Mayo 1968

Luis Mari Ormazabal

Aporrearon la puerta,

llamaba la policía,

la político social,

ergo, quedas detenido,

traemos una orden judicial;

como si les hiciera falta

singular formalidad.

Vamos a efectuar un registro

rutinario por demás,

quizás hayas descuidado

las medidas de seguridad.

Pero mire usted por donde,

encontraron un grabado

que a la vista estaba,

del Che Guevara.

Llegaba el primero de mayo,

había que tomar medidas

de completa seguridad,

encerrar a los fichados

por rebeldes clandestinos,

mirando por todos lados,

engendro de desatinos.

Etxebarrieta, Unanue,

Ajuariaguerra, Maruri,

y cuarenta proletarios

sin comida y libertad

Íbamos a celebrar

lo poco que nos quedaba

nuestra solidaridad.

Viva el Primero de Mayo,

del año sesenta y ocho

pasado en cautividad.

Pasó  el día alborozado

después de haberlo cantado.

¡Viva la Internacional!

Empezaron a soltar

a los demás detenidos,

yo me quedé retenido,

hay noches para pensar.

Me dejaron por amor al arte,

en el interrogatorio

ellos decían que sí

menda decía que no,

y la Parrala en el medio

diciendo qué pinto yo.

Al palacio de justicia

nos llevaron a los cuatro

que quedamos retenidos,

peligrosos subversivos,

gente de mala intención

Gereño, Gaubeka,

Moral Zabala, Ormazabal

¿Cuál era el delito de la sinrazón?

Un sello de José Antonio Aguirre,

un disco del Eusko Gudariak,

unos papeles usados

listos para descifrar;

por un grabado de artista

de una mujer de verdad

María Francisca Dapena.

¡Amnistía y Libertad!

El juez me dice,

muy ufano y engolado

como pavo real extraño;

se ratifica en el no

que usted ha firmado,

con su propia mano.

Sí señor, con mucho gusto.

A la cárcel sin demora,

una sonrisa del susto

quedó flotando en el aire,

seguro que la encerró

y así no la viera nadie

pues en la prisión me vi

procedimientos de urgencia

desmanes que padecí,

cuando el arte era violencia.

Recuerdos de aquella vida

perdidos en la distancia

encontrar los que se olvida

en cauces de la nostalgia

Luis Mari Ormazabal  Antología poética

Esta entrada fue publicada en Bertsotan/ en verso. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.