Galope (A Galopar)

RAFAEL ALBERTI

Las tierras, las tierras, las tierras de España,
las grandes, las solas, desiertas llanuras.
Galopa, caballo cuatralbo,
jinete del pueblo,
al sol y a la luna.

¡A galopar,
a galopar,
hasta enterrarlos en el mar!

A corazón suenan, resuenan, resuenan
las tierras de España, en las herraduras.
Galopa, jinete del pueblo,
caballo cuatralbo,
caballo de espuma.

¡A galopar,
a galopar,
hasta enterrarlos en el mar!

Nadie, nadie, nadie, que enfrente no hay nadie;
que es nadie la muerte si va en tu montura.
Galopa, caballo cuatralbo,
jinete del pueblo,
que la tierra es tuya.

¡A galopar,
a galopar,
hasta enterrarlos en el mar!

(Capital de la Gloria, 1938)

¡A GALOPAR!

Publicado en Bertsotan/ en verso | Deja un comentario

Cinco ideas para que Leonor de Borbón pueda ser una feliz ciudadana de la Tercera República

Con el objetivo de impulsar la reflexión hausnartzen. ¿Qué República?  Os presentamos este artículo de   publicado en la revista de cultura y pensamiento la U.

No está de moda ser “juancarlista”. Los deméritos del Rey emérito, más que los méritos del republicanismo español, están en la base de la crisis que la institución monárquica vive en nuestros días. ¿Cuánto de profunda es? Pronto tendremos la primera gran encuesta fiable sobre el estado de la cuestión. 16 medios de comunicación independientes, entre los que están cabeceras como El Salto, CTXT, Público, Píkara, Carne Cruda o La Marea, hemos lanzado un crowdfunding para financiar la encuesta que el CIS, tanto con gobiernos del PSOE como del PP, lleva cinco años negándose a hacer. Un detalle importante. El dinero que necesitábamos para pagar a la empresa de demoscopia se recaudó en menos de 24 horas.

A la espera de saber cuántos son los republicanos, cómo son, es decir, qué edad, género, clase social, nivel de estudios y código postal tienen, podemos realizar algunas conjeturas a partir de los escasos estudios de opinión que se han hecho al respecto. Sabemos por ejemplo que el republicanismo del siglo XXI es mayoritariamente joven, urbano, de izquierdas, en un sentido bastante amplio, y habita sobre todo en las periferias, especialmente en las periferias catalana y vasca, pero también en las periferias de los barrios populares de muchas ciudades del resto de España. Esa fue precisamente la cartografía que nos dibujó la histórica cacerolada del 18 de marzo de 2020. “Cacerolada de gran impacto mediático en los barrios populares de todo el país en protesta por el comportamiento del rey emérito. Cacerolada atronadora en Barcelona y en el resto de Catalunya”, como describió en La Vanguardia el periodista Enric Juliana lo que hasta hoy ha sido la mayor demostración de desafección a la Monarquía de la historia reciente de España.

La marea republicana parece subir, pues, en España, gracias al deshielo de ese glaciar que ha sido durante cuarenta años el “juancarlismo”. ¿Quiénes eran los juancarlistas? Sobre todo votantes del PSOE. Gentes de corazón más o menos republicano, pero que podían convivir sin grandes problemas con una Monarquía moderna, aseada y que se limitara a ocupar un papel meramente simbólico en la vida política del país. Hoy los votantes del PSOE, a tenor de lo poco que sabemos, parecen estar migrando de un monarquismo pasivo a un republicanismo pasivo. El PSOE de las periferias, siempre más sensible que el del centro y sur de España a este tipo de variaciones atmosféricas, ha emitido ya algunas señales importantes de que si bien “un diamante es para siempre”, el compromiso suscrito por el partido con la Monarquía en la Transición es un pacto perfectamente revisable. Los pronunciamientos, siempre “a título individual” de María Chivite, presidenta navarra, Sandra Gómez, vicealcaldesa valenciana, y Odón Elorza, exalcalde donostiarra, van por ahí. ¿Va a moverse su dirección nacional? De momento no. El PSOE, el partido que más se parece, y más se quiere seguir pareciendo a España, será como siempre conservador y cauto. Solo si el republicanismo coge marcha, la cúpula de Ferraz tendrá que mover ficha, empezando por marcar distancias con PP, VOX y Cs en el tema real, y siguiendo por dejar de proteger al monarca huido a Emiratos Árabes Unidos.

Y llegamos al meollo del asunto. La preferencia por la República avanza, pero no así el republicanismo como movimiento organizado. Habrá quien lo confíe todo a una gran metedura de pata de Felipe VI, es decir, a la histórica habilidad de los Borbones para autoprovocar su propio colapso y acabar en el exilio, pero como señala el historiador y exportavoz de los Comunes, Xavier Domènech, el espontaneísmo tiene sus límites, y “si no hay estrategia republicana, la indignación puede devenir en frustración”. Sobre todo porque la muerte de Juan Carlos I podría ser la antesala de un gran funeral de Estado, con horas y horas de lacrimógenos programas de televisión para blanquear su figura y recordarnos los momentos estelares de su reinado. Ese escenario, realista teniendo en cuenta que el Emérito tiene ya 82 años, precipitaría el cierre de la crisis que a día de hoy tiene abierta Felipe VI.

El irregular tour veraniego de la Casa Real por las distintas Comunidades Autónomas ha tenido poco de baño de masas, evidenciando la escasa popularidad de la Casa Real, pero también la debilidad del movimiento republicano. Es cierto que allí a donde han ido los reyes los antimonárquicos se han hecho notar, pero también han revelado su desconexión con ese republicanismo mucho más transversal que parece avanzar silenciosamente, y cuya gran salida a la superficie fue la ruidosa cacerolada del pasado mes de marzo.

El gran reto del republicanismo a día de hoy es conectar con ese republicanismo difuso, y lograr que al menos una parte de esos republicanos pasivos que hoy por hoy no se manifiestan en convocatorias muy ceñidas a la izquierda más activista, se vayan convirtiendo en republicanos y republicanas más activos. Aquí apunto cinco ideas para la paciente y esforzada construcción de ese republicanismo.

Primera. La Tercera República tiene que ser para vivir mejor.

Nadie se va a arriesgar a cambiar de forma de Estado para vivir igual o incluso vivir peor. Los electores que votaron Brexit lo hicieron convencidos de que fuera de la UE a su país le iría mejor. Del mismo modo, si el NO se impuso en el referéndum escocés fue porque los independentistas no convencieron a sus paisanos de que la separación del Reino Unido era una opción segura para el futuro de Escocia. Parece una obviedad, pero no lo es en un movimiento republicano cargado de bilis, y que muchas veces parece más preocupado por ajustar cuentas con el pasado que por proyectarse hacia el futuro.

Abro un largo paréntesis. En la última década hemos visto levantar en Catalunya un poderoso movimiento independentista que si bien no partía absolutamente de cero, sí lo hacía de bastante abajo. ¿Cómo el 17% de independentistas que existían en Catalunya en 2010 logró crecer hasta llegar a ser la mitad de la población catalana, en momentos incluso rebasando el 50%? Existen muchos factores. El principal seguramente sea la gran crisis económica, social y política iniciada en España en torno a 2008, y que tuvo en Catalunya sus propias derivaciones, como la sentencia del Estatut, los recortes sociales de Artur Mas, contestados con una formidable acción de desobediencia civil que sitió el Parlament y obligó al gobierno de CiU a entrar en helicoptero al Parc de la Ciutadella, y el no menos importante Caso Pujol, que supuso el derrumbe de la figura política más importante de la historia reciente de Catalunya. Uno de las claves del éxito del independentismo catalán fue tomar todo ese malestar social y político existente y metabolizarlo en apoyos a la independencia. Si el independentismo logró superar su barrera histórica fue precisamente porque logró convencer a muchos catalanes y catalanas que venían de tradiciones, geografías y culturas políticas muy distintas, de que con la independencia vivirían en un país más libre, más próspero y con mayor bienestar. Por eso la represión desplegada después del referéndum del uno de octubre y la amenaza de una guerra económica del Estado contra Catalunya, insinuada con las noticias de una masiva fuga de capitales catalanes hacia Madrid, fueron tan decisivas para minar la confianza en una marcha pacífica y sin grandes sobresaltos hacia la República catalana. Cierro el paréntesis.

¿Puede el republicanismo español convencer a su sociedad de que con la Tercera República viviremos mejor? Lo tiene complicado dados los dos precedentes y sus dramáticos finales. Los ingleses dicen: “si no está roto, no lo arregles”. La propaganda monárquica ha machacado con insistencia en la idea de que los 40 mejores años de la historia de España han estado ligados al restablecimiento de la Monarquía como forma de Estado. ¿Para qué tocar lo que no ha funcionado del todo mal? Un republicanismo que piense en ganar a grandes mayorías debe abordar ese mito y ligar el cambio en la forma de Estado no solo al problema de la corrupción, o a una mayor democratización de las instituciones, sino también a un ambicioso proyecto de ampliación del Estado del Bienestar. República para vivir mejor frente a una Monarquía que ampara la corrupción y los chanchullos empresariales a costa del erario público. El republicanismo debería lograr establecer una equivalencia entre la República y un Estado del Bienestar más avanzado, en el que los derechos sociales sean blindados en la Constitución.

Segunda. La transversalidad en el centro del proyecto.

Esto va de sumar gente nueva. El republicanismo no tiene que preguntar a la gente de dónde viene, sino hacia dónde quiere ir. Flash back. 1930. El republicanismo pacta en San Sebastián una hoja de ruta para traer la República a España. En el contubernio participan personajes muy variopintos, republicanos de los de toda la vida y algunos otros sin ningún tipo de pedigrí, procedentes incluso de las filas monárquicas, como Miguel Maura, hijo del político derechista Antonio Maura, ex diputado del Partido Conservador, o Niceto Alcalá Zamora, dos veces ministro con Alfonso XIII. En la Transición la Junta Democrática, impulsada en 1974  por el Partido Comunista de España, supo integrar y visibilizar a gentes como Rafal Calvo Serrer, destacado miembro del Opus Dei, al príncipe carlista Carlos Hugo De Borbón, el notario Antonio García-Trevijano o al refinado aristócrata José Luis de Villalonga. También el independentismo catalán ha sido en el último ciclo hábil dando cancha a personalidades procedentes del PSC o de ICV, a artistas como el rumbero Peret o a políticos castellano parlantes como Gabriel Rufián. Agregar las voluntades necesarias para ser mayoría es incompatible con estar todo el tiempo pidiendo el carnet a las puertas de la discoteca o exigiendo a los nuevos republicanos arrepentimiento público. Toca también abandonar la jerga para iniciados. Un republicanismo que realmente quiera ser de masas debe esforzarse en hablar un lenguaje comprensible para amplios y heterogéneos públicos, así como atraer a sus posiciones a muchos juancarlistas que pueden considerar que la Monarquía cumplió un papel histórico positivo en la Transición, pero también que su tiempo ha pasado.

Tercera. El republicanismo debe buscar alianzas plurinacionales y con la España vaciada.

Hoy por hoy Catalunya, el País Vasco y Navarra son los tres territorios que concentran un mayor rechazo social a la Monarquía. En las tres comunidades la respuesta a la crisis política ha oscilado entre el voto a opciones nacionalistas y a opciones federalistas de izquierda. El republicanismo debe apoyarse en esa fuerza, y saber pactar con otros republicanismos que no piensan en clave española. Proponer un republicanismo que no tenga en cuenta la problemática plurinacional y territorial de España, y especialmente la cuestión catalana, es colocarse de espaldas a la realidad del país que se quiere transformar, del mismo modo que hacer en Sevilla o Madrid propaganda en defensa de la República catalana. El republicanismo debe saber hablar tanto a los que se sienten españoles como a quienes se consideran solo catalanes, vascos o gallegos y proponer una hoja de ruta compartida para reformar el Estado. ¿Es posible compaginar plurinacionalidad y solidaridad? Reconocer las demandas soberanistas al mismo tiempo que se ofrece un horizonte de futuro para la España vaciada y la España envejecida puede ser tan compatible para los republicanismos como a día de hoy lo es para las derechas oponerse al pacto fiscal en Catalunya, defender la hacienda foral en Navarra y apostar por la transformación de Madrid en una especie de paraíso fiscal dentro de España.

¿Es posible atraer a los nacionalistas periféricos a un proyecto común? Nadie ha dicho que sea fácil, pero en un momento en el que los límites de la vía unilateral ensayada en el Procés han quedado en evidencia, resulta más factible que muchos catalanes vuelvan a apostar por una alianza federal o confederal con los sectores progresistas del resto de España. También Bildu ha abandonado su antiguo aislacionismo para pactar con el PSOE y Unidas Podemos medidas progresistas. Como recientemente explicaba Xavier Domènech, “aquellos que quieran construir repúblicas en Catalunya, en el País Vasco o en Galicia tienen que entender que cualquier apertura constituyente que reconozca sus soberanías pasa por la transformación del Estado que puede ser querido o no, pero es un problema común”. Volvamos a los ejemplos históricos. 1930. Pacto de San Sebastián. Los partidos republicanos españoles, catalanes y gallegos llegan a un acuerdo: luchar juntos por una República que reconozca el derecho a la autonomía de aquellas regiones que muestren voluntad de autogobernarse. Nuevamente en la Transición los organismos democráticos impulsados por el PCE, la Junta Democrática, y el PSOE, la Plataforma de Convergencia Democrática, terminan convergiendo en un espacio más amplio, la Plataforma de Organizaciones Democráticas, que incluye a movimientos autónomos de Catalunya, Galicia, el País Valenciá, las Islas Baleares y Canarias. La consigna “Libertad, amnistía, estatuto de autonomía”, acuñada por la Asamblea de Catalunya, y extendida progresivamente al resto de territorios del país, lograría unir las demandas democráticas y las demandas de autogobierno. Democratización y descentralización se convertían en conceptos inseparables. Hoy el republicanismo tiene el reto de lograr algo similar, ligar el proyecto de la República a una nueva idea de España y un nuevo pacto territorial en el que se asegure tanto una justa transferencia de recursos económicos de las comunidades prósperas a las comunidades empobrecidas, como el derecho a decidir de aquellos territorios en los que amplias franjas de la población manifiestan su voluntad de autodeterminarse. La República debería ser lo contrario al Estado actual que a la vez que reprime el movimiento independentista catalán, no asegura el desarrollo de tres cuartas partes del país, y tolera el dumping fiscal al resto de las comunidades practicado por las derechas madrileñas.

Cuarta. El republicanismo debe encontrar una consigna aglutinadora.

De entre todas sus propuestas programáticas el republicanismo necesita hallar una, dos o tres, no más, que puedan convertirse en agregadoras de amplias mayorías. Reivindicaciones fáciles de explicar y de retener, a la vez que difíciles de rebatir y negar. No será fácil. La tendencia en los movimientos sociales a no ordenar las demandas en un ranking de prioridades es casi patológica. El 15M por ejemplo fue incapaz de generar un mínimo consenso en torno a unas pocas propuestas, y aquello estuvo en la base de su agotamiento y disolución. La PAH en cambio logró que de todo su extenso programa de medidas en defensa del derecho a la vivienda emergiera mediáticamente una que era difícilmente contestable: la dación en pago. El independentismo catalán logró dar su gran salto adelante cuando dejó de centrarse en el objetivo, la independencia, y puso el foco en el método, el referéndum. A la larga se demostró el acierto de una estrategia que para los más radicales e impacientes parecía un paso atrás. Muchas personas podían estar en desacuerdo con la independencia pero aceptaban en cambio la celebración de un referéndum de autodeterminación. Al convertirse en los máximos defensores del referéndum los independentistas lograban que el Estado apareciera ante la sociedad catalana como el bando del autoritarismo, y los independentistas como el bando de la democracia. ¿Qué podría ser el equivalente para el republicanismo? Me atrevo a lanzar tres consignas: retirada del título de Emérito a Juan Carlos I, juicio en España por sus delitos económicos y referéndum sobre Monarquía o República. El republicanismo se presentaría así como el bando de las manos limpias, la igualdad ante la ley y la democracia, frente a una Monarquía identificada con la corrupción, los favoritismos y la negación de la democracia.

Quinta. El republicanismo no puede confiarlo todo a la espontaneidad y la estupidez de los Borbones: debe organizarse.

El republicanismo, o mejor dicho, los republicanismos, puesto que asumo que el movimiento será necesariamente diverso, plural y con múltiples corrientes y familias, necesita encontrarse pronto física o virtualmente y establecer algún tipo de coordinación confederal, tal y como sucede con el movimiento feminista, ecologista o pensionista. Quizá no pueda aún generar estructuras tan sólidas como las que ha generado el independentismo en Catalunya, con organizaciones de masas como la Asamblea Nacional de Catalunya y Omnium Cultural, pero necesita dotarse cuanto antes de una mínima organización y de portavocías reconocibles que puedan empezar a jugar un papel activo en los medios de comunicación.

La República no está a la vuelta de la esquina, pero sí quizá el surgimiento de un gran movimiento por ella. Por el momento ya se da una situación insólita: un gobierno del PSOE en minoría que se sostiene sobre una alianza con partidos abiertamente antimonárquicos y con el PNV, que aún no sabemos a ciencia cierta qué es. El republicanismo, los republicanismos, necesitarán inteligencia, trabajo, paciencia, astucia, una coyuntura favorable, errores del adversario, y claro está, mucha suerte, para lograr sus objetivos. En 2014, a pesar de las multitudinarias manifestaciones convocadas tras la abdicación de Juan Carlos I, no logramos frenar la coronación express de Felipe VI, pero puede que ya estén madurando en el país las condiciones para que la infanta Leonor no se convierta en la futura reina de España, sino en una feliz ciudadana de la Tercera República. Como siempre, atreverse a salir a ganar no será bastante, pero sí condición imprescindible para que lo podamos ver.

Diego Díaz Alonso (@DiegoDazAlonso1) es historiador y director de Nortes.me.

Publicado en Hausnartzen. ¿Qué República? | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Bilbon langile mugimenduaren ibilbidea frankismo garaian.

euskaraz/gazteleraz

Bisitaldi honetan begirada berri bat eman nahi diogu Bilbori. Gure gaurko Bilbo berritu honek, hiri garbi, txukun eta, beharbada, aldi berean hain aseptiko eta oroimen-gabe honek, baditu gordeta hainbat leku, batzuk agerikoak eta beste batzuk askoz ezkutuagoak, zeintzuetan entzun daitekeen gure historiaren ahotsa, behialako gizon eta emakume langileen mintzoz hitz egiten diguna. Proiektu hau Jose Unanue Fundazioak egin du Bilboko Udalaren diru-laguntzarekin.

 Horretarako, ibilbide bat prestatu dugu, hamar puntuz eta beste sei leku “gehigarriz” osatua. Aurreneko hamar puntuak ikusteko hiru bat orduko ibilaldi bat egiten da, oinez nahiz garraiobide publikoz, esaterako tranbiaz. Puntu gehigarriak distritu barruko erreferentziak dira, bisitaldiari hasiera nahiz amaiera emateko baliatu daitezkeenak, segun-eta bisitariak zein tokitatik heldu diren. Lan hau abiapuntu bat baino ez da hurbilagotik ezagutzeko behialako Bilbo industrial eta sindikala, langileak zituena bere klase nagusia. Lan honen asmoa da ibilbide gehiago sortuz joatea, auzoetatik hurbilago joango direnak eta elkarrekin konbinatzeko modukoak izan daitezkeenak.

Ongi etorri, beraz, ibilbide honetara, eta aurkitu dezazuela gurekin batera Bilbo berri bat.

1.-BILBOKO UDALETXEA       

Gure ibilbide historikoari hasiera emateko abiapuntutzat hartzen dugu  Bilboko langileriak bere eskubideen alde egindako hamaika borrokaren lekuko izan den toki bat: Bilboko Udaletxea. 1890eko greba historikoa egin zenetik, borroka sindikal eta demokratikoaren hamaika pasarte ikusi ditu Bilbok bere kaleetan. XIX. mende amaierako meatzarien grebek protesta-ziklo bat ireki zuten, XX. mendeko hasierako hamarkadetaraino luzatu zena eta gailurra jo zuena Bigarren Errepublikarekin. 1936ko Estatu-kolpearen ostean Bilbo frankistek setiaturik egon zen ia urtebetez, harik eta 1937ko ekainean Errepublikaren aurka jaikitako matxinoek hiriko defentsak hautsi eta Bilbon sartu ziren arte.

Gerra ostean  Bilboko espetxeak, hala lehendik zeudenak nola  gerra garaian sortu zirenak, erregimen frankistak errepresaliatutako langilez bete ziren. Gerraosteko lehenbiziko greba orokorrak Bilbon egin ziren, 1947an eta 1951n. Hiriak izugarriko aldaketa  sozial eta ekonomikoa bizi izan zuen 50eko hamarkadaren amaieran. Milaka langile —gizon eta emakume— heldu ziren beste lurralde batzuetatik, auzo berriak sortu ziren, langile-ordezkaritza modu berriak agertu, grebak eta manifestazioak hasi, eta, batez ere, 60 eta 70. hamarkadetako errepresio gogorrak bete-betean jo zuen.

2.-LA ANEJAKO ELIZA

Gauden toki honetan altxatu zen Uribarriko Familia Santuaren eliza, La Aneja izenez ezagutua. 1962ko udaberriko greben osteko errepresioak  langile mordo bat eraman zituen espetxera. Beste asko deserriratu eta lanetik bota zituzten. Egoera horretan, hainbat lantegitako langile komisioen ordezkariak harremanetan sartu ziren elkarrekin. Eliza honetan bildu ziren  1963an Bizkaiko lantegi handienetako 48 langile-ordezkari. Batzar hartan ikusi zen bazegoela beharra plataforma egonkorrago bat  sortzeko, hobeto defendatzeko aurreko urteko greben ostean kanporatutako 52 langileak. Lehenbiziko bozketan hamabi ordezkari aukeratu ziren. Eztabaida batzuen ostean,  Komisioa lagun hauekin osatuta geratu zen: Valeriano Gómez Lavín, Agustín Sánchez Corrales, José María Echevarria Heppe, David Morin Salgado eta Ricardo Basarte Amézaga. Azpimarragarria da nolako garrantzia izan zuten militante katolikoek beste joera batzuetakoen aldean, adibidez komunisten aldean.  Holaxe sortu zen Bizkaiko lehenbiziko Langile Komisioa.

3.-BILBOKO GOTZAINDEGIA

Orain Bilboko Gotzaindegi edo Apezpikutegian gaude. 36ko gerra hasi zen unetik bertatik Eliza izan zen  erregimen frankistaren zutabe sendoenetako bat. Halere, 50eko hamarkadan aldaketa nabarmen batzuk gertatzen hasi ziren, eragina izan zutenak sektore katoliko batzuetan. Acción Católica-ren eskutik langile giroetan lanean ari ziren JOC eta HOAC bezalako  taldeak gero eta konpromiso handiagoa hartzen hasi ziren langileen alde. Talde horietako kideek  zuzenean hartu zuten parte  lehenbiziko Langile Komisioen sorreran.

Pertsonaia berri bat sortu zen orduan: langile-apaiza, zeinaren bitartez nabarmen estutu ziren talde horien eta langileen arteko harremanak. Nahiz eta Elizako goi-agintariek frankismoari atxikiak jarraitu zuten, behintzat 60ko hamarkadaren amaierara arte, langileen alde ari ziren talde horiek  gero eta indar handiagoa hartu zuten. Kontuan hartu ezik horien lana, bai eta Bilbo eta Bizkaiko parrokietako  hainbat abaderena, ezingo genuke ulertu garai hartako lan-gatazka handienek hartu zuten tamaina eta piztu zuten elkartasuna, esaterako Bandaseko grebak (1966-67). Greba hori ez zen izan bakarrik langile-erresistentziaren eredu biribila, horrezaz gain elkartasun olatu latza sorrarazi zuen Bizkaian, Estatu osoan eta atzerrian.

1967ko apirilaren 12an 150 abade bildu ziren toki honetan eta, ikusi ondoren apezpikuak ez zituela hartu nahi, idazki bat aurkeztu zuten salatzeko langileek eta militante politiko eta sindikalek pairatzen zuten jazarpena eta errepresioa.

70eko hamarkadan Elizaren eta erregimen frankistaren arteko harremanak gero eta txarragoak ziren, harik eta tirabirak Elizako buruetaraino iritsi ziren arte. 1974an, Bilboko apezpikua, Monseñor Añoveros, frankismo denborako gatazka sonatuenetako baten protagonista bihurtu zen, mehatxu egin zuenean Franco bera eskumikatuko zuela. Gertakari hark amaiera eman zion aro bati.

4.-LARRINAGAKO ESPETXEA

Larrinagako espetxea (Gaurko Grupo Garamendi terrenuetan. Santutxun) Bizkaiko gerraosteko kartzela handienetako bat izan zen. Espetxea 1871n eraiki zen, eta 1897an, Enrique Epalza arkitektoaren gidaritzapean,  emakumeentzako pabiloi bat eraiki zuten, “Galera Etxea” deitua. Eraikin hori gero Udal Musika Eskolaren eta Bilboko  Orkestra Sinfonikoaren  egoitza bihurtu zen. Galera etxeak instalazio modernoak zituen  eta “Karitateko Ahizpek” kudeatzen zuten.

Halere, XX. mende hasierarako Larrinagako espetxea oso egoera txarrean zegoen jadanik, hainbat gogorragoa egiten zuelarik, hortaz, bertan preso zeuden atxilotuen bizitza. Larrinagako espetxean gertakari latzak bizi izan ziren  gerra zibilean, baina latzena 1937ko urtarrilaren 4an gertatu zen: egun horretan, frankisten hegazkinek Bilbo gogor bonbardatu ondoren, elementu erradikalez osatutako jendetza sumindu bat Larrinagara oldartu zen eta, indarrez barrura sarturik, eskuineko preso politiko mordo bat atera eta hil zituzten.

Gerra bukatu ondoren,  Larrinagako espetxean  ehunka preso errepublikano  metatu ziren baldintza negargarrietan. XX. mendeko 50eko hamarkadaren azken urteetatik aurrera, berriz, langile-borroken ondorioz espetxeko ziegak berriro bete ziren Francoren erregimenaren aurkako sindikalista eta aurkariekin, euren artean zeudelarik Langile Komisioetako kide asko, esaterako Jose Unanue. Denborarekin, espetxea gero eta gehiago hondatu, zikindu eta zaharkitu zen, eta 1967an itxi egin zuten. Urte horretan bertan zabaldu zen bere ordezkoa, Basauriko espetxe berria, zeinetara hamaika sindikalista preso eraman zituzten  diktaduraren azken urteetan.

5.-LAN-MAGISTRATURA

Bilboko itsasadarrari eta Alde Zaharrari begira ikusten dugun eraikin hau, herritarrek Bailengo etxe orratza deitzen dutena, José María Chapak eta Manuel Ignacio Galíndezek eraikiarazi zuten 1946an. Bera izan zen 40 metrotik gorako lehen eraikina Bilbon. Bilbotar gehienentzat leku ezaguna izan arren, gutxik dakite Franco garaian  Lan-magistraturako egoitza izan zela.

Lan-magistratura 1938an sortu zen “Fuero del Trabajo” izeneko legeriaren babesean.

Erregimenaren arabera, Lan-magistraturaren helburua zen ekoizpen prozesuan sortzen ziren gatazkak konpontzea, batez ere lan arloko gatazkak. 1979an  Instituto de Mediación, Arbitraje y Conciliación delakoak hartuko zuen bere lekua.  Lan-magistratura sortu zenean  ezabatu egin ziren Lan-Epaimahai Mistoak eta  Industriako Tribunalak.

Frankismoaren aurreneko hamarkadetan lan arloko gatazkak Lan-magistraturara bideratzen ziren. 1946tik aurrera, Lan-magistraturak  50.000-60.000 gatazka inguru ebatzi zituen urtero, gehienetan kaleratze eta soldata arazoen ingurukoak. Langileek bide bat baino ez zeukaten beren  lan-baldintzei buruzko erreklamazioak legearen barruan egiteko: Organización Sindical Española (OSE) deitutako egitura frankistaren bidez edo Lan-magistraturaren bidez. Bestalde, erreklamazioak indibidualak baino ezin ziren izan, talde-erreklamazioak  debekatuta eta zigortuta baitzeuden.

Ikusteko nola langileek bide legalak (Lan-Magistratura) eta ilegalak (grebak) baliatzen zituzten beren interesak defendatzeko, adibide ona da Etxebarriko Laminaciones de Bandas en Frío lantegian sortutako gatazka. Bandas-eko  greba  borroka antifrankistaren sinboloa da euskal langile mugimenduarentzat. Etxebarriko Laminaciones de Bandas en Frío lantegia 50eko hamarkadaren amaieran sortu zen AHV eta Basconia enpresen kapitalekin. Gatazka  1966ko  azaroaren 30ean hasi zen, eta  1967ko  maiatzaren  20ra arte luzatu. Primen inguruko arazo bat zela medio,  Etxebarriko Laminaciones de Bandas en Frío lantegiko  960 langileetatik 800ek grebara jo zuten. Lan-metodo berriak eta  ugazaben itxikeria izan ziren  gatazkaren arrazoia. Hala langileek nola enpresak Lan-magistraturara jo zuten, eta epaia enpresaren alde erori zen.

Langileek abiatu zituzten ekintzak mota bietakoak izan ziren: legezkoak eta legez kanpokoak.  Lehenbiziko egunetik hasi ziren egunero inprimatzen eta zabaltzen gatazkaren gorabeherak jasotzen zituen orri batzuk. Esku-paper horiek indarra eman zioten gizartearen parte-hartze eta elkartasunari, ez bakarrik Etxebarri eta Basaurin, mugimenduak Bizkaiko mugak ere gainditu baitzituen. Elkartasuneko lan-uzteak eta diru-bilketak etengabeak izan ziren. Emakumeek funtsezko papera jokatu zuten mobilizazioetan eta, batez ere, grebari eusten.

Poliziaren erasoek, deserriratzeek, enpresak Otxarkoaga auzoan  zituen etxebizitzetatik langile grebalariak kanporatzeko mehatxuek… ez zituzten batere kikildu langileak. Apirilaren 2an Gobernuak salbuespen egoera agindu zuen  eta askatasun guztiak eten zituen. Atxiloketa eta deserriratze olatu bat hasi zen orduan. Maiatzaren 20an greba bertan behera utzi zen, 180 egunen buruan.

6.-IPARRALDEKO GELTOKIA

Bizkaian bada lana denentzat”. 60ko hamarkada hasierako propaganda horrek eta  etorkizun hobearen esperantzak bultzaturik, milaka langile, bakarka nahiz euren familiekin, Bilboko geltokira heldu ziren aukera berrien bila. Laster ikusi zuten eslogan hura ez zela arras egia. Bai, bazen lana mundu guztiarentzat, baina uste zutena baino lan prekarioagoa zen maiz. Halere, etxebizitzarik eza izango zuten arazo larriena.

Zurezko eta kartoizko maleta zaharra lepoan hartuta, ilusioz  beteta, milaka gizaki haiek egoera berriaren erronkari aurre egin beharrean aurkitu ziren. Iparraldeko Geltokia izan zen askorentzat euren bizitzaren zero kilometroa.

7.-KALE NAGUSIA. ALDUNDIA

Diego Lopez de Haroren Kale Nagusia eta  Bizkaiko Foru Aldundiaren Jauregia Bilboko hamaika gertakari historikoren lekuko izan dira. Horietako askotan langile jendea izan da protagonista. Hala gertatu zen, adibidez, 1890eko maiatz hasieran, erakunde ofizial guztiak dardaraka eta meategietako ugazabak izu-laborrian jarri zituen meatzarien greba historikoa egin zenean. Gauza bera gertatu zen ondoko urteetan ere, XX. mende hasieran Bilboko kaleak pilpiran jarri zituzten  lan-gatazka ugarietan.

Gerra ostean Kale Nagusia eta Aldundiaren jauregia  gune garrantzitsu bihurtu ziren: Bilboko  botere ekonomiko eta politikoaren ikurrak ziren heinean, inguru horretara biltzen ziren langileak  lan-baldintza hobeak eskatzeko kalera ateratzen ziren bakoitzean. Une honetan zapaltzen ari garen espaloi hauek hamaika gauza ikusita daude: diktadurak zanpatzen zituen oinarrizko eskubideen alde beren bizia arriskuan jarri zuten hainbeste gizon eta emakume langileren aurkako polizia erasoak, atxiloketak, jipoiketak…

8.-OSE (Espainiako Sindikatuen Erakundea)

Eraikin honetan ederto ikusten da  XX. mendeko  30eko hamarkadatik 50eko hamarkadara bitartean  Bilbon nagusi izan zen  arkitektura arrazionalista. Eraikin hau arkitektura mota horren adibide petoa izateaz gain, baina, gutxik dakite  garai batean OSE-Organización Sindical Española delakoaren egoitza izan zela, “Sindikatu Bertikala” deitzen zen harena alegia.

Klase-sindikatuen ilegalizazioa eta sindikatu bertikalaren inposizioa kolpe gogorrak izan ziren langile mugimenduarentzat.  Ordezkari legitimorik gabe, erakunde eta bilerak egiteko lokal propiorik gabe, eta langileen eskubideak murrizten zituzten legeen azpian bizitzera behartuak, langile mugimenduko  militanteek oso egoera gogorra bizi izan zuten gerraosteko lehenbiziko urteetan. Sindikatu Bertikalak ez zeukan batere zerikusirik langile gehienen interesekin, eta, aurreneko hamarkadetan, enpresarien eta bake soziala bortxaz inposatu nahi zuen erregimen frankistaren zerbitzuko tresna bat bezala ikusi izan zen. Lehenbiziko hauteskunde sindikalak 1944an egin ziren, eta bertan aukeratu ziren aurreneko artekari sindikalak, baina  diktaduraren ahaleginak gorabehera  oso langile gutxik hartu zuten parte euretan, sindikatu berriekiko desatxekimendua nagusi baitzen langileen artean. Estraineko hauteskunde haietan aukeratuak suertatu ziren ordezkari sindikalek ez zeukaten legitimitaterik ez euren lankideen onespenik. Klase-sindikatu ilegalizatuek boikotaren bidea hartu zuten erregimenak bortxaz inposatutako sindikatu bertikala ahuldu beharrez. Halere, egoera hori aldatzen hasi zen  50eko hamarkadan, orduan hasi baitziren sortzen lehenbiziko langile komisioak: lantegietan batzar txikiak  egiten hasi ziren eta bertan aukeratzen hasi ziren langileen ordezkariak, langileen eskabideak bideratzeko, eta gero ordezkari horiek langile komisioetan elkartzen ziren. Bilakaera hori izan zen sindikatu bertikalaren legitimitatea erraustuko zuen prozesuaren lehen urratsa. Espainiako Alderdi Komunistak bultzatzen zuen estrategia —hauteskunde sindikaletan parte hartzea— 60ko hamarkadetan hasi zen mamitzen. Ordura arte militante apur batzuek baino ez zuten  onartu  hauteskunde sindikaletan parte hartzea, hautagai ofizialen garaipena eragozteko.

Sindikatuen lokalak: Langile Komisioek frankismo garaian aukeratutako estrategia —ordezkari erreibindikatzaileenak aurkeztea enpresetako hauteskunde sindikaletara— erabat arrakastatsua gertatu zen. Estrategia horri esker, 1966an Euskadiko Langile Komisioetako kideek  bereganatu zituzten enpresa askotako ordezkaritza sindikal gehienak. Sindikatu bertikaletan infiltratzeko estrategia  hori funtsezkoa gertatu zen  langile mugimendua berriro zutik jartzeko.

1966ko  hauteskunde sindikalak  garaipen osoa izan ziren  Euskadiko Langile Komisioentzat, beren militante asko kokatu baitzituzten Bizkaiko enpresa handienetako  artekari eta epaimahaikide postuetan. Orobat, Langile Komisioetako buruzagi batzuk  Bizkaiko nola Estatuko  bokal izendatuak izan ziren, eta sindikatu  batzuetako komisio eta sekzio sozialetako presidentzia eta presidenteordetza ere eskuratu zuten, esaterako metalaren sektorean. Sindikatu bertikalean halako oldarrean infiltratuz errazagoa egin zen “modu legalean okupatzea” sindikalismo ofizialak artean betetzen zuen espazioa. Lokal horietan egin ziren batzarretan  agerian geratu ziren  alde “ekonomiko eta sozialaren” artean zeuden interes —eta klase— gatazkak, erregimenak hasieratik ezkutatu nahi izan zituenak hain zuzen, eta talka hori azaleratu zenean  kordoka jarri zen frankismoak inposatutako eredu osoa. Egoera horri erantzuteko beste tresnarik ez zeukanez, diktadurak errepresio basatira jo zuen. Militante langile horietatik gehienak beren sindikatu karguetatik bota zituzten  1967an, eta Langile Komisioak eurak ere ilegalizatu zituzten; baina ordurako lan-gatazkak jadanik fenomeno zabaldua ziren.  Ordezkari sindikalak kargugabetu arren, batez ere enpresaz gaindikoak, Langile Komisioetako kideek  hurrengo hauteskundeetan  kargu mordo bat bereganatu zituzten  enpresa askotako  epaimahaietan, diktaduraren amaiera arte.

Sindikatu bertikala langileak enkoadratzeko tresna bat izan zen frankismoan. Erregimenaren egitura instituzionala hiru zutabetan oinarritzen zen: familia, herria eta sindikatua. Sindikatu bertikalak (CNS, OSE[1]) biztanle kopuru jakin batetik gorako herri guztietan zituen adarrak, eta bazituen eraikin mordo bat  lan munduarekin zerikusia zuten  ekintzak burutzeko, baina bere sarean sartuta zeuden baita ere aisialdiko egoitzak (heziketa eta atsedenerakoak —“educación y descanso”— esaten zitzaienak), lanbide heziketako zentroak, etxebizitza auzoak, eta are egunkariak ere. Eta hori guztia ordaintzen zen  langile guztiek derrigorrez ordaindu behar zituzten kuotekin.

9.Indautxuko komisaria.

Indautxuko Polizia Armatuaren komisaria eta La Salvearen Guardia Zibilaren Kuartela  izan ziren atxiloketa eta torturarako erabili ziren zentroak frankismo garaian Bilbon. XX. Mendeko 70. hamarkadaren hasieratik ehunka militante antifrankista pasa ziren bertako ziegetatik atxilotuak izan eta gero. Indautxuko komisarian itaunketa gogorrak egin ziren tratu txarrak zein torturak erabilita Brigada Politiko Sozialaren eskutik, oposizio antifrankistako kideen ikerketa eta atxiloketarako sortu zen talde berezia. Euskadiko Langile Komisioakeko hainbat kide esanguratsuk ezagutu zituzten ziega horiek. 1967ko martxoan Alemanaren Meatzearen erorialdia eta gero erakunde honetako ehun militante baino gehiagok bukatu zuten zentro honetan asanblada bat egiten zuten bitartean atxilotu eta gero.

 10.EUSKALDUNA

Inguru horretako izaera industriala desagertu den arren, orain, Isozaki dorreak edo Iberdolako kolosoarekin hiriaren sky-line berri bati lekua utzita, Euskalduna Jauregiak eraikuntza nabalarekin lotuta dagoen iragan horri omenaldia egiten dio. Izaera industrial hori eraikin batzuen arkitekturan sumatu daiteke, esaterako 1997an ireki zen Guggenheimean, itsasontzi forma daukana, Musikaren jauregiak bezalaxe, Euskalduna (1999). Arkitektoak Federico Sorioano eta Dolores Palacios dira, lehen zegoen ontziolako enpresari zeinu bat egin diote. Aipatu beharrekoa da Euskalduna, enpresa borrokalari izaerakoa eta hasiera batetan kapital abertzaleari lotuta. Diktadura frankistan langileak antolatzen hasi ziren lehenengoetarikoa izan zen. 1953ko gabonetan pagak ez ordaindu eta gero, langileak greban hasi eta gatazkaren bozeramaile moduan enpresarekin egiteko negoziazioak kudeatzeko arduraduna izan zen batzorde bat hautatu zuten. Batzorde hau izan zen langileen ahotsa, baina gatazka konponduta desegin egin zen.


Gehigarriak

REKALDE (AAVV) URETAMENDI

Erregimen frankista sustatu zuen XX. Mendeko 50. hamarkadatik politika ekonomiko berriak eta hurrengo hamarkadan zehar eman ziren hainbat aldaketa esanguratsu eragin zituen. Ekonomiaren liberalizazio progresiboak eta inbertsio berriak iristeak lanpostu berriak sortzea eragin zuten, bereziki siderurgia eta eraikuntzan. Milaka eta milaka langile iritsi ziren urte haietan Bizkaira aukera berrien bila. Horietako gehienak urte gutxitan finkatu ziren baina beste asko, baldintza horiek lortu baino lehen garai hartako baldintza gogorrak bizi izan zituzten etxebizitza faltak markatuta. Egoera honen aurrean milaka familiak, gauetik egunera  eta material prekarioekin eraikitako txaboletan bizi behar izan zuten, inolako azpiegitura elektriko eta sanitariorik gabe. 60. hamarkadaren hasieran oraindik ere bazirauten horrelako eraikin mota batzuek Bilbo inguruetan, Bizkaiko hiriburua inguratzen zituzten mendi magaletan. Uretamendi, Mazustegi edo Otxarkoaga auzoek horrelako txabolak ezagutu zituzten.

Masifikazioak hiriburuko auzo langileei eragin zien, Errekaldeberriren kasuan bezalaxe. 60 eta 70. hamarkadetan nukleo hori ez zen frankismoaren garapenaren alderik ikusgarrienetako bat izan. Etxebizitzen pilaketa, kontrolik gabeko etxeen eraikuntza eta auzo langile erresidentzial batetan enpresa asko martxan jartzeak horren hondatzean lagundu zuen. Bizilagunen eskaeren erantzun eskasa udal eta foru erakundeen aldetik eragin zuen hauek antolatu eta Bilboko lehenengoetariko Bizilagun Elkartea sortzea.

1964ean sustatutako araudia berriaren berotasunarekin sortu zen eta protagonismo handia izan zuen urte haietan Errekaldeberriko Bizilagunen Elkarteak. Auzoaren egoera kaxkarraren inguruan kexatzeko eskutitzak idatzi eta bidali zizkieten agintariei, hainbat ekimen jarri zituzten martxan  eta mobilizazio esanguratsuak sustatu zituzten.

ARTIACH

Estatuan 20. hamarkadan galleta fabrika batentzat eraiki zen lehen eraikina izan zen. 70. hamarkadan 800 pertsona inguruk lan egiten zuten bertan, gehienak emakumeak. Frankismoko araudiak emakumeak lan mundutik aldentzen saiatu zen uneoro, emakumeak etxeetan sartuz eta emakumeen “etxeko aingeru” moduko irudia sustatuz. Erregimeneko erakunde esanguratsuetatik indartu zen ideia hau, Gizarte Laguntza edo Atal Femeninotik esaterako. Emakume langile izatean beren jarduera nagusia ezkondu arte luzatzen zen. Frankismoak “dotearen” kontzeptua ezarri zuen emakumeei ezkontzean ematen zitzaien nolabaiteko sari ekonomikoa. Emakumeen lana gizonezkoaren ordainsari nagusiaren osagarritzat hartzen zen eta kasu askotan enplegurako sarbidea ezkutuko ekonomiaren bitartez egin zuten.

Artiach-ek zuen langile motaren arabera mugimendu sindikal gutxiko enpresa dela pentsa badaiteke errealitatetik urrun dago ideia hori. Galleterak oso kolektibo aktiboa izan ziren beren eskubideen defentsan eta emakumeen eskubideen defentsan hauen eskubideak oso mugatuak zeuden garai batetan.

ARTXANDA

Artxanda, Bilboko birika, aisialdirako eta Bilboko bizilagunak zabaltzeko gune bat baina askoz gehiago da. Gain hau oso esanguratsua da bilbotarren memoria kolektiboan. Funikularra eta hemendik dauden bistak, garrantzia bereziko gertakari historiko batzuk gordetzen dituzten alderik erakargarrienetako batzuk besterik ez dira, miliziano eta gudariek egin zuten Bilboren defentsa 1937ko udaberrian jasan zuen setioa izan zen bitartean.

Baina gainera 60. hamarkadan, frankismoaren aurka borrokatu ziren indar politiko eta sindikalen berrantolaketa hasi zenean ezkutuko bilerak egin ziren bertan.

Artxanda mendiaren magaletan egin zen 60. hamarkada erdialdean Langile Komisioak sindikatuko lider batzuen arteko bilera, horietako batzuk Jose Unanue eta Txabi Etxebarrieta ETAko burua. Garai hartan erakunde hau alderdi klandestino bat besterik ez zen, oraindik ez zireen borroka armatuarekin hasi eta harremana mantentzen zuten langile mugimenduko erakundeekin.

BELTRAN Y CASADO

Beltran y Casado orain Deustuko ikastola dagoen tokian zegoen enpresa izan zen. Bere lantegian lehenengo hozkailuak egin zituen enpresa izan zen. 40. hamarkadan luxuzko gaia zen Kataluniako burgesen mailako kontsumitzaileen eskura bakarrik zegoena. Beranduago izan zen, 60. hamarkadak aurrera egin ahala, langile klasearen maila hobetu zenean lanaldiak zabalduz, aparteko orduak eginez, enplegu bat baino gehiagorekin edo ezkutuko jarduerekin langileak ere etxeko-gaiak erosten hasi zirenean. Honetaz gain, etxebizitzen jabe ere izango dira, autoak erosi eta seme-alaben ikasketak ordaintzeko gai. Kontsumo gizarteaz hitz egiten has gaitezke beraz. Baina horrez gain, bizi kalitatearen hobekuntza langileek egindako borrokari esker izan zen posible, Euskadin diktaduraren azken garaian Langile Komisioetako militanteak buru izan zirela.

Enpresa honetako langileen parte-hartzea handia izan zen bere eskubideen aldarrikapenean. 50. hamarkada bukaeran lantegietako komisioak antolatzen hasi ziren.

“legezko borrokaren erabilerak eta legezko extra izan ziren ni Beltran y Casado enpresako epai izatea ahalbidetu zutenak 1958. urtean, eta honek era irekiagoan lan egiten lagundu zigun”.

Emakume langileen papera garrantzitsua izan zen. Oso aktiboak izan ziren mugimendu sindikalean. Beraiek animatzen zituzten greba handietan eskumaldetik Euskaldunako langileak kalera ateratzeko.

OTXARKOAGA

Dagoeneko aipatu dugun moduan, 50. hamarkadaren bukaeratik Bizkaira iritsi zen jario migratorio handiak, bertako, lurraldeko eta estatuko agintarien aurreikuspenak tarte handiarekin gainditu zituen. Eta bai, “Bizkaian denentzako lana zegoen” emigratzera animatzen zuen propagandak esaten zuen moduan, baina horrek ez zuen etxebizitza faltaren inguruan ezer esaten. Bilbora iritsi eta lehengo urteetan milaka langilek etxebizitza baldintza tamalgarriak jasan behar izan zituzten. Bilboko mendiak inguratzen zituzten txabolen irudiak garapenaren alderdirik malkarrena marrazten zuten. Arazo honekin bukatzeko, erakunde ofizialek (Etxebizitza Institutu Nazionala eta Etxebizitza MInisterioa) langileei etxebizitza duinak eskaini ahal izateko hainbat ekimen jarri zituzten martxan. Horrela sortu zen Otxarkoagako auzoa, garai hartan publizitaterik gehien izan zuen lanetariko bat, erregimenari gizarte esparruan irudia xamurtzeko balio izan ziona.

          Hori eraikitzeak lasaitu ederra eragin zuen arazo horrekin bukatzeko saiakeran, baina horren atzean, ekimen pribatuari ere onura ikaragarriak eragin zizkion eta irregulartasun eta akatsak izan ziren horien eraikuntzan. Urte gutxi pasata etxebizitzetako arazoak ebaluatzeko egin zen ikerketa batek agerian utzi zituen eraikuntzak zituen hutsune esanguratsuak (hezetasuna, arrailak…) horietako gehienak garai hartan erabilitako material kaxkarren ondorioz.

SAN FRANCISQUITOKO ELIZA

70. hamarkadako lehen urteetan pluralismoa handitzen joan zen CCOOn. Ezker erradikaleneko taldeetako militante berriak sartu ziren, oinarrian eragin maoista eta troskita zutenak eta baita ere sektore kristauetakoak, jatorrietan gertatu moduan, baina orduan erradikalizatuagoak. CCOOko sensibilitate berriek sortuko dituzte jarraitu beharreko taktikaren oinarrizko jarrerak. “Euskadiko Langile Batzorde Nazionalak” (CONE), PCE-EPKren kontrolpean CCOOren ikuskera irekia babestu zuen. Jarrera honek poliziaren atxiloketa arriskua zekarren  garaiko askatasun faltagatik, eta hala gertatu zen askotan. Langile Komisotzat ekintzan dauden langileen osotasuna hartzen zen orduan. Beste jarrera bat da ordea, “Euskadiko Langile Komisioen Koordinatzailearena” (CECO), ezkerreko hainbat erakundeetan presentzia handia zuen eta antolaketa zorrotzago baten aldeko zen, eta klandestinitatea jasaten zuten askatasun demokratiko falta eta jazarpen poliziala izan zela eta. CONEak Santutxuko San Francisquitoko Eliza erabili zuen bilerak egiteko.

Jose Antonio Pérez, Estíbaliz Montero y Oskar Arenas

Beste ibilbide batzuk: https://errepublikaplaza.wordpress.com/ibilbideak-itinerarios/

Publicado en Bertako berriak. Informaciones de aquí. | 1 Comentario

CONFERENCIA-COLOQUIO “LA II REPÚBLICA EN ÁLAVA”

El jueves de la semana que viene, 18 de noviembre, a las 19:30 en el Centro Cívico de Aldabede Vitoria-Gasteiz, volvemos con la cuarta jornada del ciclo “La República en Álava, Ayer y Hoy”, organizado por el Ateneo Republicano de Álava ERAIKI, en colaboración con el Instituto Valentín de Foronda, y que tuvieron que aplazar en marzo por los motivos de sobra conocidos.

 En esta ocasión contaremos con la presencia del catedrático de Historia Contemporánea de la UPV/EHU Santiago de Pablo, que desarrollará la charla-coloquio “La II República en Álava” . La presentación correrá a cargo de Nieves Oca.  Les informamos que el aforo está limitado al 50%, con una cabida de 74 personas, tomando las debidas medidas sanitarias. No es necesario apuntarse, pero sí se ruega acudir con antelación, pues hemos de tomar, por protocolo, el teléfono de contacto preventivo a lxs asistentes. La entrada se hará por las escaleras exteriores, y el desalojo de la sala debe ser para las 21:00.

ARABAKO ERREPUBLIKAR ATENEOA          
                     ERAIKI   ATENEO REPUBLICANO DE ARABA

Sobre el tema hace tiempor Antonio Rivera escribió en el blog: REPUBLICANOS EN ÁLAVA

 

Publicado en Bertako berriak. Informaciones de aquí. | Deja un comentario

WE SHALL OVERCOME

“La extrema derecha ha sido mucho más internacionalista que la izquierda; están intercambiando estrategias, trucos políticos y tecnologías”, dijo Naomi Klein en una videoconferencia de presentación del Green New Deal a mediados del pasado mes de mayo. Una frase de una desoladora contundencia en unos momentos en los que Steve Bannon aún no había sido detenido por fraude y cuando, a pesar de los contradictorios sondeos pre-electorales, muchos se temían lo peor: Que Donald Trump continuase en el poder durante otros 4 años más.

Aquella vehemente afirmación de una de las más populares activistas del siglo XXI, además de intentar servir de revulsivo frente a la tímida oposición del centro-izquierda más tibio que había permitido, si no propiciado, un desmesurado avance de la extrema derecha en los dos últimos lustros, también resonaba como una desesperada llamada a organizarse en un momento en el que personalidades políticas tan dispares como Jane Sanders, Yanis Varoufakis , Noam Chomsky, Fernando Haddad o Ada Colau promovían la creación de una autodenominada “Internacional Progresista” para intentar contrapesar el desmesurado éxito mediático del “trumpismo” y de su pariente más cercano, el nacional-populismo, que  pretendía afianzarse, tanto en Europa, como en Latino-América.

Evidentemente, esa Internacional Progresista estaba bastante alejada del concepto intrínseco a las 4 anteriores Internacionales que se sucedieron desde 1864 hasta 1938, fundamentadas todas ellas en el ambicioso concepto de la revolución socialista mundial. Las aspiraciones del más reciente intento de coordinación estratégica internacional de las diferentes corrientes políticas ligadas al ecologismo, el feminismo, la democracia directa o el socialismo democrático tiene mucho más que ver con la herencia ideológica de Olof Palme y de Willy Brandt que con el espíritu de las “Tesis de Abril” o del “Programa de Transición”.

Pero, aunque la iniciativa tiene indudablemente un gran interés, el momento en el que se dio a conocer no fue precisamente el más propicio. La crisis del COVID19, los sucesos de Bielorusia y Georgia, el sempiterno Brexit y las elecciones bolivianas y norteamericanas han opacado en gran medida el foco mediático sobre la nueva Internacional y, además, han dado pábulo a todo tipo de presunciones, dudas y desconfianzas esgrimidas sobre todo desde el ámbito de la izquierda más académica y ortodoxa. La misma que no se ha demorado ni tan siquiera un par de días para pontificar que no hay que esperar nada de Joe Biden, porque se trata del mismo perro con diferente collar o, incluso, que el nuevo inquilino de la Casa Blanca va a favorecer mucho más a los mercados que su antecesor, con la consiguiente debilitación de la tan ansiada “revuelta proletaria mundial” que, como todos sabemos, estaba a la vuelta de la esquina.

Y es que aquellos que a finales de octubre vaticinaban desde la izquierda de la izquierda una hecatombe mundial si Donald Trump conseguía revalidar su mandato, una vez conocida su derrota se han apresurado a afirmar sin un ápice de pudor que una vez más ha sido el capitalismo quien ha vuelto a salir beneficiado (obviando la realidad de que los EE.UU son la mayor reserva de capitalismo del orbe). Un beneficio mayor incluso que en el caso de que Trump hubiese vuelto a ganar, porque, según “la izquierda de verdad” ahora va a ser más difícil acentuar las contradicciones que, según creen los más iluminados, siempre favorecen al desarrollo su tan estimada táctica del cuanto peor, mejor.

Es obvio que en las elecciones norteamericanas no se votaba por el triunfo del “Che”, sino, en todo caso por la derrota de “Hitler”. A estas alturas nadie puede llevarse a engaño. Desde un primer momento ha quedado muy claro que en estos comicios no se enfrentaban dos auténticas alternativas políticas. La diatriba estaba entre, por una parte un intento de perpetuación en el poder de un millonario fascista que pretendía huir hacia delante para evitar su ruina económica y su más que probable imputación penal, y por otra la personalización en una inofensiva vieja gloria del partido demócrata de algo a lo que aspiraba con vehemencia más de la mitad del potencial electorado norteamericano:  Poner cara a un heterogéneo voto contra Trump que, afortunadamente, ha conseguido ser mayoría. A nadie hay que contarle que Joe Biden es un amable y educado septuagenario católico de centro derecha, que no tiene nada que ver con el infiltrado “socialista-comunista-castrista” con el que Donald Trump le identificaba. Pero, al menos, este buen señor, al que incluso sus enemigos políticos tildan de buena persona, parece que tiene la intención de restituir unos cuantos derechos sociales usurpados por Trump a los trabajadores norteamericanos, a la vez que pretende reconstruir el tejido social del país, destrozado tras de 4 años de fascismo encubierto. Algo que junto a las promesas de fijar un salario mínimo de 15$ la hora y de recuperar el “Obamacare”  para evitar que los indigentes y los parados sigan muriéndose a las puertas de los hospitales, no son en absoluto unas cuestiones nimias, aunque puedan parecérselo a “izquierdistas puros” que no hacen demasiado esfuerzo por ponerse en la piel de muchos millones de estadounidenses, especialmente si son negros o latinos.

Y todo esto en medio de una salvaje pandemia que se ha cebado muy especialmente con los EE.UU. y que ha facilitado la salida del armario de un peligroso movimiento reaccionario de gran transversalidad, capaz de aunar a los restos dispersos del “Tea Party” con lo que quedaba del movimiento “Patriots”, vestigios del “Alt-Right”, bandas de fanáticos ultra-religiosos y pro-vida, y comandos armados, más extremistas si cabe, representados por los “Proud Boys” y otros diversos grupos de violentos supremacistas, a los que se les pudo ver actuar como fuerzas paramilitares en los disturbios que se produjeron meses atrás como consecuencia de las manifestaciones contra la brutalidad policial. Un amplísimo abanico de fuerzas radicales empapadas de odio racial y de clase, y empecinadas en acabar con las prácticas democráticas mediante una estrategia de tensión que solo podría favorecer el enfrentamiento armado en el seno de la sociedad civil norteamericana.

Por supuesto que todo este andamiaje neo-fascista no se va a derrumbar por el simple hecho de que su máximo mentor haya perdido las elecciones, pero lo que sí es seguro es que lo van a tener mucho más difícil si quien los jalea y anima a seguir desestabilizando la paz social está lejos de los mecanismos de poder. Es de esperar que Joe Biden, o su vicepresidenta, Kamala Harris hagan todo lo posible por reconstruir el armazón legal de la democracia norteamericana. Esperemos que el cómputo final de votos les permita, como ya muchos se atreven a pronosticar, hacerse tanto con el Congreso de Representantes, como con el Senado y facilitar así los cambios legislativos que impidan en el futuro la vuelta del “trumpismo” a las instituciones. Al menos en esta ocasión pueden tenerlo más fácil de lo que otros presidentes “progresistas” como Jimmy Carter lo tuvieron. Algunas de las “fuerzas oscuras” que acabaron con la carrera de Carter, como fueron el Pentágono, la CIA o el FBI, sienten hoy un gran alivio al constatar que estas elecciones les han quitado de encima a uno de sus más imprevisibles detractores: Donald Trump. Un desequilibrado egocéntrico que nunca ha soportado que nadie a su alrededor le cuestionase sus caprichos, aunque se tratase de sus más fieles asesores o del más leal de los ejércitos.

Ojalá que el venenoso legado de Donald Trump acabe por desaparecer lo antes posible, aunque 70 millones de fanáticos son difíciles de asumir. Ojalá que en el futuro Trump solo sea alguien que pasó a la historia como el presidente que más hizo por enfrentar y desunir a los Estados Unidos y del que, esperemos, solo quede el recuerdo de su absurdo peinado y su desmedida soberbia de sempiterno niño rico.

 

WE SHALL OVERCOME

We shall overcome
We shall overcome
We shall overcome, some day.

Oh, deep in my heart
I do believe
We shall overcome, some day.

We’ll walk hand in hand
We’ll walk hand in hand
We’ll walk hand in hand, some day.

Oh, deep in my heart
I do believe
We shall overcome, some day.

We shall live in peace
We shall live in peace
We shall live in peace, some day.

Oh, deep in my heart
I do believe
We shall overcome, some day.

(Spoken)
The most important verse if the one they wrote down in Montgomery Alabama.
They said “We are not afraid”,
And the young people taught everybody else a lesson.
All the older people that had learned how to compromise
And learned how to take it easy, and be polite, and get along
And leave things as they were.
The young people taught us all a lesson.

We are not afraid
We are not afraid
We are not afraid, today.

Oh, deep in my heart
I do believe
We shall overcome, some day.

The whole wide world around
The whole wide world around
The whole wide world around, some day.

Oh, deep in my heart
I do believe
We shall overcome, some day.

Letra: Pete Seeger & Frank Hamilton. Música: Popular. 1963

 

VENCEREMOS

Venceremos
Venceremos
Un día venceremos.

En lo profundo de mi corazón
Sé que
Un día venceremos.

Caminaremos de la mano
Caminaremos de la mano
Un día caminaremos de la mano.

En lo profundo de mi corazón
Sé que
Un día venceremos.

Viviremos en paz
Viviremos en paz
Un día viviremos en paz.

En lo profundo de mi corazón
Sé que
Un día venceremos.

(Hablado)
El verso más importante es el que escribieron en Montgomery Alabama (*).
Dijeron: “No tenemos miedo”
Los jóvenes nos enseñaron a todos una lección.
A todas las personas mayores que habían aprendido a ceder
Aprendido a tomárselo con calma, y a ser educados, y a llevarse bien
Y a dejar las cosas como estaban…
Los jóvenes nos enseñaron a todos una lección.

No tenemos miedo
No tenemos miedo
No tenemos miedo, hoy.

En lo profundo de mi corazón
Sé que
Un día venceremos.

A lo largo de todo el mundo
A lo largo de todo el mundo
Algún día (venceremos) a lo largo de todo el mundo.

En lo profundo de mi corazón
Sé que
Un día venceremos.

Traducción libre: Liova37

(*) Referencia a las movilizaciones lideradas por el “Civil Rights Movement”, durante la primavera de 1963 en Birmingham, Alabama.

Joven afro-americano puño en alto durante una manifestación en Atlanta, Ggeorgia. Mayo 2020

Publicado en Musikaz blai | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Libro “Juan ibarrola. El precio de la Lealtad”,

ARABAKO ERREPUBLIKAR ATENEOA   ERAIKI   ATENEO REPUBLICANO DE ARABA invita y enlace a la video presentación del Libro “Juan ibarrola. El precio de la Lealtad”, un trabajo que recupera las memorias de este brillante Comandante en Jefe del ejercito republicano en el Norte, en batallas tan notables como el Puerto Pajares y el Mazuco. Escrito por ANGEL LARREA, JOSE LUIS NAVARRO, JON MUÑOZ y ANDONI LARREA, participantes de la Asociación memorialista “Laudio Memoria”

El cartel es de la convocatoria presencial que se suspendió por la pandemia.

Juan Ibarrola fue un militar llodiano que no tuvo vinculación con ningún partido, y vio en la República una posibilidad histórica para España. Los autores han reconstruido y ampliado sus memorias, ensamblándolas cronológicamente, atendiendo a informaciones de otros protagonistas y fuentes documentales; y dándoles, sin omitir contenido, un estilo literario más actual para facilitar una mejor comprensión.
Nos la ofreceran los compañeros de “Laudio Memoria” este Sabado 7 de las 11 a 12:30 El enlace a la misma es: https://meet.jit.si/JUAN_IBARROLA

Se aconseja comprobar la conexión de las 10:30 a 10:45.

Publicado en Bertako berriak. Informaciones de aquí. | Deja un comentario

EL FOTÓGRAFO DE MAUTHAUSEN

Autores: Salva Rubio (guion), Pedro J. Colombo (dibujo) y Aintzane Landa (color). Publicado en 2017 en Francia por Editions du Lombard (Dargaud) y en 2018 en España por Norma Editorial. 102 páginas y 56 páginas extras que se componen de un impresionante dossier histórico que incluye fotografías realizadas por el propio Francisco Boix, así como los artículos de Rosa Torán, Daniel Simon, Ralf Lechner y Gregor Bachmayer, Epílogo, Postfacio y Bibliografía.

No es la primera vez que en este foro tratamos una historia ambientada en los campos de concentración nazis, destino final de muchos refugiados españoles. El campo de Mauthausen, así como el subcampo de Gusen, fue el destino principal de muchos de los republicanos españoles que habían combatido contra Franco primero y después con uniforme francés contra Hitler. El hecho de haber combatido con uniforme francés les otorgó la condición de españoles apátridas, de forma que en su traje lucían un triángulo azul que en su interior tenía una “S”de Spanier; también eran conocidos como “rojos indeseables” y “españoles apátridas”.

Pero en esta ocasión nos fijaremos en la historia del que quizás fue el más famoso y transcendental de todos ellos, Francisco Boix, el único español que declaró en el Juicio de Nuremberg.Y lo vamos a hacer a través del cómic El Fotógrafo de Mauthausen, publicado en 2018 por Norma Editorial.

Se trata de un trabajo altamente recomendable por su veracidad histórica, calidad y el enorme interés que en este trabajo tiene el material histórico, las fotografías y las interesantísimas colaboraciones con que cuenta.

La introducción de este cómic la hace Salva Rubio, y en ella explica la contradicción que supone ser historiador y a la vez guionista de esta historia; nos habla de la dificultad de convertir los hechos históricos en un relato ficcionado. No obstante, el guion está extraordinariamente bien documentado y contrastado con la verdadera historia de Francisco Boix.

Las ilustraciones de Pedro J. Colombo encajan a la perfección con el guion, el dibujante con su lápiz es igualmente fiel a la realidad histórica. Retrata a un Francisco Boixde rostro aniñado, sonriente, de mirada pícara que desborda simpatía.

El color lo aporta Aintzane Landa (compañera de Pedro J. Colombo), quien dota de personalidad propia a la obra con una acertada gama de colores fríos en tonos pastel. Un trabajo magistral.

Estamos por lo tanto ante la estrecha y acertada colaboración de guion, dibujo y color, que se funden en una  necesaria y acertadísima obra que combina a la perfección lo cinematográfico y lo novelesco.

El 27 de Enero de 1941 el catalán Francisco Boix,  de tan sólo 20 años de edad, atraviesa la entrada coronada por el águila hitleriana del campo de concentración de Mauthausen. Mauthausen fue un campo de trabajo y exterminio clasificado con la categoría 3 y destinado para ¨los incorregibles o irrecuperables”; principalmente prisioneros políticos, como el joven Boix,condenados a ser exterminados, a través del trabajo, sobrepasando los límites de la resistencia humana. Estuvo preso hasta la liberación definitiva del campo. En este campo de concentración murieron aproximadamente 5.000 presos españoles.

Hijo de un sastre de ideas izquierdistas, miembro de las Juventudes Socialistas Unificadas de Cataluña, fotógrafo profesional y superviviente del horror nazi, Boix se nos presenta en esta obra de carácter biográfico como los ojos de Mauthausen. Y como la voz decisiva que sirvió para llevar a la horca, con su declaración en el Tribunal Internacional de Justicia de Nüremberg, a jerarcas del régimen alemán, entre otros a Ernst Kaltenbrunner. Como bien aparece en el cómic, a Boix, en principio le fue denegada la posibilidad de testificar, y sólo gracias a la mediación deMarie-Claude Vaillant-Couturier, heroína de la resistencia francesa, pudo hacerlo.

Cuando ingresa en Mauthausen comienza su viaje al infierno nazi, quienes lo registran con el número de prisionero 5185. Su talento innato para los idiomas y su conocimiento del arte fotográfico le otorgó la calidad de Prominenten o Privilegiado dentro del campo. Gracias a ello ocupó un puesto de responsabilidad en el Erkennungsdienst o Servicio de Identificación de prisioneros del campo. Ahí se ganó la confianza de su jefe, Paul Rieken, un macabro profesor de enseñanza media obsesionado con inmortalizar la muerte.  Esto le permite empezar a esconder los negativos fotográficos que probaban la implicación de los nazis en el exterminio de los prisioneros.

Boix es consciente de la importancia de esos negativos como prueba del holocausto naziy,  junto a la colaboración de otros prisioneros españoles, diseña un  plan para poder sacar del campo de concentración los negativos robados; para ello implica a los Pochacas (un grupo de 42 jovencísimos presos que salían todos los días a trabajar fuera del campo) que sacan los negativos, y la necesaria colaboración de Anna Pointner (viuda de un comunista alemán asesinado por los nazis), que los esconde en su casa, con el evidente peligro que estas acciones suponían. De esta forma tan arriesgada y hábil  consiguen sacar los negativos y convertirlos en el testimonio gráfico que prueba las atrocidades cometidas por los nazis.

Complementa perfectamente este cómic su “Dossier Histórico”, compuesto de 56 páginas. Leyéndolodescubriremos cuales de las historias que nos cuenta fueron reales  y cuáles no, y simplemente sirven para dar continuidad a la historia. En dicho dossier aparecen muchas fotos del propio Boix y una serie de aportaciones que enriquecen la historia y nos ayudan a entender el contexto histórico de la época que describe.

No obstante, tengo que decir que en la referencia a Marie-Claude Vaillant-Couturier, diputada comunista y heroína de la resistencia francesa, esta es presentada como la viuda de Louis Aragon. Por lo que yo he podido averiguar se trata de un error, Marie-Claude fue esposa de Couturier, no de Louis Aragon; una errata que no empaña el excelente trabajo de aportación histórica de este cómic.

Por último comentar que Francisco Boix llegó a robar unos 20.000 negativos, de los cuales aún 19.000 están en paradero desconocido. Se cree que Boix viajaba con una maleta en la que cabían perfectamente los negativos y el resto de documentos. Por ello se ha establecido un paralelismo entre esta maleta y la de Robert Capa, la “Maleta Mexicana”, de la que ya hemos hablado en esta sección. El cómic termina con una escena de 1948, en la frontera franco española, en la que Boix se ha citado con su hermana Núria; cita que nunca llega a producirse, pero que refleja la posesión de dicha maleta.

Nota: lamento que en varias de las ilustraciones del cómic su texto sea en ¿alemán?, pero no ha sido posible encontrar páginas en castellano; por eso las he dejado para el final, ya que en ellas se puede apreciar la calidad de las ilustraciones y su color.

No puedo más que recomendar la lectura de este magnífico cómic, que espero que os guste.

Un saludo. Casimiro Castaño.

Más :  Komikiak

Publicado en Komikiak | Deja un comentario

Azaroa 2020 Noviembre

HOMENAJE A LAS BRIGADAS INTERNACIONALES / EL FRENTE POPULAR DE MADRID AL FRENTE POPULAR DEL MUNDO – ESPERT


En noviembre de 1937 se cumple un año desde que las tropas africanas de los generales
sublevados llegaron a combatir en la Casa de Campo y en la Ciudad Universitaria de Madrid. Cinco Brigadas Internacionales permanecieron en Madrid y sus alrededores hasta julio de 1937 y tomaron parte en todos los combates que se fueron sucediendo durante ese cerco de la capital. Se creó de esta manera un importante vínculo entre voluntarios internacionales y madrileños.


Para ese aniversario, el Frente Popular de Madrid rinde homenaje a las Brigadas Internacionales que destacaron en esos combates. Empleando el lema El Frente Popular de Madrid al Frente Popular del Mundo, se realizan una serie de carteles de homenaje, como este en el que un soldado con la estrella de tres puntas, símbolo de las Brigadas Internacionales, monta guardia, mientras una mano, con el escudo de la ciudad de Madrid, le corona de laurel como símbolo de la victoria. El cartel es del ilustrador Espert, quien colaboró con la Junta de Defensa de Madrid, el Comisariado General de Guerra y el Ministerio de Estado.

La Asociación de Amigos de las Brigadas Internacionales AABI ha dedicado  su calendario a los cartelistas  de la guerra civil,  el cartel supone un arma ideológica dirigida a una sociedad civil en la que el analfabetismo era cercano al 50 %. La pluralidad, junto al compromiso de los mejores dibujantes, sitúan al cartel de guerra de la zona leal al Gobierno como protagonista, tanto por su número como por su calidad artística. La negativa evolución de la guerra y la escasez de papel hacen que a finales de 1937 vayan decayendo. Es precisamente en el momento de mayor auge, finales del 36 y principios del 37, cuando las Brigadas Internacionales tienen mayor relevancia.

Publicado en Egutegia | Deja un comentario

Vientos del pueblo me llevan

Vientos del pueblo me llevan,
vientos del pueblo me arrastran,
me esparcen el corazón
y me aventan la garganta.

Los bueyes doblan la frente,
impotentemente mansa,
delante de los castigos:
los leones la levantan
y al mismo tiempo castigan
con su clamorosa zarpa.

No soy de un pueblo de bueyes,
que soy de un pueblo que embargan
yacimientos de leones,
desfiladeros de águilas
y cordilleras de toros
con el orgullo en el asta.
Nunca medraron los bueyes
en los páramos de España.
¿Quién habló de echar un yugo
sobre el cuello de esta raza?
¿Quién ha puesto al huracán
jamás ni yugos ni trabas,
ni quién al rayo detuvo
prisionero en una jaula?

Asturianos de braveza,
vascos de piedra blindada,
valencianos de alegría
y castellanos de alma,
labrados como la tierra
y airosos como las alas;
andaluces de relámpagos,
nacidos entre guitarras
y forjados en los yunques
torrenciales de las lágrimas;
extremeños de centeno,
gallegos de lluvia y calma,
catalanes de firmeza,
aragoneses de casta,
murcianos de dinamita
frutalmente propagada,
leoneses, navarros, dueños
del hambre, el sudor y el hacha,
reyes de la minería,
señores de la labranza,
hombres que entre las raíces,
como raíces gallardas,
vais de la vida a la muerte,
vais de la nada a la nada:
yugos os quieren poner
gentes de la hierba mala,
yugos que habéis de dejar
rotos sobre sus espaldas.
Crepúsculo de los bueyes
está despuntando el alba.

Los bueyes mueren vestidos
de humildad y olor de cuadra:
las águilas, los leones
y los toros de arrogancia,
y detrás de ellos, el cielo
ni se enturbia ni se acaba.
La agonía de los bueyes
tiene pequeña la cara,
la del animal varón
toda la creación agranda.

Si me muero, que me muera
con la cabeza muy alta.
Muerto y veinte veces muerto,
la boca contra la grama,
tendré apretados los dientes
y decidida la barba.

Cantando espero a la muerte,
que hay ruiseñores que cantan
encima de los fusiles
y en medio de las batallas.

 (Miguel Hernández)

Publicado en Bertsotan/ en verso | Deja un comentario

Una encuesta que señala la dificultad del camino hacia la III República

Con el objetivo de impulsar la reflexión hausnartzen. ¿Qué República?  Os presentamos la editorial de El Salto, del pasado 12 de octubre, y ligada a ella este artículo en que desgrana la encuesta https://www.elsaltodiario.com/encuesta-monarquia/cinco-claves-mayor-encuesta-sobre-monarquia-hecha-reinado-felipe-vi

Los resultados de la encuesta elaborada por 40dB. para la Plataforma de Medios Independientes muestran la profunda división territorial existente en torno al proyecto de país. Salvo en Catalunya y País Vasco, no hay un panorama republicano claro. Pero la institución que dirige Felipe VI está en crisis.

Quizá se esperaba una encuesta partisana, es decir, hecha de parte, para obtener o manipular unos resultados acordes con la línea editorial de los 16 medios que componen la Plataforma de Medios Independientes. Pero el trabajo que ha realizado Belén Barreiros y su equipo de la agencia 40dB. ha sido riguroso y eficiente. El informe que El Salto presenta hoy junto al grupo de medios con quienes promovió la realización de esta encuesta, es claro en cuanto muestra la profunda división que existe en la sociedad española en torno a la monarquía. El estrecho margen a favor de la República que arroja la pregunta sobre un posible referéndum es la mejor prueba de que por más que se quiera tapar, el debate existe. 

El laberíntico presente de crisis socio-sanitaria, crisis económica y crisis institucional que atravesamos está delimitado por distintos ejes: territorial, generacional y político. 

La crucial ventaja a favor de la III República que se genera en dos territorios históricos como son Catalunya y País Vasco y Navarra, así como la mayoría que se da en la Comunidad de Madrid a favor de la monarquía, son la prueba más evidente de la asimetría catastrófica en la implantación de lo que se ha llamado el “régimen del 78”. Como clave de bóveda de ese sistema que integra también a la justicia, las fuerzas armadas, el Parlamento y los sindicatos, el rey Felipe VI confronta con las sociedades civiles y la mayoría de las organizaciones de esos territorios. La encuesta no deja lugar a dudas en cuanto al resultado de un posible referéndum: un 66% de la población catalana y un 60,8% de la vasca optarían por la República frente a la monarquía.

Aunque ayer ABC publicase una serie de odas al rey en las que se ponderaba y celebraba su edad, la monarquía es vista como un elemento anacrónico del sistema político español

El segundo eje es el generacional. Aunque ayer ABC publicase una serie de odas al rey en las que se ponderaba y celebraba su edad (Felipe VI tiene 52 años), la monarquía es vista como un elemento anacrónico del sistema político español. Las franjas de edad entre 16 y 54 años coinciden en que son necesarios cambios en la Constitución, y la necesidad de un referéndum entre monarquía y república se extiende en todas las franjas hasta los 64 años. Solo las personas mayores de 65 valoran, en su mayoría, que el referéndum no es necesario. 

Esa brecha generacional no es solo el fruto de la mala gestión del poder de Juan Carlos I y de Felipe VI. La precariedad en el empleo, el cierre de las vías de acceso al mercado de la vivienda y el deterioro de los servicios públicos que ha saltado a la vista a raíz de la crisis del coronavirus son factores clave en el desmantelamiento progresivo, pero sin pausa, del mito fundacional de la democracia del 78. 

Opaca y corrupta, aglutinadora de las fuerzas reaccionarias, la casa Borbón ha sido, en la historia de España, más un factor de división que de concordia

La Casa Real, como broche de ese mito en cuanto a su autoasignado papel de moderador y árbitro de las disputas políticas, ha sufrido un deterioro acelerado por su propia idiosincrasia. Opaca y corrupta, aglutinadora de las fuerzas reaccionarias, la casa Borbón ha sido, en la historia de España, más un factor de división que de concordia. El arranque de la segunda restauración borbónica y, especialmente, el papel del rey Juan Carlos I en el golpe del 23F, generaron un estado de opinión positivo a la monarquía que, sin embargo, se va agotando en sí mismo. Hoy ese mito solo puede funcionar plenamente para quien está en la élite. Aunque, a nadie se le escapa, defiende la monarquía mucha más gente que esas élites.

La frase atribuida al rey emérito Juan Carlos “los menores de 40 años me recordarán solo por ser el de Corinna, el del elefante y el del maletín” indica que se ha quedado obsoleto ese contrato social alcanzado a través del sacrificio del movimiento obrero y para mayor gloria de la monarquía en 1978. Los jóvenes, por su parte, pueden recordar que Felipe VI tuvo una reacción rabiosa ante el desafío de cientos de miles de personas en Catalunya el 1 de octubre de 2017; pueden recordar también que durante un año ocultó que sabía de las cuentas en Suiza que Juan Carlos de Borbón tenía a nombre de su hijo y de su nieta Leonor. 

No hay un mito fundacional en el caso de Felipe VI sino una certeza de que quienes están formando el “partido del rey” son los representantes del nacionalismo español más ofensivo hacia los territorios fuera del Madrid sistémico, los representantes de la xenofobia y el machismo. Con su defensa cerrada de la monarquía, Vox y Partido Popular solo consiguen que esta sea vista como una institución retrógrada, ajena al interés general de la población. Como un problema, en definitiva.

Con su defensa cerrada de la monarquía, Vox y Partido Popular solo consiguen que esta sea vista como una institución retrógrada, ajena al interés general de la población

La encuesta publicada hoy por El Salto y otra serie de medios integrados en la Plataforma de Medios Independientes tiene el acierto de fijar una fotografía en un periodo especialmente crítico de la historia de España. La triple crisis a la que hacíamos referencia (social, económica e institucional) tiene su reflejo en unos datos difíciles de interpretar en cuanto que lo que muestran es un bloqueo. 

Ante el bloqueo, parte del sistema político catalán apostó por la “utopía disponible” de la independencia, y le siguió una abrumadora cantidad de personas dispuestas a iniciar un camino republicano y soberano. Ante el bloqueo, el poder económico y político con base en Madrid está planteando una ofensiva sin cuartel por una recuperación exprés de la jefatura de Gobierno. Estos días estamos viendo en la Comunidad de Madrid cómo se desarrolla esa idea de la “excepcionalidad” de la capital y cómo el discurso de supremacía del establishment madrileño se apoya en la figura de Felipe VI.

El compromiso de un medio como El Salto es cuestionar y criticar ese discurso supremacista, cuestionar, criticar y tratar de acabar con regímenes con élites, súbditos y vasallos, sea en la esfera doméstica, económica, política, de barrio, de pueblo o de ciudad. No forma parte de ese compromiso tergiversar los datos para crear la ilusión de que se está más cerca de la III República de lo que realmente se está. Creemos que la encuesta que publicamos hoy, que es la mayor base de información sobre la monarquía en lo que va de siglo, cumple el compromiso de este medio. Esperamos que sirva a las personas que confían en El Salto, que sea un punto de partida para transformar una sociedad que, en este momento, atraviesa una profunda crisis. Acceda a la encuesta La Encuesta sobre la Monarquía es una iniciativa impulsada por la Plataforma de Medios Independientes (PMI), que agrupa a 16 cabeceras, entre las que se encuentra El Salto. Para poder realizar la mayor encuesta hecha nunca en España sobre la monarquía, la PMI organizó una recaudación de fondos que logró completar en un solo día. La encuesta financiada por 1.965 donantes se encargó a 40dB., el instituto de opinión dirigido por Belén Barreiro, expresidenta del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas). El proyecto surgió tras la solicitud de estos medios al CIS de una encuesta sobre la monarquía, un asunto sobre el que el organismo lleva más de cinco años sin preguntar.

Publicado en Hausnartzen. ¿Qué República? | Deja un comentario