar a arrepentirme
Me vienen a convidar a que no pierda
Me vienen a convidar a indefinirme
Me vienen a convidar a tanta mierda

Yo no sé lo que es el destino
Caminando fui lo que fui
Allá Dios que será divino
Yo me muero como viví
Yo me muero como viví
Yo me muero como viví

Yo quiero seguir jugando a lo perdido
Yo quiero ser a la zurda más que diestro
Yo quiero hacer un congreso del unido
Yo quiero rezar a fondo un “hijo nuestro”

Dirán que paso de moda la locura
Dirán que la gente es mala y no merece
Mas, yo partiré soñando travesuras
Acaso multiplicar panes y peces

Yo no sé lo que es el destino
Caminando fui lo que fui
Allá Dios, que será divino
Yo me muero como viví
Yo me muero como viví
Yo me muero como viví

Yo me muero como viví, como viví
Yo me muero como viví, como viví
Yo me muero como viví

Dicen que me arrastrarán por sobre rocas
Cuando la revolución se venga abajo
Que machacarán mis manos y mi boca
Que me arrancarán los ojos y el badajo

Será que la necedad parió conmigo
La necedad de lo que hoy resulta necio
La necedad de asumir al enemigo
La necedad de vivir sin tener precio

Yo no sé lo que es el destino
Caminando fui lo que fui
Allá Dios que será divino
Yo me muero como viví
Yo me muero como viví
Yo me muero como viví

Yo me muero como viví

Letra y música: Silvio Rodríguez. 1992

Pablo Iglesias: Último mitin en Vallecas. Mayo 2021. (Foto de Dani Gago)
Publicado en Musikaz blai | Etiquetado , , , , , , , , | 1 Comentario