BARRIKAKO ERREPUBLIKAZALEAK

.REPUBLICANOS Y REPUBLICANAS DE BARRIKA.

La comarca de Uribe antes de la República tampoco fue una comarca políticamente muy activa, lo demuestra la cantidad de municipios que se eligieron por el artículo 29, casi todos, en 1931. Así que en la mayor parte se eligieron de manera automática en abril de 1933 se repitieron las elecciones en la mayoría de ellos. Entre los republicanos de Barrika destaca Juan José Guernica y el socialista Antonio Unibaso que desde sus inicios hasta su final fueron activos militantes. En cuanto a los partidos solo conocemos de forma organizada al Partido Republicano Radical.

La intención de esta sección es publicar los escasos datos de las personas  y con vuestras aportaciones de lectores  ir añadiendo/corrigiendo los datos (biográficos y fotográficos), bien como comentario o bien escribiendo al correo: crepublicano@gmail.com.

Nortzuk ziren Errepublika garaiko errepublikazaleak?, zein izan zen haien bilakaera? Zuenlaguntzarekinhauenistorioak eta historia berreskuratu gura  geunke txoko honetan. crepublicano@gmail.com

FOTO DE PEDRO URRESTI PARA MARGEN DERECHA PLAZA DE BARRIKA

 El agro vizcaíno no fue receptivo a las ideas de la República, como todavía hoy sigue siendo complicado, no debió ser fácil ser republicano en estas partes de Bizkaia. El predominio abrumador de las derechas y la debilidad de la izquierda en el ámbito rural era destacable, y se hallaba bien delimitado, una Bizkaia y Gipuzkoa jelkide frente a una Araba y Navarra tradicionalista.  De la zona que denomina la Diputación Uribe hemos escrito sobre:

·             ERANDIOKO ERREPUBLIKAZALEAK

·             GETXOKO ERREPUBLIKAZALEAK

·            LEMOIZKO ERREPUBLIKAZALEAK

·             MEÑAKA ERREPUBLIKAN

·             PLENTZIAKO ERREPUBLIKAZALEAK

·             URDULIZEKO ERREPUBLIKAZALEAK

·             BAKIOKO  ERREPUBLIKAZALEAK

·            MUNGIKO ERREPUBLIKAZALEAK

Se encuentra Barrika a 24 km de Bilbao en la parte Septentrional de Bizkaia junto a su costa acantilada, y está recorrido por el río Butrón. La población del municipio es dispersa, debido al carácter agrícola y ganadero, nunca ha existido un núcleo. Si bien la población, se distribuye en dos zonas (Elexalde y Goierri), ninguno de los dos cuenta con cascos. En la cumbre que divide las dos vertientes del municipio está el barrio de Goierri con los núcleos de Gane, Arriaga, Mendieta (compartido con Sopelana) y Zabaletxe. Ya dentro del Barrio de Elexalde, se encuentran los de Lepola, Larretxe, Musurieta, Sandeliz, Ardanza, San Telmo y Elexalde. 

El 31 de mayo de 1936 existían tres hermandades ganaderas en Barrika: Goyerri (61 asociados), Musurrieta (29 asociados), y Rechuela (45 asociados). Se censaban en el pueblo 46 labradores propietarios y 99 sin propiedad. Todavía quedaba mucha reforma agraria por hacer, dos tercios de los labradores no tenían tierras propias.

 EL AYUNTAMIENTO REPUBLICANO

El 17 de abril se constituye el Ayuntamiento, pero el día 5-IV-1931, de acuerdo con el art. 29, fueron proclamados como concejales definitivamente, por no haber mayor número de candidatos que el de elegibles. Así que no hubo elecciones municipales en Barrika aquel abril de 1931. Es elegido alcalde Bernabé Hormaza Olaguibel. Entre los concejales está el republicano Juan Jose Guernica.

En enero de 1933 se nombraron comisiones gestoras en los ayuntamientos formados por el artículo 29 con la finalidad de que se celebrarán comicios municipales en abril 1933. La de Barrika estaba formada por una funcionaria: María Encarnación Aspiazu, un contribuyente Arturo Artegui (sería el presidente de la gestora) y un obrero Pascual Bilbao.

Las elecciones del 23 de abril de 1933 se realizaron en municipios que en 1931 habían elegido la corporación sin votación por el artículo 29. Además fue la primera vez que votaron las mujeres en España. En Barrika salió elegido todo el Ayuntamiento del PNV. En la elección del alcalde en 1933 Jose Menchaca Saitua. Los candidatos republicanos (ANV y otros) fueron Juan Markina, Antonio Unibaso y Cándido Unibaso.

En el periódico EL SOCIALISTA del día de las elecciones, 23-4-33, comentaba: Se celebran hoy en cuarenta y cuatro provincias de España elecciones municipales. Pueblos que jamás eligieron a sus concejales, sino que, por el contrario, les fueron impuestos aquellos administradores que designó el capricho del cacique, van a vérselas, quizás por primera vez la mayoría,de cara a los dominadores tradicionales de la localidad. ¿En qué medida responde-al estado de conciencia rural los resultados de estas elecciones? He aquí el enigma que nos inquieta horas antes de que comiencen a depositar sus papeletas en las urnas los miles de electores pueblerinos convocados para hoy. Cuéntese que se trata de zonas rurales en las que de siempre prevalecieron los dictados de una persona, de una familia o de un grupo social. Por consiguiente, estas elecciones tienen carácter inconfundible. Son la lucha contra el atávico y famoso caciquismo español. Pero la batalla, ¿se presenta de modo que pueda ser considerada limpia y legal? Para que nos merecieran absoluta confianza las consecuencias aritméticas del encuentro entre el caciquismo y el proletariado campesino, sería preciso que la República hubiera llegado, con todo su aire renovador, a los pueblos. Tal fenómeno no se ha producido. La República ha forcejeado por entrar en muchos pueblos. (…/…)  Dos mil quinientos Municipios y quince mil concejales, en números redondos, saldrán de esta manifestación popular. Para nosotros, lo más eficaz de las elecciones de hoy estriba, no en el resultado, que será vario y en ningún caso decisivo, sino en el hecho mismo de la consulta. Es indudable que estas elecciones, este forcejeo, esta batalla que la nueva España riñe contra la podredumbre monárquica, representa una subversión, moviliza a los pueblos parados en otro siglo y los inquieta y vitaliza. Por esas tierras dormidas han pasado propagandistas de uno y otro campo. Se han echado semillas. Y, pueblos, desfilarán ante las urnas, como en un rito civil, acaso nuevo para «los más viejos del lugar», los ciudadanos reclamados por el Poder público democrático.

Como en todo el territorio vizcaíno la tensión de la puesta en práctica del Estado laico por parte de la República se reflejó en la vida de Barrika. De la poca información que hemos recopilado aquí os ponemos dos rectores de principios de 1932. En uno la agrupación republica pedía la destitución del Ayuntamiento, en su mayoría monárquicos y clericales, que no se ocupaban para nada del pueblo y si mucho de la sacristía.   Y otro en el que se congratulaba por la maestra ya que vivía alejada de las reuniones de la sacristía.

LAS ELECCIONES DE LOS AÑOS TREINTA

En las citas electorales republicanas que se sucedieron a lo largo de la etapa republicana, en Barrika el PNV es claramente mayoritario entre los votantes de aquella época. Ni las izquierdas ni las derechas monárquicas superaron el umbral de lo anecdótico.

En las elecciones generales del 28 de junio de 1931, en la candidatura republicana obtuvo 20 escasos votos y la coalición de derechas formada por el PNV y CT ganó por amplia mayoría de votos: 106. En las elecciones generales del 19 de noviembre de 1933, que dieron un claro triunfo a la derecha en España, los republicanos empeoraron sus votaciones, y va a ganar el PNV de manera holgada. Los republicanos acabaron mejorando ligeramente su situación inicial en febrero de 1936. En las elecciones generales del 16 de febrero de 1936 tuvo lugar el triunfo del Frente Popular en toda España, que recogía a republicanos de izquierdas, socialistas, comunistas y ANV.

Por otro lado, el 5 de noviembre de 1933 se votó el Estatuto de las Gestoras. En el plebiscito de noviembre de 1933 votaron 470 electores y de ellos 468 fueron afirmativos y 2 en contra.

 LOS PARTIDOS Y LOCALES REPUBLICANOS.

La Agrupación republicana de Barrika se articula en el Partido Republicano Radical. En septiembre de 1931 se componía de la siguiente forma: Presidente Candido Unibaso Madariaga, vicepresidente Jose González Pensado, secretario Alberto Ceanuri Bilbao, tesorero Juan José Guernica Ansía, contador Julián Bilbao Escontrillas y vocales Juan Espeleta Achútegi, Luis Urrutia Aguirre y Gabreil Beitia Ugarte

El Partido Republicano Radical fundado en 1908  por Alejandro Lerroux era un partido moderado, equivalente a un partido de centro. Durante la república, gobernó con las izquierdas en 1931 y con las derechas en 1933 en Madrid, el PNV también votó a su favor. Una posición complicada en una España en la que nadie quería ser liberal, moderno y laico. En Bilbao se formó en el año 1909, siendo liderado por Julián Vega Heredia, se adhirieron al Partido Republicano Autónomo de Vizcaya, PRAV aunque continuarían levantando la bandera del radicalismo en la provincia. El Partido Radical se mantuvo dentro del PRAV hasta 1931. La trayectoria del radicalismo en Bizkaia fue dificultosa, ya que era una formación minoritaria dentro del campo republicano. Los radicales tuvieron fuerza en Barakaldo, donde ostentaba la alcaldía  y también en Truzioz y la comarca de Uribe Kosta, llegó a tener 23 agrupaciones en 1932 en Bizkaia como la de Barrika.

 VERANO Y OCTUBRE DE 1934

El triunfo de la derecha en España en las elecciones de noviembre de 1933, supuso una involución de los avances republicanos. Uno de ellos fue un proceso de recentralización, que fue denunciado por la izquierda. Durante junio se habían producido tensiones entre el gobierno de España y la Generalitat. En Euskadi en el verano y otoños de 1934 la conflictividad alcanzó su máxima gravedad que acabaría con la represión del movimiento municipalista y con una amplia solidaridad desde toda España. Los ayuntamientos vascos se movilizaron en defensa del Concierto Económico, el llamado “El pleito municipalista” por la aplicación del “Estatuto del vino”, que suponía pérdida de autonomía en lo relativo a los impuestos de los municipios.  El gobierno de Samper (Partido Radical) pretendía modificar el régimen fiscal específico que tenía el comercio del vino en el País Vasco, esa desgravación fiscal de su consumo perjudicaba a las haciendas locales vascas ya que afectaba a uno de los pilares de su recaudación. El conflicto culminó el 7 de septiembre de 1934 con la dimisión de los concejales nacionalistas, republicanos y socialistas, los cuales además fueron suspendidos judicialmente.

Se designan gestoras por parte de los gobernadores civiles, en general compuestas radicales, derechistas pero también algún republicano más pragmático. En Barrika se nombró una gestora donde algunos nombrados no aceptaron y Felipe Uriarte Larrazabal resultó nominado alcalde.

 Al mes siguiente, en octubre, tuvieron lugar los sucesos revolucionarios en toda España, que en Vizcaya tuvieron gran incidencia en Bilbao y la Margen Izquierda, el triángulo comprendido entre Portugalete, San Salvador del Valle y Somorrostro estuvo en poder de los revolucionarios durante una semana. En Barrika no se conoce ningún acto durante la revolución de octubre de 1934. 

 EL OCASO DE LA II REPUBLICA 

 El 23 febrero 1936 se produce la reposición de los ayuntamientos. Existía la intención de volver hacer elecciones municipales en las cuales se iba a elegir el alcalde por elección popular, para elegir los candidatos se organizó una pre votación en algunos municipios. En Barrika solo hubo un candidato, el del PNV, Isidoro Pastor, que obtuvo 78 votos de los 472 censados.

 Al comienzo de la guerra, el 9 de diciembre de 1936 se completan las dos vacantes en el ayuntamiento con miembros del Frente Popular que son Juan Marquina Onaindi y Antonio Unibaso Bilbao.

Poco después se organiza la Junta investigadora de Barrika (14-12-1936), la función de esta era identificar y sancionar a los desafectos de la República. Formaron parte de ella, el alcalde Jose Menchaca Saitua por PNV, Juan Marquina Onaindi ANV, Gregorio Ramon Golzarri SOV, Antonio Unibaso Bilbao Socialista, Juan Ezpeleta Achutegi UGT y Juan José Guernica Izquierda Republicana.

Durante largos meses la guerra estuvo alejada. Aunque en Barrika se sitúa el “Cinturón de Bilbao”, que fue construido entre 1936 y 1937 en un intento de defender Bilbao, en caso de un asedio del Ejército sublevado, conservando el aeropuerto de Sondika y el embalse de Zollo y protegiendo la villa del tiro de artillería. En esta zona más oriental existían además otras construcciones más próximas al avance del enemigo con el objeto de evitar la penetración del enemigo por la carretera de Plentzia a Getxo o por la vía del ferrocarril, esta era la línea principal de Barrika, que pasaba por Ganes y terminaba en Kurtzio, y la línea de sostén de Urduliz, que aprovechaba el cordal de las peñas de Santa Marina,

Otro lugar notable de la guerra en Barrika fue el hospital asilo Fundación Elorduy de Barrika inaugurada en diciembre de 1914 por la donación de Concepción Elorduy. En las últimas semanas del conflicto bélico fue habilitado como centro de alojamiento de los presos derechistas que hacían trabajos de fortificación en el 5º sector del Cinturón de hierro (Gatika-Urduliz-Barrika). Estarían desplegados en las zonas del Cinturón cercanas a Barrika, como Kurtzio o Ganes, e incluso por delante como Andrakas, en la denominada Línea Inglesa. Al principio se llevaron unos 600 presos, enseguida se quedó pequeño al alojar una segunda expedición de 380 presos más. Estuvieron cinco o seis días hacinados hasta que dejaron 800 y el resto se los llevaron a Lujua.

El 15 de junio de 1937, Barrika, Urduliz, Sopela y Berango caen en manos de los rebeldes por la Brigada Mixta italo española Flechas Negras. La jornada anterior, esta unidad franquista había entrado victoriosa en Lemoiz, Gorliz y Plentzia, en Maruri (5 Navarra) y Munguia. Dos días antes. el 13 se había roto el cinturón en Larrabetzu y 4 días después entrarían en Bilbao el 19 de junio.

Hemen ahotsak projektuak bildutako historia batzu:

1Hegazkinek metrailatzen zuten etxe ingurua
2Getxora ebakuatu beharra
3Lau neba gerrara
4Soldaduen arrantxoa jaten zuten

BARRIKAKO ERREPUBLIKAZALEEN BEHIN BEHINEKO ZERRENDA

 Beitia Ugarte, Gabriel.  Vecino del barrio de Renchuela. Vocal Partido Republicano Radical de Barrika 1931

Bilbao Escontrillas, Julian. Contador Partido Republicano Radical de Barrika 1931. Formó parte de la gestora de 1934.

Bringas Maruri, José. Vecino de Barrica, de 35 años, casado, de profesión dependiente comercial. En agosto del 37 era miliciano de la 4ª compañía en Milicianos del Batallón 9 de Ingenieros Pi y Margall

Ceanuri Bilbao, Alberto. Vecino del barrio de Goyerri. Secretario Partido Republicano Radical de Barrika 1931.

Ceanuri, Dionisio. Vecino de Barrika. Avala la candidatura de Cándido Unibaso en 1933.

Espeleta Achútegi, Juan. Vecino del barrio de Musurrieta. Vocal Partido Republicano Radical de Barrika 1931. Junta investigadora de Barrika por UGT (14-12-1936).

Gonzalez Pensado, Jose. Vicepresidente Partido Republicano Radical de Barrika 1931

Goyoaga, Francisco. Vecino de Barrica, avala la candidatura de Juan Marquina en 1933.

Guernica Anía, Juan jose. Concejal 1931-1933.Tesorero Partido Republicano Radical de Barrika 1932. Izquierda Republicana. Junta investigadora de Barrika (14-12-1936).  Fue preso en el Penal de san Cristobal Ezkaba. Participando en la famosa fuga aunque posteriormente fue detenido.

Marquina Onaindi, Juan. ANV. Candidato en 1933. Concejal por el Frente Popular y miembro de la junta investigadora en 1936. Fue preso.

Marquina Larrabe, Agapito. Avala la candidatura de Cándido Unibaso y de Juan Marquina en 1933.

Unibaso Bilbao, Antonio. Socialista. Obrero de profesión. Vecino del barrio de Musurrieta.  Junta investigadora de Barrika (14-12-1936). Candidato municipales 1933. Concejal en 1936 por el Frente Popular.

Unibaso Bilbao, Cándido. Vecino del barrio de Musurrieta. Obrero de profesión Candidato municipales 1933.

Unibaso Madariaga, Cándido. Vecino del barrio de Musurrieta. Presidente Partido Republicano Radical de Barrika 1931

Urrutia Aguirre, Luis. Vocal Partido Republicano Radical de Barrika 1931. Milicianos del Batallón Capitán Casero.

FUENTES
Datos de la Fundación Azaña
Periódico El Liberal
https://www.cinturondehierro.net/es-es/Comunidad-Fortinera/Blog/ID/103/La-residencia-de-la-Fundacion-Elorduy-de-Barrika-alojo-a-los-presos-que-trabajaron-en-el-Cinturon-de-Hierro ·           
Guerra Civil en Plentzia y su entorno – Eusko Ikaskuntza
Archivo foral
Museo Memorial del Cinturón de Hierro.

Josetxo Álvarez

Esta entrada fue publicada en Gure zaharren gomutaz. Memorial de los republicanos 1930-40. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a BARRIKAKO ERREPUBLIKAZALEAK

  1. Pingback: FRUIZKO ERREPUBLIKAZALEAK | ERREPUBLIKA PLAZA

  2. Pingback: BERANGOKO ERREPUBLIKAZALEAK. | ERREPUBLIKA PLAZA

  3. Pingback: GAMIZ-FIKAKO ERREPUBLIKAZALEAK | ERREPUBLIKA PLAZA

  4. Pingback: GORLIZKO ERREPUBLIKAZALEAK | ERREPUBLIKA PLAZA

  5. Pingback: SOPELAKO ERREPUBLIKAZALEAK | ERREPUBLIKA PLAZA

  6. Pingback: ARRIETAKO ERREPUBLIKAZALEAK | ERREPUBLIKA PLAZA

  7. Pingback: LAUKIZKO ERREPUBLIKAZALEAK | ERREPUBLIKA PLAZA

  8. Pingback: MARURI-JATABEKO ERREPUBLIKAZALEAK | ERREPUBLIKA PLAZA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .