AUF, AUF ZUM KAMPF!

Como en tantas y tantas ocasiones, hay canciones revolucionarias que en su origen no lo fueron, pero el paso del tiempo y el cambio de las circunstancias históricas consiguieron, no solo cambiar sus letras sino, incluso, darles un sentido completamente diferente al que tenían cuando fueron cantadas por primera vez.
Lo que sí es bastante más excepcional es que un himno, en origen  monarquico y patriótico,  sea adoptado por el pueblo durante un proceso revolucionario, transformando su letra y su sentido original, y en el transcurso de tan solo una década pase a ser, mediante una nueva vuelta de tuerca, la marcha guerrera por excelencia de los enemigos, tanto de rojos como de monarquicos .
Ese es el caso de Auf, Auf Zum Kampf (¡A la lucha, a la lucha!). Una marcha imperial prusiana, muy popular en las trincheras alemanas durante la Iª Guerra Mundial, que ensalzaba la figura del Kaiser Guillermo IIº y la muerte gloriosa en el campo del “honor”.
Sin embargo, pocos meses después del final de la contienda y coincidiendo con la revolución soviética alemana de 1919, los Espartaquistas lo convirtieron en su himno de batalla, reduciendo su letra a solo tres estrofas para que fuese más fácil de cantar, y sustituyendo la fe en el káiser y el imperio por la lealtad al legado de Karl Liebknecht y de Rosa Luxemburgo.
Pero el proceso de reconversión de tan versátil canción no acabó ahí. Hacia 1930 Adolf Wagner, un destacado miembro del NSDAP, se reapropió nuevamente de Auf, Auf Zum Kampf como parte de la estrategia del partido nazi para anular la herencia cultural del movimiento obrero alemán. En aquella última modificación restauró la mención al sacrificio por la patria; sustituyó a Liebknecht y Luxemburgo por Adolf Hitler; cambió el término “luchadores por la libertad” por el de “hombres de Hitler” y, finalmente, modificó casi por entero la última estrofa ensalzando al Tercer Reich y prometiendo “la victoria final”.
La versión que podéis escuchar, fiel a la letra adoptada a partir del 1919 por los Espartaquistas,  está interpretada en directo en 1973, durante el “Festival Des Politischen Liedes” por Oktoberklub, un grupo de folk creado en la antigua DDR al final de la década de los 60.

AUF, AUF ZUM KAMPF!

Auf, auf zum Kampf, zum Kampf, zum Kampf,
sind wir geboren.
Auf, auf zum Kampf, zum Kampf, zum Kampf,
sind wir bereit.
Dem Karl Liebknecht haben wir´s geschworen,
der Rosa Luxemburg reichen wir die Hand.

Wir fürchten nicht, ja nicht den Donner der Kanonen
Wir fürchten nicht, ja nicht die Grüne Polizei
Den Karl Liebknecht haben wir verloren,
die Rosa Luxemburg fiel durch Mörderhand.
Den Karl Liebknecht haben wir verloren,
die Rosa Luxemburg fiel durch Mörderhand.

Es steht ein Mann, ein Mann so fest wie eine Eiche
er gewiss, gewiss schon manche Sturm erlebt.
Vielleicht ist er schon Morgen eine Leiche,
wie es so vielen unserer Brüder geht.
Vielleicht ist er schon Morgen eine Leiche,
wie es so vielen unserer Brüder geht.

Auf, auf zum Kampf, zum Kampf, zum Kampf,
sind wir geboren.
Auf, auf zum Kampf, zum Kampf, zum Kampf,
sind wir bereit.
Dem Karl Liebknecht haben wir´s geschworen,
der Rosa Luxemburg reichen wir die Hand

¡A LA LUCHA! ¡A LA LUCHA!

¡A la lucha, a la lucha!
Para la lucha hemos nacido.
¡A la lucha, a la lucha!
Para la lucha estamos preparados.
¡A Karl Liebknecht le hemos prometido
a Rosa Luxemburgo tender nuestra mano!
¡A Karl Liebknecht le hemos prometido
a Rosa Luxemburgo tender nuestra mano!

Hay un hombre, un hombre,
tan firme como un roble
Ha vivido, sí,
ha vivido para ver muchas tormentas
¡Quizás mañana
sea un cadáver
como tantos otros
luchadores por la libertad!
¡Quizás mañana
sea un cadáver
como tantos otros
luchadores por la libertad!

¡No tememos, no,
los disparos de los cañones!
¡No tememos, no,
a la policía de verde!
A Karl Liebknecht hemos perdido
Rosa Luxemburgo cayó por mano asesina
A Karl Liebknecht hemos perdido
Rosa Luxemburgo cayó por mano asesina

¡A la lucha, a la lucha!
Para la lucha hemos nacido.
¡A la lucha, a la lucha!
Para la lucha estamos preparados!.
¡A Karl Liebknecht le hemos prometido
a Rosa Luxemburgo tender nuestra mano!
¡A Karl Liebknecht le hemos prometido
a Rosa Luxemburgo tender nuestra mano!

Letra y música: Popular

El Ejercito Rojo patrulla las calles de Berlin en 1920.

El Ejercito Rojo patrulla las calles de Berlin en 1920.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Musikaz blai y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s