El Convoy

Autores: Denis Lapière (guion) y Eduard Torrens (dibujo). Publicado en 2015 por Norma Editorial. 128 páginas + 8 extras, con bocetos, fotografías y valoración de Eduard Torrens.

Publicado inicialmente en Francia en dos tomos y editado en España en una edición integral. Nos describe la trágica historia del más de un millón de refugiados republicanos, y concretamente lo hace a través de las vivencias de la propia familia del dibujante. Narra en dos tiempos la historia de Angelita, hija de españoles que huyeron al país vecino y se encontraron con unas autoridades muy hostiles que nada más llegar les ingresaban en los campos de concentración franceses, y la situación que se encontraron en dichos campos, ya que tuvieron que padecer mil y un avatares antes de encontrar cierta calma en sus vidas. Sus recuerdos componen la línea argumental de esta obra, pero es el estado de salud de su madre lo que provoca que descubra parte de la historia de su familia que desconocía.

Producto de esta situación, Angelita descubre un profundo drama familiar originado por la Guerra Civil, el exilio y la separación, así como de las formas de reaccionar del padre y de la madre, sus traumas personales, su cambio de identidad,  y los complejos mecanismos del silencio, el reencuentro, la necesidad de vivir unas nuevas vidas, incluso de tener una nueva identidad, así como el dolor del abandono de una niña inocente, y el descubrimiento, 38 años más tarde, del pasado.

La situación vivida marca profundamente la forma de comportarse de Manuel, Julia y Angelita. Manuel, es el que peor lo pasa debido a su deportación a Mauthausen, que lo traumatiza profundamente hasta convertirlo en un muerto en vida que actúa de forma dubitativa y cobarde a partes iguales. Interiormente lucha por conservar a su familia o por defender activamente a la República. Por el contrario Julia  es una mujer fuerte, luchadora y con las ideas muy claras. Angelita es una niña cuando empieza la historia, pero que ya adulta y con sus propias contradicciones personales se encuentra con unos  secretos familiares desconocidos para ella, y que al verse revelados la hacen sentir un profundo dolor, el rechazo y la incomprensión por haberle sido ocultados durante décadas.

El guion es de una gran calidad, sencillo pero eficaz a la hora de narrar las diferentes historias que cuenta. Nos habla del drama del exilio, del drama de la separación familiar y de los profundos traumas personales que una situación de esta naturaleza produce en las personas afectadas.

El dibujo de Eduard está claramente influenciado por la “línea clara”, sencillo, con una composición muy realista y un uso del color muy eficaz, que complementa perfectamente el texto de cada viñeta con el dibujo; y que a mi juicio mejora muchísimo cuando los sentimientos aparecen reflejados sólo por el dibujo, sin texto, y que para mí son los mejores momentos de esta excelente historia.

La narración está estructurada de una forma retrospectiva en el tiempo, combinando perfectamente las vicisitudes de los bombardeos de Barcelona, la huida y el exilio, con el presente en el que se nos recuerda como fue aquella diáspora forzada ante el inminente peligro de muerte que suponía quedarse en la ciudad y refleja con crudeza la desesperación y la miseria que imperaban en el campo de concentración de Argelès-sur-Mer.  La recreación de la Barcelona de 1975 es muy buena, y además, el cómic termina, de forma metafórica, el 20 de noviembre de 1975, fecha de la muerte del dictador, con una amplia sonrisa de Angelita y una ventana abierta al optimismo y una nueva vida que se abre ante sus ojos.

El cómic recupera la historia del Convoy de los 927, los primeros españoles, y el primer convoy nazi, que fueron deportados a Mauthausen. Este es uno de los episodios más terribles que padecieron los refugiados españoles, que tras huir de la venganza salvaje de Franco se encontraron con los criminales actos del nazismo.

 

 

Una gran historia para pasar un buen rato y que espero que os guste.

Casimiro Castaño.

 

Más :  Komikiak

Esta entrada fue publicada en Komikiak. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .