STEUNT DE NEDERLANDSE ANTIFASCISTEN IN SPANJE

 

Apoyad a los Antifascistas Neerlandeses en España

Si leéis las hazañas heroicas

de los jóvenes de las “Brigadas”

contra Franco, el pirata.

Si sus hazañas os embelesan

no permitáis que se quede en bellas palabras,

convertid vuestra simpatía en acción.

Apoyadlos en la dura lucha.

¡Eso es solidaridad!

Si oís cosas de heridos graves,

de enfermeras que los vendaban,

no derraméis sólo lágrimas.

¡Enviad también, y sin demora,

libros para los hospitales!

¡Vuelven a contar las obras!

¡La lectura aporta olvido

y  acorta el tiempo ingrato!

¡Conceded a los muchachos una distracción,

enviadles un rico cigarrillo,

remitidles alegre lectura!

¡Mostradles a esos camaradas

que aquí no los olvidamos,

pensad en ellos, cada hora!

¡Sabed que, quien lucha en España,

también está dando la cara por nosotros!

¡Hombres-hermanos, muchachas, mujeres,

a la lucha por esos leales!

¡Recolectad dinero y tabaco!

Coged una lista e id vendiendo

por las calles, casa por casa.

Haced que se encuentren a gusto.

¿Ellos su vida? – ¡Vosotros vuestro tiempo!

¡¡¡Eso es solidaridad!!!

Wim Van Houten

Publicado en:

LAS MAMÁS BELGAS – La lucha de un grupo de enfermeras contra Franco y Hitler    de Sven Tuytens   Publicado por Editorial El Mono Libre

1 de Mayo de 1937, un grupo de voluntarias procedentes de la Europa del Este se hace un retrato en Barcelona –en portada- antes de salir con destino a un hospital de guerra en Onteniente. A todas les une la misma causa: combatir el fascismo en la guerra de España. El hallazgo de esta fotografía es el punto de partida de la investigación de Sven Tuytens, corresponsal belga en España, que ha reconstruido la vida de estas brigadistas buscando sus huellas. “Las mamás belgas” fue el nombre cariñoso que les dieron los heridos de guerra. Algunas de estas enfermeras lucharon en la resistencia armada durante la II Guerra Mundial y otras fueron asesinadas en campos de concentración por su solidaridad, sacrificio y entrega. Este libro rescata su historia de la indiferencia y el olvido.

Publicado en Bertsotan/ en verso | Deja un comentario

Valores republicanos y sindicalismo

Con el objetivo de impulsar la reflexión Hausnartzen. ¿Qué República? Seguimos con la publicación de diversos textos .  Estas invitado e invitada a participar, envíanos tu texto: crepublicano@gmail.com

El pasado 10 de septiembre tuvo lugar la presentación del documento “Valors republicans”, elaborado por el Seminario Salvador Seguí. Este Seminario fue creado por CCOO de Catalunya con el objetivo, entre otros, de “impulsar el debate, dentro de nuestra organización y en el conjunto de la sociedad, sobre los derechos sociales y nacionales del pueblo de Catalunya”.

Así hay que entender el documento: una primera aportación para la reflexión y el debate sobre como, desde el sindicato, se ha de impulsar la defensa de los valores republicanos. De hecho, en la mesa redonda y el coloquio que acompañó la presentación del documento, ya apareció un elemento difícilmente soslayable: defender los valores republicanos aquí y ahora, en el régimen de la segunda restauración borbónica, significa rechazar la monarquía y luchar por una República. Pero este elemento, ciertamente, es uno de los que forma parte del debate.

Al acto asistieron más de 40 cuadros y militantes del sindicato, incluyendo a su secretario general, Javier Pacheco.

Presentamos a continuación el texto íntegro del documento, traducido del catalán. SP

Seminario Salvador Seguí: Valores republicanos

El objetivo de este trabajo es iniciar un debate sobre los valores republicanos, entendiendo que estos valores forman parte del patrimonio de las Comisiones Obreras desde su fundación. Es una reflexión abierta que no prefigura la forma política ni un ámbito territorial concreto de referencia.

Entendemos que reconocer y proyectar los valores republicanos puede ser un punto de encuentro de diversas aspiraciones de la izquierda social y política y una oportunidad para reconstruir un proyecto compartido desde estos valores.

Creemos que es desde los valores republicanos como mejor podemos luchar contra las desigualdades o contribuir a reconstruir un proyecto de estado capaz de incorporar nuevos consensos. Estos valores pueden ser una base de entendimiento para conseguir que el reparto de la riqueza sea más justo.

Hay que tener presente que cuando hablamos de los valores republicanos se trata de algo más que un cambio en la forma de Estado. Pensamos que son los valores de la ciudadanía los que han de fundamentar la estructura política.

Por ello, queremos asociar los valores republicanos a los conceptos de democracia avanzada y democracia social. No todas las apelaciones republicanas se hacen desde estos valores. Puede haber republicanismo sin valores republicanos.

El republicanismo, no obstante, se asocia históricamente con la democracia y se relaciona con fomentar una cultura cívica más robusta, alcanzar una mayor igualdad social y organizar unas instituciones políticas que favorezcan la participación social.

Si echamos un vistazo al exterior veremos como los valores republicanos tienen una larga tradición en países de nuestro entorno, y de más allá, que entronca con el racionalismo y el humanismo ilustrado. Un compromiso republicano centrado en el bien común y en la ética de las personas que se recoge en diversas Constituciones y en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Partiendo de la base de que los principios de libertad, igualdad y fraternidad son valores republicanos históricos y de referencia universal, habría que desarrollar valores como:

  • *La defensa de lo público
  • *La formación de ciudadanos y ciudadanas con sentido crítico
  • *Los valores del feminismo y de la igualdad entre hombre y mujeres
  • *La defensa del medio ambiente para asegurar la supervivencia de las generaciones presentes y futuras
  • *La justicia social y la lucha contra las desigualdades
  • *La participación colectiva y la capacidad de decidir de la ciudadanía sobre su futuro
  • *La laicidad como régimen social de convivencia legitimado por la soberanía popular
  • *La lucha contra cualquier tipo de discriminación
  • *La meritocracia frente a los privilegios, la ética y la ejemplaridad, que todos los cargos sean electos
  • *La existencia de identidades compartidas y no excluyentes

Aspectos claves del proyecto republicano son la creación de una sociedad civil que participe plenamente en la vida política y la conciencia de la importancia de una educación laica y pública para la formación de la ciudadanía.

Desde una perspectiva histórica hay que recordar que los valores republicanos quisieron transformar España para convertirla en un país más justo y moderno. Se reconocieron derechos de las mujeres que hasta entonces les habían sido negados, se intentó universalizar la educación y la cultura, convertirse en un país laico, construir un país federal, modernizar la justicia, hacer efectiva la separación de poderes, etc. Es un legado que hay que tener presente no con nostalgia si no desde una mirada de futuro.

Los valores republicanos no se pueden plantear como una revancha histórica, ni pueden ser un mero eslogan, sino como una oportunidad para abordar los importantes problemas que tenemos por delante.

Estamos ante un debate de civilización para configurar un nuevo contrato social y en el que los valores republicanos pueden jugar un papel esencial. La mejor forma de avanzar es hacer pedagogía de estos valores.

 

Septiembre 2019

Seguir leyendo

Publicado en Hausnartzen. ¿Qué República? | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Desde mi balcón.

         “Soy una abierta ventana que escucha
         por donde va tenebrosa la vida.
         Pero hay un rayo de sol en la lucha
         que siempre deja la sombra vencida.”
         Miguel Hernández,del poema “Eterna sombra”, del libro Últimos poemas (1938/41)

 

Miguel murió solo el 28 de marzo de 1942 en la celda de la prisión de Alicante.En otro de sus versos nos dice:  ”Hay hombres que contienen almas sin fronteras”,es un homenaje a los Brigadas internacionales que defendieron la democracia durante la Guerra Civil. Hoy los brigadistas actuales son: los médicos, las enfermeras y los sanitarios,nuestros hombres y nuestras mujeres.Es la hora de los valientes que trabajan cada día en los hospitales, los centros médicos y en las residencias de mayores para vencer esta pandemia. También hay otros valientes que no salen en las noticias, pero son indispensables:los agricultores, los transportistas, los farmacéuticos, los informáticos, los carteros, los dependientes de alimentación, los conductores de transporte, los mensajeros, las limpiadoras, los policías, los bomberos y los empleados de funerarias.

Cada noche a las ocho salgo puntual al balcón para aplaudir por la salud pública, con esto rompo mi soledad. Veo a los vecinos en sus ventanas, terrazas y balcones. A muchos no los había visto nunca, a otros los veré mañana pasear por las calles y las plazas. Los mayores salen abrigados y sus aplausos son suaves. Los jóvenes bailan y se mueven a buen ritmo. Los niños ríen y saltan de alegría. Los de generación aplaudimos fuerte, eso me dice mi hija, gritamos “bravo” y“viva” como si estuviéramos en una manifestación. Es la única esperanza que nos queda, seguir aplaudiendo por ellos, por todos los que están en la primera línea.Recordar que estamos vivos, que queremos seguir y que la vida sigue.

  “Esa región no descubierta,

         de cuyos límites ningún viajero

         retorna nunca, desconcierta

         nuestro albedrio, y nos inclina

         a soportar los males que tenemos

         antes que abalanzarnos a otros que no sabemos”.

         William Shakespeare,  de la obra “Hamlet”, acto II, escena I (1609)

A nuestros abuelos los reclutaron para que fueran al frente en la guerra, independientemente de sus ideas y del lado que estuvieran. A nosotros el gobierno solo nos pide que nos quedemos en casa, en comparación es un sacrificio muy pequeño. Tenemos todos los servicios, alimentación, agua corriente y electricidad, televisión y conexión a internet, podemos seguir trabajando desde casa. Cuando salimos a la calle no hay aviones que bombardean desde el cielo, ni francotiradores apostados en los tejados, tampoco hay enemigos emboscados. La gente se mantiene distante una de otra en las aceras y en las tiendas. Esta separación a veces la mantengo en casa con la familia, ¿nos va a quedar este hábito en el futuro?

Ahora muchos de nuestros ancianos están siendo azotados con gran dureza por esta enfermedad, no los podemos contabilizar como meras bajas. Están confinados solos en residencias, que no tienen las mejores condiciones sanitarias para sobrevivir a la pandemia. Son la generación que nacióy creció en la guerra.Tuvieronla juventud en la durísima postguerra. Vivieronen un régimen hermético que no tuvo paz, ni piedad, ni perdón con los derrotados. Muchos han muerto en la más absoluta soledad, lejos de sus seres queridos, sin un abrazo, sin una palabra, ni una despedida digna. Han sacrificado sus vidas y trabajos por  hijos y nietos hasta en los últimos momentos de la última crisis.

Decían “Tenemos la mejor sanidad del mundo”, pues no es verdad, la han desmantelado. Si tenemos unos magníficos profesionales entregados, responsables y que cumplen con su deber. Ahora dicen: “Esto es una guerra”, pues no es verdad, el que enferma no es un enemigo invisible, es un paciente que hay que tratar y curar. No me gustan las ruedas de prensa que empiezan”Sin novedad en el frente” pues si hay novedad, tenemos más de 15.000 muertos.Otros dicen: “Todos los políticos son iguales”, pues no es verdad, hay los que defienden a los ciudadanos y hay los lacayos que trabajan para sus patronos.

     “Yo no sé muchas cosas, es verdad.

         Digo tan solo lo que he visto.

         Y he visto:

         que la cuna del hombre la mecen con cuentos,

         que los gritos de angustia del hombre los ahogan con cuentos,

         que el llanto del hombre lo taponan con cuentos,

         que los huesos del hombre los entierran con cuentos,

         y que el miedo del hombre…

         ha inventado todos los cuentos.

         Yo no sé muchas cosas, es verdad,

         pero me han dormido con todos los cuentos…

         y sé todos los cuentos”.

         León Felipe, del poema “Se todos los cuentos”, del libro Parábola y Poesía (1944)

Cada decisión, cada decreto y cada resolución puede ser acertada o equivocada. Pero propone una soluciónalos problemas de las empresas, comerciosy familias que viven con tremenda angustia. Mañana tomaremos nuevas decisiones.La crítica es siempre necesaria en democracia.La oposición denuncia una decisión y critica la contraria.No admiten que el gobierno esté trabajando para hacer frente a la pandemia, su única meta es “derribar el gobierno ilegitimo de Sánchez”. Imaginar esta crisis en manos de un gobierno formado por: Acebes, Aznar, Fernández, Matas, Mato, Rato, Trillo y Zaplana, por mencionar algún exministro.

 

La responsabilidad y la lealdad a la oposición se le suponía, eso creíamos. Pues no, ni los nacionalistas periféricos, ni la derecha y ni la extrema derechala tienen. No están a la altura del momento que estamos viviendo. Esta crisis es global y nos está afectando a todos. No distingue de fronteras, de bamberas ni de ideologías. Pero no nos afecta a todos por igual.Hay mujeres que viven con un maltratador, estudiantes que han de compartir un ordenador, trabajadoresque han perdido su fuente de ingresos, emigrantes que residen en una habitación con derecho a cocina, familias que comparten un piso muy pequeño y sintechoque malviven en la calle. Aunque la muerte no distingue de ideologías ni de economía, las diferencias y los porcentajes sí que entienden de barrios, las estadísticas así lo confirman.

Estamos ante un grave problema sanitario hoy, económico y social mañana. Depende de cómo lo gestionemos, tenemos una gran responsabilidad para que cambie el futuro de la gente corriente y común. Pero vamos a salir de estas crisis juntas y no podemos dejar a nadie en el camino. Necesitamos unidad para centrarnos en buscar las soluciones a los problemas de hoy.Con una sanidad pública imprescindible, que está en situación precaria por los que tanto critican al gobierno. El recuerdo a unos versos hechos canción por el cantautor Silvio Rodriguez, la canción “Sueño con serpientes” del disco “Al final del viaje” de 1978.

     “Hay hombres que luchan un día y son buenos.

         Hay otros que luchan un año y son mejores.

         Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos.

         Pero los hay que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles.”

                        Bertolt Brecht,del poema“Los que luchan”(1933).

 

Salud y República a todos.

Joaquín Soler

Publicado en Bertako berriak. Informaciones de aquí. | Deja un comentario

Lemoizko errepublikazaleak

REPUBLICANOS Y REPUBLICANAS DE ARMINZA

Situada en las cercanías de Plencia y Munguia que tuvieron una importante organización del republicanismo es también una zona donde cobra cierta importancia. Entre los republicanos destacan Francisco Herrero y Vicente López, igualmente los concejale Pedro Unda, Mendizabal y Gaubeca.

De la zona que denomina la Diputación Uribe Kosta hemos escrito sobre
Plencia, Getxo y Erandio

En la comarca de Uribe Kosta, con una  extensión es de 13,4 km2, situada entre el curso de la ría de Butrón (Sur) y la costa. La costa alterna tramos de acantilados, y pequeñas bahías (Basordas, Armintza), o playas (Armintza, de guijarros). En 1930 tenía 885 habitantes. Los tres barrios históricos que forman el municipio se sitúan en el curso alto (Andraka), medio (Urizar) y bajo (Armintza, en la costa)  del arroyo Andracas. Su nombre deriva de la antigua república de Urizar de Lemoiz.

 La intención de esta sección es publicar los escasos datos de las personas  y con vuestras aportaciones de lectores  ir añadiendo/corrigiendo los datos (biográficos y fotográficos), bien como comentario o bien escribiendo al correo: crepublicano@gmail.com.

Nortzuk ziren Errepublika garaiko errepublikazaleak?, zein izan zen haien bilakaera? Zuenlaguntzarekinhauenistorioak eta historia berreskuratu gura  geunketxokohonetan. crepublicano@gmail.com

Seguir leyendo

Publicado en Gure zaharren gomutaz. Memorial de los republicanos 1930-40 | Etiquetado , , , , , , , | 1 Comentario

Gora Errepublika! 2020

Gaur apirilaren 14a da, eta animatzen zaitugu Errepublikaren koloreak zure bizitzan jartzeko. Te queremos animar a qué hoy te pongas los colores de la República.

Hona igo ditugu bidali diguzuen zenbait argazki. Aquí hemos subido algunas de las fotos que nos habéis enviado.

Hemen daude proposamenen laburpen bat, un resumen de las propuestas del día:  2020 apriralen 14a. ¿Cómo celebrar el 14 de abril?

Destacamos:

  • 12:00.-Ciberacción. #14AbrilRepúblicaViva  ️ ⚠️ No publicar antes de las 12:00h
  • 21:00.- Burrunbada, Cacerolada.
  • Zure argazkia bidali (hemen jarriko dugu) . Mándanos tu foto (la añadiremos aquí). crepublicano@gmail.com

Mi bandera elaborada con pañuelos e imperdibles ¡por la república viva!

Valencia

María Pineda en confinamiento

Miribilla

Garcia Salazar

Vitoria

Mallona

Indautzu

San Ignazio

Ledesma

Berango

Publicado en Berri federalak. Informaciones federales., Bertako berriak. Informaciones de aquí. | Etiquetado , , , , | 1 Comentario

Manifestua. 2020ko apirilaren 14a


Murrizketarik ez osasunean,
ustelkeriarik ez, monarkiarik ez. Errepublika!

Gasteleraz:  Manifiesto 14 de abril de 2020

Euskal Herriko Errepublikazaleen Taldeak / Colectivo Republicano de Euskal Herria topagune honen partaideak gara eta manifestuarekin bat egiten dugu, Bitartean ere.. 2020 apriralen 14a. ¿Cómo celebrar el 14 de abril?

1931ko apirilaren 14an, herritarrek arlo sozialean, ekonomikoan eta politikoan porrot egin zuen erregimen monarkiko ustelarekin amaitu zuten. Herriak bere lan eta bizi baldintzak hobetzea eta bere etorkizunaren inguruan erabakitzea exijitzen zuen. Bere mobilizazioekin Errepublika ekarri zuen.

2020an konfinatu gaituen pandemia oso gogorra jasaten ari gara, osasun-egoera hau beharrezkoak ziren zerbitzu publikoak desegin, osasun sistemaren eta nagusien egoitzen parte handi bat pribatizatu zituzten politika neoliberalek larriagotu dute. Enpresa handien ustelkeriak eta neurrigabeko mozkinekin lotura dituzten pribatizazioak.

Juan Carlos de Borbonen dirutza eta “komisioak” ezagunak ziren arren, azken hilabete hauetan izan da atzerriko prentsak Panama eta Suitzako banku-kontuetan dituen milioiak azaleratu dituenean. Hedabide sumiso batzuetatik saldu ziguten irudi faltsua erori egiten da, eta hain eredugarria izan ez den errege bat agertzen da orain. Mota guztietako gaiztakeriak ahalbidetzen dituen Erdi Aroko bortxaezintasunak babestua eta Estatuaren zerbitzuak bere helburu pribatuetarako erabili dituena. Enpresa handien eta 78ko erregimeneko indarren konplizitatearekin eta irabaziekin.

Borboien ustelkeria larria izanik, arazoa Monarkia da. Demokratikoa ez den erakunde bat, bozkatu ez duguna, diktadura faxistaren oinordekoa dena, Suitzan kontu bat heredatzen den bezala Estatuaren Buruzagitza heredatzen duena. Felipe de Borbon ez da, “Aita hiltzen” saiatu arren, alternatiba, aitaren “negozioak” oso ondo ezagutzen zituen eta haien onuraduna zelako. Orain, argitaratutako informazioen aurrean, errege emeritua deritzonaren legez kanpoko aberastasunetik aldentzen saiatzera irteten da.

Ez dugu onartuko gezurretan jarraitzea. Ez dugu Monarkia ustelaren bortxaezintasuna, batere eredugarria ez dena, Erdi Arokoa eta baliogabea onartuko. Joan den martxoaren 18an Felipe de Borbonek bere hitzaldia ematen zuen orduan egindako kazolada adibide bat da. Estatu, Monarkia edo Errepublika eredua erabaki ahal izateko ordua da. Maiatzaren 9an deitutako Estatuko herri-galdeketa, pandemiarengatik atzeratu beharko dena, erabateko demokrazia, Errepublika, lortzeko bideari ekiteko aldarria izango da.

Baina eredu ekonomiko eta sozialari buruz ere erabaki beharko dugu, publikoa, amankomuna, osasungintza, hezkuntza, egoitzak, gizarte-zerbitzuak ezin direla pribatizatu bermatzeko. Eta, egun hauetan gertatzen ari den bezala, langilerik, instalaziorik eta baliabiderik eza berriz ez jasateko, gutxi batzuei bakarrik mesede egiten dieten politika neoliberal pribatizatzaileak direla medio. Lanak egonkorrak izan daitezela, soldatak justuak eta nahikoak eta pentsio publiko duin batzuk bermatu daitezela.

Patriarkatuarekin nola amaitu ere erabaki beharko dugu, indarkeria matxistekin eta behingoz emakumeen eta gizonen berdintasuna bermatu. Guztiak barneratzen gaituen lurralde-ereduari buruz.  Neoliberalismoarekin eta gutxi batzuen boterearekin amaituko duen eredu ekonomikoari buruz. Eragiten digun guztiari buruz erabakitzea. Demokratikoki.

Gaur egun, lehentasuna Pandemia gainditzea da; hura lortzerakoan, kalera aterako gara demokrazia osoa eta erabakitzeko boterea exijitzera. Demokrazian ezer ez da eztabaidaezina, herriaren subiranotasuna izan ezik.

Gora Errepublika!

Publicado en Bertako berriak. Informaciones de aquí. | Etiquetado , , , , , | 1 Comentario

TODO CAMBIA

Una de las pocas realidades que parece que ganan consenso, sea donde sea que se mencionen, es la de que después de esta salvaje pandemia del COVID-19 nada va a volver a ser igual. Pero algo tan obvio como que una epidemia mundial que ya se ha llevado por delante a más de 80.000 personas, la mayor parte de ellas en el antes llamado “Primer Mundo”, pueda convertirse en un punto de inflexión económico, político, histórico y cultural pasa a ser un auténtico sinsentido si no se matiza claramente hacia dónde va a ir y sobre quién va a repercutir el tan aparentemente asumido cambio. Y, por el momento, salvo algunas afirmaciones más cargadas de buenismo que de fundamento, no está nada claro que la salida de esta crisis global vaya a servir para avanzar en cuestiones tan apremiantes como son la prioridad de lo público frente a lo privado, el blindaje de los derechos democráticos o la protección sin paliativos de las capas sociales más desprotegidas que, desgraciadamente, suman un escandaloso porcentaje dentro de la población mundial. En definitiva: Un decidido salto hacia delante en la búsqueda del bien común que sea capaz de, no solo revertir las criminales políticas del neo-liberalismo globalizado, sino también de profundizar en el tan acuciante cambio social por el que claman desde sus míseros agujeros miles de millones de personas víctimas de esta sistémica deshumanización.

De nada va a servir que salgamos de esta situación de pesadilla, sí una vez superada la crisis sanitaria volvemos a las andadas y seguimos patrocinando un mundo basado en el “tanto eres, tanto vales”. Porque la valía, tal y como desgraciadamente la entiende mucha gente, no se basa en absoluto en la empatía, el humanismo, la consciencia social ni la bonhomía, sino en la solidez de nuestras cuentas corrientes, en la capacidad de explotar de forma impune a nuestros congéneres, o en el egoísmo de tener siempre asegurado un bote salvavidas para ti solo cuando, por una de aquellas, la vida choca contra el iceberg de la fatalidad.

Esta realidad que hoy nos abruma, y que solo pudo imaginarse en las novelas de ciencia ficción más catastrofistas, ha puesto patas arriba el mundo que vivimos: Los parques están clausurados y las zonas de copas vacías; las tiendas cerradas y los aviones en tierra. Los delfines retozan en las playas abandonadas y los jabalíes campan a sus anchas en los bulevares del extrarradio. Los planes se han desbaratado, los viajes cancelados y muchísimos trabajos perdidos. Salir a la calle y pasearla se ha convertido en un lujo más deseado que conducir el coche más caro. Algunos de aquellos que hace semanas apretaban un timbre para que les sirviesen un wiski con hielo, hoy tienen que calentarse ellos mismos el agua de su té de media tarde, porque los que les servían ya no están ahí para hacerlo. Un balcón al que asomarse es tan envidiado como un palco en la final de liga. Parejas que no se soportan se ven condenadas a convivir semanas enteras como si se tratase de una distópica luna de miel, mientras miles de trabajadores, sean peones o CEOs, acuden a diario a sus tajos sin saber si de aquí a unos cuantos días la fiebre y la neumonía les habrá convertido en una cifra más del cómputo diario de bajas. Hasta el Papa, presunto representante de Dios en la tierra, tiene que repartir su bendición anual “Urbi et Orbe” en una fantasmagórica plaza de San Pedro sin un solo fiel presente que pueda santiguarse.

No deja de ser paradójico que muchos de los que a diario aplauden desde los balcones y se identifican como adalides del patriotismo vuelvan la vista hacia otro lado cuando la incontestable realidad les demanda unas cuotas de solidaridad que pueden afectar negativamente a su patrimonio. Ya se trate de reducir millonarias ganancias, o simplemente de asumir mayores exigencias fiscales para ayudar a paliar con una renta mínima universal las penurias de los que nada o casi nada tienen.

Si no aplicamos decididos cortafuegos al siniestro derrotero que nuestra sociedad viene sufriendo desde hace más tiempo del que somos capaces de recordar; si no nos rebelamos contra la asunción de la precariedad como algo normal y cotidiano, el futuro nos va a obligar, como si ocupásemos asiento en una trágica noria de movimiento continuo, a sucumbir periódicamente a crisis, pandemias y devastaciones varias, que hoy se llevan por delante a los más ancianos, mañana a los más jóvenes, después a los más débiles, a los más tontos, a los más pobres o, incluso con mala suerte para ellos, algún día a los más ricos.

Desde siempre el ser humano ha sabido que el cambio y la transformación ha de ser una constante, tanto para la persona en si como para la sociedad de la que forma parte. Pero también ha sido perfectamente consciente de que ese cambio no es deseado por todos, y mucho menos por aquellos que cimentan su poder en la perpetuación de su confortabilidad a costa de lo que sea.

Esta inesperada pandemia que estamos viviendo es solamente una alerta más a sumar a los múltiples avisos que llevamos recibiendo desde hace años. Vivimos en un mundo que hace oídos sordos a las noticias, tristemente cotidianas, que nos anuncian la desaparición de innumerables especies, las hambrunas generalizadas, la masiva deforestación, las guerras por este o aquel mineral o hidrocarburo, la sustitución de la biodiversidad marina por continentes enteros de desechos plásticos, el paro endémico, las mortales epidemias que año a año acosan a los más desatendidos, el agotamiento de los acuíferos, los incendios que asolan extensiones inconmensurables… En definitiva, una lenta agonía del mundo, que nos esforzamos por olvidar con la absurda esperanza de que todo podrá ser reversible no se sabe cuándo. Pero no es así. De nada nos sirve el seguir engañándonos siendo tan estúpidamente refractarios a un cambio que no permite elección. Que ya hoy mismo es insoslayable.

El cambio es de obligado cumplimiento. La superación del actual sistema productivo es inexcusable. La defensa a ultranza del patrimonio público es vital. La redistribución de la riqueza social es inaplazable. La batalla a muerte contra la precariedad es la mejor bandera. La reconducción de los patrones de consumo es irrenunciable. Si no tenemos presentes todas estas afirmaciones como si nos fuese la vida en ello, estamos abocados a la extinción. Más lenta o más súbita; más o menos cruenta y dolorosa, pero desgraciadamente irrefrenable. Cualquier movimiento que nos aleje de aquellos objetivos nos estará alejando del sentido común, de la esperanza, de aquella vieja idea que tanta lucha ha costado el conseguir acercarnos a ella y de la que gentes sin escrúpulos siempre han intentado apartarnos. En pocas palabras y en términos más políticos, de la auténtica Democracia de todos y para todos.

 

TODO CAMBIA

Cambia lo superficial
Cambia también lo profundo
Cambia el modo de pensar
Cambia todo en este mundo
Cambia el clima con los años
Cambia el pastor su rebaño
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño

Cambia el más fino brillante
De mano en mano su brillo
Cambia el nido el pajarillo
Cambia el sentir un amante
Cambia el rumbo el caminante
Aunque esto le cause daño
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño

Cambia todo cambia
Cambia todo cambia
Cambia todo cambia
Cambia todo cambia

Cambia el sol en su carrera
Cuando la noche subsiste
Cambia la planta y se viste
De verde en la primavera
Cambia el pelaje la fiera
Cambia el cabello el anciano
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño

Pero no cambia mi amor
Por más lejos que me encuentre
Ni el recuerdo ni el dolor
De mi pueblo y de mi gente
Lo que cambió ayer
Tendrá que cambiar mañana
Así como cambio yo
En esta tierra lejana

Cambia todo cambia
Cambia todo cambia
Cambia todo cambia
Cambia todo cambia

Pero no cambia mi amor

Letra y música: Julio Numhauser. 1982

 

La Plaza de San Pedro desierta durante la bendición “Urbi et Orbe” del Papa Francisco. 27/03/2020

Publicado en Musikaz blai | Etiquetado , , | Deja un comentario