Azaroa 2018 Noviembre Brigadistas suecos

Del CALENDARIO 2018 de la ASOCIACION DE AMIGOS DE LAS BRIGADAS INTERNACIONALES (AABI) dedicado a la solidaridad internacional. 
Este año se cumplen los 80 años de la despedida de las Brigadas Internacionales. Una ocasión para recordar a  aquellos miles de voluntarios que  lucharon  defendiendo la libertad y la República. En el de este año  dedican el calendario a los colectivos nacionales más pequeños.  El 24 de septiembre de 1938 el Gobierno decidió la retirada del frente de los internacionales.

BRIGADISTAS SUECOS

La clase trabajadora sueca manifestó pronto una clara actitud antifascista y por eso, cuando se produjo el golpe fascista en España, los Sindicatos emitieron un llamamiento de apoyo al pueblo español. El Comité Central Sueco de Ayuda a España impulsó un vasto movimiento de solidaridad con centenares de voluntarios que recaudaron grandes cantidades de dinero, ropa, alimentos y medicamentos. El Comité impulsó también la creación del moderno hospital en Alcoy – en el que participaron médicos y enfermeras escandinavos – y varios hogares infantiles.

Pero la ayuda fue más allá, 600 voluntarios lucharon en las Brigadas Internacionales, la mayoría en la XI BI. Intervinieron en la defensa de Madrid y en las grandes batallas hasta su retirada. De ellos 162 cayeron en el campo de batalla y ninguno quedó ileso. Entre los inválidos, destaca Bruno Franzen, miembro de la compañía de ametralladoras gravemente herido en la batalla de Guadalajara. Salvó su vida gracias a los esfuerzos de los doctores Douglas Jolly, neozelandés, y Norman Bethune, canadiense.

Se puede remarcar elsignificativo papel que jugó el estudiante de teología Olle Meurling, caído endiciembre durante los combates de Boadilla, mientras protegía con fuego deametralladora la retirada de su unidad.

Göta Andersson se integró con otros internacionales en los grupos guerrilleros. En libro Partisaner contaría años después sus hazañas y tragedias en la retaguardia fascista.

El 23 de septiembre, última jornada de lucha de las Brigadas Internacionales, la Compañía Escandinava vio cómo los fascistas lograban tomar las posiciones de una unidad vecina. El fuego cruzado de todas las armas cayó sobre ellos segando la vida de muchos combatientes. Pero la Compañía no entregó sus posiciones. Semanas más tarde los voluntarios suecos retornaban a su país con el orgullo de haber dado un alto ejemplo a los trabajadores antifascistas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Egutegia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.