¡EL PUEBLO UNIDO JAMÁS SERÁ VENCIDO!

El día 24 de este mes de enero se cumplirán 40 años de uno de los episodios más trágicos y vergonzantes de nuestra historia reciente: La matanza de los abogados de Atocha.

Pasadas las 10.30 de la noche de aquel lunes de enero, un comando fascista, compuesto por al menos 3 individuos armados, irrumpió en el despacho de abogados laboralistas del número 55 de la calle Atocha de Madrid buscando al entonces secretario general del sindicato de transportes de C.C.O.O., Joaquín Navarro, que semanas antes había ayudado a desmantelar la llamada “mafia franquista del transporte”. Al no encontrar a Navarro, los verdugos fascistas, en represalia, comenzaron a disparar contra todas las personas que había en el despacho asesinando a 3 abogados, Enrique Valdelvira, Javier Benavides y Francisco Sauquillo; al estudiante de derecho Serafín Holgado y al administrativo Ángel Rodríguez. En el tiroteo también resultaron heridos de gravedad Miguel Sarabia, Alejandro Ruíz-Huerta, Luís Ramos y Dolores González.

Dos días después, en la mayor manifestación acaecida tras la muerte del dictador, se celebraba el entierro de los asesinados en medio de un impresionante silencio. Centenares de miles de personas homenajearon puño en alto en el mismo centro de Madrid a quienes desde los últimos años del franquismo habían luchado denodadamente por la justicia y la libertad.

Aquella demostración de fuerza de todo un pueblo echado a la calle para despedir a los suyos marcó un importante punto de inflexión. Tres meses después, el sábado 9 de abril, se legalizaba al P.C.E., contra el deseo de los sectores más reaccionarios del postfranquismo y de las FF.AA.

40 años después siguen sin aclararse cuestiones básicas sobre aquel salvaje atentado: No se sabe a ciencia cierta quien participó directamente en él. No se sabe quién lo ordenó. Se desconoce si hubo apoyo de neo-fascistas italianos y de mercenarios franceses de ultraderecha, tal y como se sospechó entonces. No se sabe con exactitud con que armas se cometieron los asesinatos, aunque se presume que se usaron subfusíles “Ingram Mac 10 (Marietta)”, que por aquel entonces eran una de las pistolas automáticas favoritas de la C.I.A.

Jaime Sartorius, a la sazón abogado de la acusación particular, declararía años después: “Faltan las cabezas pensantes. No nos dejaron investigar. Para nosotros, las investigaciones apuntaban hacia los servicios secretos, pero sólo apuntaban. Con esto no quiero decir nada.”

Sin embargo, al principio de la década del 90, y después de que el primer ministro italiano, Giulio Andreotti, desvelara sin tapujos que durante los años 70 había existido en Europa una organización anticomunista secreta, conocida como la “Red Gladio”, responsable de numerosos atentados terroristas contra las organizaciones de izquierda y sus representantes políticos o sindicales, el contra espionaje italiano, el C.E.S.I.S., daba a conocer un informe en el que aseguraba que el máximo representante de la “Red Gladio” en Italia, Carlo Cicuttini, había participado en la matanza de Atocha.

Quizás algún día, cuando las personas decentes estén al frente del gobierno de este país, lleguemos a saber qué pasó exactamente aquellos días de enero del 1977. Hoy, solo podemos recordar a aquellos compañeros asesinados por la barbarie fascista y honrar su memoria como se hace con todos los que, de una manera u otra, perdieron la vida por servir al pueblo: ¡HERMANOS, NOSOTROS NO OLVIDAMOS!

¡EL PUEBLO UNIDO JAMÁS SERÁ VENCIDO!

El pueblo unido, jamás será vencido
El pueblo unido jamás será vencido…

De pie, cantar
Que vamos a triunfar
Avanzan ya
Banderas de unidad
Y tú vendrás
Marchando junto a mí
Y así verás
Tu canto y tu bandera florecer
La luz
De un rojo amanecer
Anuncia ya
La vida que vendrá

De pie, luchar
El pueblo va a triunfar
Será mejor
La vida que vendrá
A conquistar
Nuestra felicidad
Y en un clamor
Mil voces de combate se alzarán
Dirán
Canción de libertad
Con decisión
La patria vencerá

Y ahora el pueblo
Que se alza en la lucha
Con voz de gigante
Gritando: ¡adelante!
El pueblo unido, jamás será vencido
El pueblo unido jamás será vencido

La patria está
Forjando la unidad
De norte a sur
Se movilizará
Desde el salar
Ardiente y mineral
Al bosque austral
Unidos en la lucha y el trabajo
Irán
La patria cubrirán
Su paso ya
Anuncia el porvenir

De pie, cantar
El pueblo va a triunfar
Millones ya,
Imponen la verdad
De acero son
Ardiente batallón
Sus manos van
Llevando la justicia y la razón
Mujer
Con fuego y con valor
Ya estás aquí
Junto al trabajador.

Letra y música: Quilapayun. 1974.

Entierro de los abogados de Atocha. 26 de enero de 1977. Plaza de Colón. Madrid

Entierro de los abogados de Atocha. 26 de enero de 1977. Plaza de Colón. Madrid

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Musikaz blai y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s