EL DÍA EN QUE BILBAO DEJÓ DE SER INVICTA

La tarde del 19 de junio de 1937 Bilbao fue tomada por las tropas franquistas. La Villa había dejado de ser INVICTA, perdía ese noble título ganado por su defensa frente a las columnas carlistas 1835, 1836 o 1874.  La fiesta del 2 de mayo en recuerdo al levantamiento del sitio carlista de Bilbao dejó de celebrarse, conmemorando los carlistas a partir de entonces la fiesta de “los mártires de la tradición” cada 10 de marzo en la cruz de Artxanda, en recuerdo a la batalla que dio lugar a la conquista de la capital vizcaína, donde incluían la fecha de 1937 como una Guerra Carlista más. A partir de aquel día Bilbao fue sometida a 40 años de dictadura y posteriormente a otros 40 años de olvido.

A pesar del tiempo pasado todavía quedan calles en Bilbao que nos recuerdan el pasado franquista. ¿Sería posible que al ayuntamiento de Londres llegase una calle con el nombre de Goering? La conocida como carretera del Cristo a Begoña, pocos días después de la toma de Bilbao por las tropas de Franco, en la sesión del Ayuntamiento del 5 de agosto de 1937, se acordó de darle la denominación en memoria de Tomas Zumalacarregui, precisamente en el lugar donde fue herido mortalmente. En plena Iª Guerra carlista (1833-1839), en junio de 1835, Zumalacárregui, jefe del ejército del pretendiente don Carlos, comenzó el sitio a Bilbao. Los carlistas trataron a la villa de Bilbao a base de bombas y hambre, pero no pudieron tomarla. Son datos suficientes para valorar el origen y la intencionalidad de dicho nombre a una calle en la Villa. No deja de sorprendernos que dicho nombre permanezca en el callejero, honrando al general que sitió y bombardeó la ciudad.

Pero no es la única vía que todavía queda con reminiscencias franquistas. Casos análogos ocurren con la Plaza Moyua o la calle Navarra, ambas renombradas en los primeros momentos de la alcaldía de José María Areilza, entonces enrolado en las filas de la Falange. La primera como homenaje al alcalde de Bilbao durante la Dictadura de Primo de Rivera, la segunda “como merecida exaltación de la provincia hermana, ejemplo de lealtad a la Patria, de desinterés, de heroísmo y de sacrificio”, según se recogen en las actas municipales, en clara referencia a la colaboración navarra en la sublevación.

Recuperar la memoria es un ejercicio que nos ayuda a echar raíces y comprender nuestro presente. La Dictadura franquista que se instaló en España sirvió de manera exclusiva a los intereses de los privilegiados, en pocos meses la Historia de España retrocedió décadas y para redondear estableció una anestesia en la vida de las gentes. La Iglesia católica volvió a ser uno de los pilares del régimen político y España fue de nuevo un Estado confesional, la ciudadanía perdió todos sus derechos políticos y sociales, la mujer quedó relegada frente al hombre y recluida al ámbito doméstico.

La IIª República, y un gran ejemplo es la corporación bilbaína y su acción política durante el período, supuso un breve cambio de rumbo en la Historia de España, que además de modernizar pretendió construir una libertad sin dominación y participativa en el que todos los ciudadanos y las ciudadanas pudiesen llevar adelante sus proyectos de vida.

Como republicanos apostamos por la repolitización de la vida social, que ayude a hacernos conscientes del valor de lo público (vivienda, sanidad, educación…) y ser partícipes de su mejora.

Pero también consideramos importante los símbolos, y los símbolos de la libertad en primer término. En 1937, cuando entraron en Bilbao los primeros requetés de las Brigadas de Navarra destruyeron el monumento a los héroes de la libertad en Mallona, lugar donde se celebraba la fiesta del 2 de mayo. El Ayuntamiento de Bilbao ha inaugurado recientemente una mesa mural explicativa de la importancia del monumento y del 2 de mayo en la Villa, a propuesta del Colectivo Republicano. Un importante paso para recuperar la memoria pública de la ciudad, pero consideramos que no es suficiente, creemos que es necesaria la restitución o resignificación de la estatua. Para tal fin vamos a proponer a diversos grupos políticos, sociales y culturales de Bilbao el inicio de un crowdfunding o suscripción popular para llevar a cabo el proyecto de la recuperación de este símbolo amputado por la barbarie franquista.

Este año 2022, tras superar las restricciones de la pandemia, nuestra asociación recupera el homenaje anual que venía realizando a la corporación republicana de Bilbao, en el 85 aniversario de su abrupta destitución tras la entrada de las tropas franquistas en la capital vizcaína. Un acto que se celebrará este 15 de junio a las 18:30 en la plaza Ernesto Ercoreca, que contará con la presencia de los descendientes del inolvidable alcalde republicano de Bilbao y al que está invitada toda la ciudadanía.

Josetxo Álvarez, Jon Penche

2022 EL  ÚLTIMO DÍA REPUBLICANO DE BILBAO

2022 BILBOKO AZKEN EGUN ERREPUBLIKAZALEA

Esta entrada fue publicada en Bertako berriak. Informaciones de aquí., Errepublikazaletasunaren historia. Historias del republicanismo de aquí. y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EL DÍA EN QUE BILBAO DEJÓ DE SER INVICTA

  1. Pingback: ACTIVIDADES COLECTIVO REPUBLICANO 2021-2022 | ERREPUBLIKA PLAZA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.