A LAS BRIGADAS INTERNACIONALES/ Rafael Alberti

A LAS BRIGADAS INTERNACIONALES

2015-11-19_174845Venís desde muy lejos… Mas esta lejanía

¿qué es para vuestra sangre, que canta, sin fronteras?

La necesaria muerte os nombra  cada día,

no importa en qué ciudades, campos o carreteras.

 

De este país, del otro, del grande, del pequeño,

del que apenas si al alma da un calor desvaído,

con las mismas raíces que tiene un mismo sueño,

sencillamente anónimos y hablando habéis venido.

 

No conocéis siquiera ni el color de los muros

que vuestro infranqueable compromiso amuralla.

la tierra que os entierra la defendéis, seguros,

a tiros con la muerte vestida de batalla.

 

Quedad, que así lo quieren los árboles, los llanos,

las mínimas partículas de la luz que reanima

un solo sentimiento que el mar sacude: ¡Hermanos!

Madrid con vuestro nombre se agranda y se ilumina.

Rafael Alberti

Publicado por primera vez en Nuestro Ejercito, 18 de Septiembre de 1937

albertiNacido en 1902, en El Puerto de Santa María, este conocido poeta murió a punto de cumplir el siglo el año 2000. Tuvo un protagonismo importante en la efervescencia poética y cultural  que arrancó de la generación del 27. Neruda hizo un retrato intenso de aquella figura: Yo conocí a Alberti en las calles de Madrid con camisa azul y corbata colorada. Lo conocí militante del pueblo cuando no había muchos poetas que ejercieran ese difícil destino. Aún no habían sonado las campanas sobre España, pero él ya sabía lo que podía venir. .. Su poesía tiene como una rosa roja milagrosamente florecida en invierno… Esa rosa iluminó el camino de los que en España pretendieron atajar el fascismo. Alberti no sólo escribió sonetos épicos, no solo los leyó en los cuarteles y en el frente, sino que inventó la guerrilla poética, la guerra poética contra la guerra. Inventó las canciones que criaron alas bajo el estampido de la artillería, canciones que después van volando sobre la tierra. (En “Confieso que he vivido”) Forzado al exiliarse al término de la guerra, pasó por París, Buenos Aires y Roma, retornando a España en el inicio de la Democracia, siendo nombrado Senador en el Primer Parlamento de la Monarquía.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bertsotan/ en verso. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s