A MARGOT HEINEMAN

2015-11-19_174845Corazón de este mundo sin corazón.
Querido corazón, pensar en ti
es un dolor a mi lado
la sombra que enfría el paisaje.

El viento se levanta al atardecer,
Recordando que el otoño está cerca.
Tengo miedo de perderte,
tengo miedo de mi miedo

En el último kilómetro hacia Huesca,
La última barrera de nuestro orgullo,
Piensa amablemente, cariño,
que siento que estás a mi lado.

Y si la mala suerte abatiera mi vigor
En una tumba poco profunda
recuerda todo lo bueno,
no te olvides de mi amor

John Cornford Otoño de 1936

John Cornford  En Un país donde lucía el sol. Ed. Hiperión. Madrid. Trad. Bernd Dietz
cornfordJohn Cornford había sido un brillante estudiante en el Trinity College de Cambridge. Recién obtenido el graduado en Historia, estalló En España la Guerra Civil; marchó de vacaciones a Francia y desde allí se acercó a España para ver los acontecimientos más de cerca. Se alistó en una columna de POUM por su impaciencia para esperar informe de Inglaterra avalando su antifascismo; estuvo en el frente de Aragón, primero en Perdiguera y luego en Monte Aragón, al pie de Huesca; el “caos y aburrimiento “ que encontró le permitió escribir las poesías de guerra que le harían famoso. Cansado y con fiebre, regresó a Londres para reponerse y buscar nuevos voluntarios. A principios de noviembre se integró en una compañía de la XII BI con la que participó en los combates de la Ciudad Universitaria, donde fue herido. No tardó en reincorporarse, integrándose en una compañía inglesa perteneciente a batallón “La Marsellesa” de la XIV BI. La ofensiva lanzada por Queipo de Llano a finales de 1936 sobre el frente de Córdoba exigió el envío de la XIV BI en la Navidad de ese año, logrando contener el avance hacia Andújar y Jaén. Esos combates causaron la muerte de Ralph Fox y John Cornford; éste murió abatido por los disparos de una ametralladora en Lopera cuando intentaba socorrer a un compañero herido; acababa de cumplir veintiún años. Su impaciencia por la acción es mencionada por José Ángel Valente y ello se reflejaba en su forma de hablar: “¿Quién es ese muchacho que habla como una ametralladora?” Tom Wintringham cuenta que le preguntó un amigo que asistía a una conferencia de Cornford meses antes del comienzo de la guerra. (English Captain).
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bertsotan/ en verso. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s