Sangre, Arena y Garras

El siguiente cómic que recomiendo es de superhéroes, algo que puede parecer muy extraño. Los cómics de superhéroes son los más conocidos y los de más proyección internacional; mayoritariamente están publicados por D.C. Cómics y la Marvell y son leídos prácticamente en todo el mundo.Con la elección de esta historia lo que pretendo resaltar es que la Guerra Civil ha estado siempre presente y ha sido un motivo para contar historias.

El mundo de los superhéroes ha sido desde siempre polémico. Se ha hablado mucho sobre los valores morales de los superhéroes y sobre su ideología conservadora de derechas, sobre como sus historia reflejan  los valores del capitalismo y el estilo de vida americano. No es objeto de este modesto artículo el entrar en el debate y discusión de todas las ideas que hay subyacentes en torno a este tipo de personajes.

Modestamente sólo quiero dejar constancia de que en un género tan importante como el de los superhéroes no falta una historia, en  este caso de Lobezno, ambientada en el Guerra Civil española. Se trata de un cómic publicado inicialmente en 1991 y recientemente reeditado por Panini. Inicialmente  el cómic constaba de 3 publicaciones mensuales originales de 22 páginas, agrupadas esta vez en un álbum de tapa dura que conserva las portadas originales.

Los superhéroes son seres que poseen superpoderes y por lo tanto dotados de la posibilidad de cambiar el curso de las historia y hasta el modelo de sociedad. En sus historias y debido a los fuertes compromisos éticos  y altruistas que poseen, los compartamos o no, lo que hacen es combatir el mal y a los malvados que lo representan.

En esta historia el personaje es Lobezno, uno de los superhéroes menos presentables ya que se trata básicamente de un forajido y un gamberro que vive fuera de la Ley, y por lo tanto no podemos entenderlo como un personaje de izquierdas defensor de la justicia y la igualdad, pero que sin embargo desde el primer momento apoya la causa republicana frente al golpismo fascista. A pesar de ser un cómic orientado al mercado internacional, este se posiciona claramente contra el franquismo en un momento en el que todavía hoy es objeto de debate en nuestro país y tenemos abiertas heridas tan importantes como la exhumación de miles de represaliados y represaliadas enterradas en nuestras cunetas, o la exhumación del dictador del Valle de los Caídos y el destino definitivo del mismo.

Asimismo, el cómic recalca la teoría de que la intervención alemana en la Guerra Civil no estaba realmente comprometida con la causa, sino que, más bien, utilizó la contienda como campo de pruebas para experimentar con el armamento que más tarde emplearían en la Segunda Guerra Mundial. “Vamos a Guernica, a ver cómo nuestros españoles asesinan a los españoles del otro bando (pág. 38)”, afirma el comandante nazi encargado de la operación, o un poco más adelante, en la pág. 42, cuando dice “Esto es sólo el preludio, Schalachter. ¡Los ejércitos del Tercer Reich arrasarán toda Europa desde Cherburgo hasta Stalingrado!”. También podemos leer “Falangistas: rebeldes fascistas que luchan para derrocar a la República española ayudados por la Alemania nazi y la Italia fascista”, como nota explicativa al pie de la página 33. En definitiva, un inequívoco posicionamiento contra el golpismo fascista y a favor de la República.

Lobezno no está solo en sus aventuras por el País Vasco. Acaba involucrado en un campamento partisano de republicanos integrado por autores como Ernest  Hemingway o Ricky Blair, en alusión a George Orwell. “Voy a matar fascistas porque alguien debe hacerlo”, dijo el creador de 1984, quien poco después casi muere tras recibir un balazo en el cuello.Ambos escritores estuvieron en la contienda española y, además, se implicaron personalmente con la causa republicana, y ambos aparecen constantemente en muchos de los cómics ambientados en la Guerra Civil.

La experiencia de ambos autores quedó reflejada en crónicas u obras como “Homenaje a Cataluña”, escrita por un Orwell fascinado al encontrarse “en una ciudad donde mandan los obreros”. También en “Por quién doblan las campanas”, de Hemingway, la cual es leída por Lobezno antes de viajar al pasado.

Sin embargo la forma de introducir a Lobezno en esta aventura no puede ser más tópica y folclórica ya que Lobezno aparece en Gernika, justo en el momento del bombardeo, en medio de una plaza de toros, jaleado por Hemingway por tener un pésimo estilo torero. Incluso cuando Lobezno le pregunta a Hemingway por el nombre de la ciudad en la que están le contesta “Estamos en Guernica”, a lo que Lobezno responde “No parece como la pintó Picasso”.

Fuera de todas estas consideraciones, la historia transcurre como normalmente lo hacen las historias de superhéroes: mucha acción, muchos golpes, lucha entre el bien y el mal, muchos desfases espacio/temporales, mucha fantasía,etc. De manera que como Lobezno aparece en la Guerra Civil, desaparece, privándonos de la posibilidad de haber podido ganar la Guerra Civil y haber cambiado el curso de la historia. ¡Una lástima!

Terminar esta presentación diciendo que el título del cómic, “Sangre, Arena y Garras”, hace alusión a “Sangre y Arena” de Vicente Blasco Ibáñez.

Tanto si os gustan los superhéroes como si no, este cómic merece ser tenido en cuenta.

Un saludo.

Casimiro Castaño

Más :  Komikiak

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Komikiak y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.