A UN COMPAÑERO MUERTO EN EL FRENTE DE ARAGON (III)

Has muerto, camarada,

en el ardiente amanecer del mundo.

Has muerto, cuando apenas

tu mundo, nuestro mundo, amanecía.

Llevabas en los ojos, en el pecho,

tras el gesto implacable de la boca,

un claro sonreír, un alba pura.

 

Te imagino cercado por las balas,

por la rabia y el odio pantanosos,

como tenso relámpago caído,

como la blanda presunción del agua,

prisionera de rocas y negrura.

 

Te imagino tirado en lodazales,

caído para siempre,

sin máscara, sonriente,

tocando, ya sin tacto,

las manos de otros muertos,

las manos camaradas que soñabas.

 

Has muerto entre los tuyos, por los tuyos.

 

Octavio Paz México, 1937

En la revista Hora de España, nº 9. Valencia, septiembre 1937.

Nacido en la ciudad de México en 1914, es uno de los grandes y más prolíficos poetas y ensayistas en lengua castellana del siglo XX. Vino a España a participar en el II Congreso Internacional de Escritores celebrado en Valencia en el verano de 1937.Identificado con la causa del pueblo español y con la de otros muchos compatriotas suyos que, como el pintor muralista Siqueiros, se habían incorporado activamente a su lucha. Octavio Paz luego evolucionó hacia la defensa radical del liberalismo, como puso de manifiesto en la celebración del 50º aniversario de aquel mencionado Congreso en 1987.
Esta entrada fue publicada en Bertsotan/ en verso. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.