SAN PEDRO

Una oscuridad extraña inunda el aire esta noche,

escena inusual que la luna traiciona.

Figuras extrañas, sombras que antes tuvieron

vida, acostumbradas a moverse a media luz,

hablan cansados, caminan errabundos, disfrutan

con cosas triviales, que antes carecían de sentido.

Pálido recuerdo, esta turba escuálida

y  mugrosa, de un temible poder ya perdido.

 

Acostumbrada la vista, miran lejos, más lejos,

reconocen mejor las primeras apariencias.

Estos locos, esta sucia masa de desecho, son mentiras

qué estúpidos carceleros dominan sin sentido.

Son gigantes encadenados y echados al cielo

para colmatar un viejo infierno vacío.

 

Clive Branson

En Poesía angloamericana de la Guerra Civil española. Trad. de Ángel Crespo

Clive Manson, pintor y poeta inglés, llegó a España a finales de 1937; fue capturado a finales de marzo de 1938, durante la ofensiva franquista sobre Aragón. Estuvo ocho meses en el campo de concentración de San Pedro de Cardeña, donde escribió varios poemas, hasta que fue repatriado a finales de ese año. En San Pedro describe la atmósfera fantasmagórica del campo de prisioneros y la desesperanza que les embarga. La octava va despegando una serie de imágenes armoniosas en las que se establece un fuerte contraste entre luz y sombras, al que se une la expresión de decaimiento psíquico provocado por la derrota y la cárcel.

 

 

Esta entrada fue publicada en Bertsotan/ en verso. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .