LAS FALANGES DEL ORDEN NEGRO

Autores: Enki Bilal y Pierre Christin. 80 páginas. Aparece en Francia en 1979 y se publica en España en 1982 por la revista Vértigo en sus cuatro primeros números, aunque con el nombre de los Comandos del Orden Negro. Reeditado y en forma de álbum por Norma en 1988 y 2004.

Estamos ante un clásico, uno de los primeros cómics que se publican cuyo argumento hace referencia a la Guerra Civil y la Memoria Histórica; donde sus protagonistas inician un viaje hacia la desesperación, el cansancio y la muerte. Un cómic fundamental e imprescindible, de obligatoria lectura, aunque agotado y descatalogado, y que por lo tanto sólo podemos conseguirlo en préstamo bibliotecario o en el mercado de segunda mano.

Las falanges del Orden Negro” se inicia de un modo escalofriante. Un convoy armado llega a Nieves, un aislado pueblo de Teruel,  en medio de una terrible tormenta de nieve. Este pueblo tuvo un importantísimo valor estratégico durante la Guerra Civil, siendo tomado varias veces tanto por el ejército nacional como el republicano. Allí, aprovechando el aislamiento, unos milicianos fascistas entrados en años masacran a la indefensa población por el único delito de haber elegido a un alcalde socialista en las primeras elecciones democráticas. Una vez realizada la masacre, sus autores huyen dejando el pueblo abandonado habitado sólo por muertos. La noticia llega a través de una agencia de prensa a un oscuro periodicucho británico donde trabaja Pritchard un periodista sesentón antiguo combatiente en las Brigadas Internacionales en la Guerra Civil Española.

Al leer la noticia del atentado y su autoría por las autoproclamadas Falanges del Orden Negro se da cuenta que se trata de los antiguos enemigos a los que se enfrentó durante la Guerra Civil por lo que decide volver a reunir de nuevo a sus antiguos compañeros de la XV Brigada para intentar detener la cadena de atentados que el grupo terrorista anuncia. Pritchard y sus achacosos compañeros de este modo abandonan sus cómodas vidas para pasar a la clandestinidad e inician una persecución de los terroristas que les llevará por media Europa, desde Barcelona a Holanda, en la que acabarán recurriendo a los mismos métodos que sus enemigos en un intento desesperado de terminar el trabajo que dejaron pendiente cuarenta años atrás.

Este cómic pertenece a un proyecto más amplio que se denominó “Leyendas de Hoy”, que lo componen cinco álbumes (El Crucero de los olvidados, Navío de Piedra, La Ciudad que nunca existió, Las Falanges del Orden Negro y Partida de Caza), hechos también con guion de Pierre Christin,  y que pretende abordar los problemas sociales y políticos contemporáneos. Estos álbumes aparecieron entre 1975 y 1983 y los primeros tienen un carácter más fantástico, para ir evolucionando hacia un carácter más realista y pesimista en los dos últimos y cambiando hacia una visión más cínica y desencantada de las ideologías.

Su estilo barroco sirve para acentuar el deterioro físico y espiritual de sus protagonistas. El dibujo, marca de la casa, de EnkiBilal, muy personal y con una enorme importancia al color ( hay que mencionar que sus primeras creaciones son en blanco y negro, para posteriormente incorporar el color), contando para ello con la colaboración de su mujer, que es la que colorea sus viñetas. Su historia resulta bastante verosímil, con un ritmo constante y muy bien narrada.

Este cómic es publicado en pleno periodo de la Transición española, y por ello refleja perfectamente dicho periodo histórico, pudiendo decirse que se convierte en una metáfora del mismo. A pesar de que los dos grupos enfrentados yque representan los dos extremos ideológicos, ambos tienen la misma similitud en sus motivaciones, la misma falta de adaptación a los nuevos tiempos y su incapacidad para la superación histórica de la forma de dirimir los conflictos. Estas ideas se ven reflejadas perfectamente en el final de la historia, en la que ambos bandos acaban aniquilándose mutuamente, incapaces de adaptarse a un nuevo mundo, y en el alegato final de Pritchard, el único superviviente, cuando totalmente abatido y vacío, y en una profunda reflexión dice: “llevé a la muerte a mis amigos por una causa que en realidad no acierto a recordar”.

Por último, mencionar la dificultad para escoger las páginas y viñetas que acompañan esta crónica; he rastreado por internet y lo que he visto es poco y en algunas ocasiones con el texto en francés o con una calidad baja; así que os pido disculpas por ello.

Disfrutar de esta historia, ¡vale la pena!.

Un saludo. Casimiro Castaño.

 

Más :  Komikiak

Esta entrada fue publicada en Komikiak. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .