LE TEMPS DE CERISES

El 18 de marzo de 1871, miles de insumisos se rebelaron contra los poderosos. Así comenzó la Comuna de París, auténtica revolución popular, social y democrática. La represión fue terrible: 30.000 Comuneros y Comuneras fueron fusilados. Jean-Baptiste Clèment, miembro de la Comuna, dedicó su canción “La temporada de las cerezas” a Louise, una enfermera que conoció durante la “Semana Sangrienta”.

Este año se cumple el 150 aniversario de aquel primer ensayo para crear una sociedad auténticamente justa e igualitaria, sin opresores ni oprimidos; sin amos ni esclavos. El primer intento de hacer realidad un futuro donde lo Común fuese la ley suprema y en el que el único gobierno válido fuese el formado entre Iguales. Un anhelo y un objetivo que siglo y medio después sigue estando tan presente y tan vivo como aquel 18 de marzo de 1871 en el que, con 3 días de antelación, una maravillosa primavera se adueñó de París y de sus gentes.

¡LA COMUNA VIVE! ¡VIVA LA COMUNA! VIVE LA COMMUNE!

LE TEMPS DE CERISES

Quand nous chanterons le temps des cerises
Et gai rossignol et merle moqueur
Seront tous en fête.
Les belles auront la folie en tête
Et les amoureux du soleil au cœur
Quand nous chanterons le temps des cerises
Sifflera bien mieux le merle moqueur

Mais il est bien court le temps des cerises
Où l’on s’en va deux cueillir en rêvant
Des pendants d’oreille…
Cerises d’amour aux robes pareilles
Tombant sous la feuille en gouttes de sang…
Mais il est bien court le temps des cerises
Pendants de corail qu’on cueille en rêvant!

Quand vous en serez au temps des cerises
Si vous avez peur des chagrins d’amour
Évitez les belles!
Moi qui ne crains pas les peines cruelles
Je ne vivrai point sans souffrir un jour…
Quand vous en serez au temps des cerises
Vous aurez aussi des peines d’amour!

J’aimerai toujours le temps des cerises
C’est de ce temps-là que je garde au cœur
Une plaie ouverte!
Et Dame Fortune, en m’étant offerte
Ne pourra jamais calmer ma douleur…
J’aimerai toujours le temps des cerises
Et le souvenir que je garde au cœur!

Letra y música: Jean-Baptiste Clèment 1871
Interpretada “a capella” por: Nawel Dombrowsky el 18 de marzo de 2017 en la Plaza de la Bastilla, París, al finalizar la “Marche pour la 6eme Republique”.

LA TEMPORADA DE LAS CEREZAS

Cuando cantemos la temporada de las cerezas
Y el ruiseñor alegre y el mirlo burlón
estén todos de parranda
Las muchachas tendrán la cabeza apasionada
Y los enamorados sol en el corazón
Cuando cantemos la temporada de las cerezas
Silbará mejor el mirlo burlón

Pero es tan corta la temporada de las cerezas
En la que se va en pareja a recolectar soñando
Pendientes en las orejas…
Cerezas de amor vestidas iguales
Cayendo bajo la hojarasca en gotas de sangre
Pero es tan corta la temporada de las cerezas
¡Pendientes de coral que se recolectan soñando!

Cuando estéis en la temporada de las cerezas
Si os asustan las penas de amor
Evitad a las muchachas
Yo que no temo a las penas crueles
No voy a vivir ni un día sin sufrir…
Cuando estéis en la temporada de las cerezas
¡También tendréis penas de amor!

Siempre me gustará la temporada de las cerezas
Es aquel tiempo que guardo en el corazón
¡Una herida abierta!
Y aunque la Dama Fortuna se me ofrezca
No podrá nunca calmar mi dolor
Siempre me gustará la temporada de las cerezas
Y el recuerdo que guardo en el corazón.

Traducción libre: Liova37

Esta entrada fue publicada en Musikaz blai y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .